The Elder Scrolls Online tiene problemas con Microsoft

The Elder Scrolls Online podría fracasar en su llegada a Xbox One si Microsoft no decide cambiar su política para los juegos online.

Microsoft negociará con Bethesda

Veamos en perspectiva la situación en lo vinculado con el lanzamiento de The Elder Scrolls Online. Hace poco tiempo Bethesda anunció que los usuarios interesados en este título multijugador deberán hacer el pago de una cuota mensual de 15 dólares norteamericanos. Esta tarifa se aplicará tanto a la versión de PC, que funciona de forma independiente, como a las de consolas, las disponibles en PlayStation 4 y Xbox One respectivamente.

El problema está claro y es fácil entender dónde se encuentra. En PC no hay sistema de apoyo que el juego necesite de ninguna manera, mientras que en PlayStation 4 no hay de qué preocuparse, dado que Sony decretó que no será necesario pagar PlayStation Plus para los juegos disponibles de forma free to play. Pero con Microsoft y Xbox One las cosas cambian. Los futuros usuarios de Xbox One que quieran jugar a The Elder Scrolls Online no solo van a tener que pagar los 15 dólares de rigor del juego, sino que también deberán afrontar el pago de los 5 dólares mensuales que costará el servicio Xbox Live Gold. Pagar una doble tarifa será excesivo para el público, lo que ha hecho que en Bethesda tengan que actuar para intentar buscar una solución al respecto.

Debido a esta situación, Bethesda ha anunciado que está en negociaciones con Microsoft a fin de encontrar algún tipo de solución que permita a los jugadores de Xbox One ahorrarse la cuenta de Xbox Live Gold para disfrutar del juego. No es algo que se pueda dar por seguro, pero al menos van a intentar que Microsoft haga una excepción.

Hace poco tiempo la desarrolladora de World of Tanks se encontró con la misma situación y al final declaró que estaban en contra, pero que no podían hacer nada para solucionarlo. Es poco probable que Bethesda saque algo más positivo de esta negociación, aunque nadie les quita el honor de intentar beneficiar a los usuarios.

Lo que ocurre con las excepciones, como la que Bethesda quiere conseguir, es que terminan convirtiéndose en algo normal. Si Microsoft le da este derecho a Bethesda los usuarios se acostumbrarán y lo exigirán para otros juegos futuros, especialmente para los que estén editados por la propia creadora de la consola Xbox One. Esto deja en el aire lo que ocurrirá con The Elder Scrolls Online, así que el público sigue muy interesado en descubrir en qué terminan todas estas negociaciones.

Vía: OXM

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...