Uncharted, el pasado de Drake

Reflexión sobre Uncharted y de las diferentes críticas que recibió.


Me encuentro con un artículo sobre ‘Uncharted 2’ en el último número de mi admirada EDGE (edición española) . El autor del mismo, antes de meterse en faena, se dedica a  echar tierra sobre la primera aventura de Nathan Drake. Tras  leer detenidamente la trabajada argumentación tengo un par de cosas claras, en EDGE ni son infalibles ni tengo por qué coincidir siempre con la opinión que expresan.

El artículo arremete contra el guión, el personaje y el gameplay del primer título achacándoles su falta de personalidad. Y si bien es cierto que la historia estaba muy trillada, el protagonista hacia pensar en Lara Croft y los escenarios eran demasiado acartonados mostrando su mecánica nada más aparecer ante nuestros ojos, también lo es que el guión resultaba fresco además de familiar, que Drake bebía más de los seriales de los años 30 que inspiraron a Indiana Jones que de nuestra querida Lara y que algunos escenarios, además de previsibles, mostraban ese tipo de belleza que hace que sueltes el mando por un momento (impagable ese submarino encallado en la montaña). Pero lo más importante de todo (y es algo que pasa por alto el autor del reportaje) es el poso que ha dejado ‘Uncharted’ en los jugadores.

El submarino de Uncharted, puro placer visual

El submarino de Uncharted, puro placer visual

‘El tesoro de Drake’ es sin duda de los juegos que salen más beneficiados a la hora de recordarlos. Si preguntamos a cualquier usuario de PS3 sobre los títulos que le dejaron marcada su huella en las navidades del 2007, sin duda ‘Uncharted’ aparecerá entre ellos. Os voy a contar una historia. Cuando el director Martin Scorsese le habló de una película que tenía en mente a su amigo George Lucas allá por finales de los 70, este último le comentó que por qué terminaba tan mal la historia. El bueno de Martin respondió simplemente que lo que quería contar era así. Lucas, que por entonces todo lo que tocaba se convertía en oro, le espetó algo parecido a esto: ‘El último cuarto de hora de una película a de ser exultante, que deje a los espectadores sin aliento y contentos. Aunque el resto de la proyección sea un desastre, lo que van a recordar los espectadores son esos últimos quince minutos,  esa es la sensación que va a perdurar dentro de ellos’. Scorsese no le hizo caso y la película …fue un fracaso comercial. A pesar de que el juego de Naughty Dog resultaba en algunos momentos un producto imperfecto, sus bondades eran suficientes como para ser las que actualmente reposan en la mente del jugador. El ser humano es así, tiende a olvidar lo malo para recordar lo que le resultó agradable.

Aunque hay que reconocer que estos tipos de la revista EDGE son condenadamente buenos, tal vez en algunas ocasiones olvidan en sus análisis de la industria un importante punto de vista, el tuyo. Te emplazo a un próximo post donde veremos qué tiene que ofrecer ‘Uncharted 2’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...