Xenoblade Chronicles 3 de vuelta, pero sin waifus

Xenoblade Chronicles 3 ya está disponible en Nintendo Switch y se puede tratar de uno de los mejores JRPG en mucho tiempo.

Maravilloso a muchos niveles, pero sin waifus. Así es como se ha presentado Xenoblade Chronicles 3 en el mundo entero. Lo ha hecho con la firme intención de llevar la franquicia Xeno un paso más allá y conseguir que se vaya consolidando como una de las sagas JRPG más importantes de estos tiempos. Para ello, eso sí, se han tenido que hacer cambios que no han gustado a todos los usuarios.

Ya con Xenoblade Chronicles 2 hubo mucha polémica e incluso se censuraron algunos elementos en el camino de llegar a Occidente tras el lanzamiento del juego en Japón. Desde siempre, en Occidente las compañías, como Nintendo, han sido muy cuidadosas con todo aquello relacionado con el erotismo y la sensualidad. En Japón nunca se han preocupado por ello hasta los últimos años, cuando la influencia occidental les ha hecho comenzar a cambiar algunos de sus hábitos.

Por ello, a la hora de trabajar en esta nueva entrega, al equipo de desarrollo le resultaba más rentable comenzar con un punto de vista global para el mundo entero que después tener que hacer cambios. Además, Japón también se ha introducido en la misma corriente que el resto del planeta y, por otro lado, no hay que olvidar que, en el mercado nipón, Nintendo Switch es una consola totalmente casual-familiar y no un sistema al que vayan de cabeza todos los hardcore gamers.

Los japoneses fueron los primeros en quejarse de la ausencia de waifus en el juego (al menos masivamente como en la entrega previa). Pero haciendo un repaso de todos los comentarios, se podían apreciar los mismos problemas en aquellas personas que ponían el grito en el cielo. Y eso no hace sino justificar, en cierto modo, la decisión que se ha tomado desde la desarrolladora. Esos comentarios de japoneses molestos apuntaban a que el juego necesitaba obligatoriamente contenidos picantes, decían que solo se atraería al público joven y que era difícil que el juego vendiese sin personajes femeninos más atractivos.

Aunque no todo el mundo que defiende las waifus lo hace con esos mismos argumentos, no se puede negar que hay algo/mucho de razón en las decisiones que ha tomado el equipo de desarrollo. Porque es muy obvio que Xenoblade Chronicles 3 no necesita recurrir a las waifus como elemento que ayude a impulsar las ventas del juego. Si eso ocurre es porque el público objetivo en Japón está demasiado concentrado en ese tipo de público, mientras que, en el resto del planeta, no se le da tanta importancia.

Pero hay algunas cuestiones que sí resultan irrefutables y que restan puntos a la excelente propuesta que representa esta nueva entrega de la franquicia rolera. Lo primero es que se echan de menos personajes con carisma y encanto como Pyra y Mythra. Estas heroínas solo estuvieron presentes en Xenoblade Chronicles 2, pero un solo juego fue más que suficiente para que gozasen de una gran popularidad en todo el mundo. Fama que ha permitido que se comercialicen todo tipo de productos con su aspecto. Por desgracia, pasará mucho tiempo hasta que otro Xenoblade tenga personajes tan bien construidos e interesantes como los que tuvo la segunda entrega.

Lo segundo de lo que hay que hablar respecto al juego es que el diseño de personajes está muy lejos de alcanzar la profundidad que ha tenido en otros de los juegos de la franquicia. Dejando al margen el atractivo de los personajes, tanto masculinos como femeninos, lo que nos encontramos es un aire demasiado genérico, con diseños en los que da la sensación de haber una pequeña falta de interés por crear héroes como los que dejaron huella con anterioridad. Hay personajes que tienen un estilo Genshin Impact que es demasiado simplista y que aleja la impresión favorable que dejó la saga en otros de sus episodios.

Aun así, no es algo que se pueda aplicar a todos los personajes y sería injusto generalizar. Quizá el problema de Xenoblade Chronicles 3 es que juegue contra la gran sombra que dejó la secuela, en la que llegaron a participar todo tipo de dibujantes y artistas del manga creando las invocaciones que se podían ir desbloqueando a lo largo de la partida. Eso le dio a la secuela una gran personalidad y un estilo que hacía que en todo momento hubiera un factor de descubrimiento (motivado por la gacha y el desbloqueo que se iba produciendo).

Como decíamos, sería injusto valorar negativamente Xenoblade Chronicles 3 por todo lo relacionado con el diseño de personajes, y hay que reconocer que se trata de uno de los mejores JRPG que se han lanzado en los últimos tiempos. Se disfruta de forma independiente a la secuela y tiene mucho material con el que invertir horas y horas. Nadie se equivocará haciéndose con esta tercera entrega de la franquicia Xeno Chronicles que tanto está gustando a los usuarios de las consolas de Nintendo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...