The Dishwasher: Vampire Smile

The Dishwasher: Vampire Smile aprovecha todo el potencial de The Dishwasher: Dead Samurai, entregando un brutal juego de acción en 2D cuyos controles y animaciones en combate se sienten mejor que antes, y el juego cooperativo en línea hace que sea aún más fácil disfrutar de este juego.

The Dishwasher: Dead Samurai es un divertido juego de acción, pero que sin embargo no cuenta con esa chispa y visión que destacan a los juegos especiales. Su secuela, The Dishwasher: Vampire Smile, es un emocionante viaje hermoso y triste que aprovecha el potencial de la versión original en un efecto fantástico.  Los controles y animaciones en combate se sienten mejor que antes, y el juego cooperativo en línea hace que sea aún más fácil disfrutar de este juego brutal de acción en 2D. Incluso más que su predecesor, Vampire Smile posee una fuerte identidad, estableciéndose en un estado de ánimo turbio que corresponde a las decapitaciones espantosas que allí se realizan.

The Dishwasher: Vampire Smile

La campaña comienza con la elección de uno de estos dos personajes: El prisionero o El lavavajillas. Jugaremos a través de los mismos niveles y luchar contra los mismos enemigos, cualquiera sea el personaje elegido, aunque nos encontraremos con dos lados diferentes del melodrama violento, lo que se transforma en una buena razón para jugar la campaña en dos ocasiones.

Sin embargo, lo que destaca al título es sin dudas la acción. A pesar de haber terminado la campaña en dos ocasiones, con dos personajes diferentes, la sangre-empapada del héroe elegido, la acción en 2D con desplazamiento lateral  rápidos y frenéticos serán razón suficiente para querer volver a jugar.

Cada nivel se da en un contexto de viñetas de cómic que a menudo muestran el camino, y nos permite recoger armas nuevas y mejores a las que tenemos, añadiendo variedad. Encontremos a la espada nube, el analgésico, la guillotina, entre otras poderosas armas.

Retomando a la comparación entre el original título y esta secuela, vale destacar que en The Dishwasher: Vampire Smile la acción se siente aún mejor que en Dead Samurái, debido a la variedad, las animaciones más fluidas y la acción en general que ofrece el juego.

Además, la campaña llega a un punto en un memorable nivel final en la que el estilo de arte adquiere un nuevo giro, e incluye una representación visual inteligente de uno de los temas principales del juego: la manipulación y control. Si jugamos  en dificultad media, los combates contra jefes finales no son demasiado difíciles – sólo un reto suficiente para ganar en nuestro primer intento con una pizca de salud de sobra.

Los defectos son pocos, aunque por desgracia  no se puede escapar a la sensación ocasional de la falta de objetivos que a veces se entromete en el diseño de los niveles a pesar de las flechas dispersas que ayudan a encontrar el camino. Pero estas son cuestiones insignificantes en una secuela que toma las bases establecidas por su antecesor y las mejora considerablemente.

Fuente: Gamespot

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...