Siete motivos por los que Heavy Rain no venderá bien

Cuanto más material sale a la luz está más claro que nos encontramos ante un juego de una factura impecable, sin embargo no puedo confiar en absoluto en que un producto así sea un éxito de ventas. Hay demasiadas dudas en torno a Heavy Rain y demasiados hándicaps a tener en cuenta.

Siete motivos por los que Heavy Rain no venderá bien

Siete motivos por los que Heavy Rain no venderá bien

Heavy Rain está dando mucho de qué hablar en los medios especializados. Su innovador y chocante planteamiento ha llamado la atención de todo el sector, y muchos estamos expectantes de cómo será el producto final y de su impacto en el mercado. Cuanto más material sale a la luz está más claro que nos encontramos ante un juego de una factura impecable, sin embargo no puedo confiar en absoluto en que un producto así sea un éxito de ventas.

No me malinterpretéis, no dudo de la calidad de Heavy Rain ni pretendo echar por tierra sus magníficas ideas, tan sólo quiero exponer que hay demasiados elementos de este juego que pueden fallar a nivel de márquetin como para esperar que todo vaya a ir bien en las tiendas. La calidad y el éxito no van siempre de la mano, y aunque este título pueda acabar teniendo un 9.5 en Metacritic al fin y al cabo la nota no importa y lo que manda es el márquetin. Y hay demasiadas dudas en torno a Heavy Rain y demasiados hándicaps a tener en cuenta. Ahí van algunos motivos por los que pienso que este juego no venderá millones de copias.


1.- Se trata de una franquicia nueva

El jugón no arriesga, siempre va a lo seguro. Eso está claro. Sesenta euros es mucho dinero por un juego, y no estamos para tirarlo a lo loco. El título de Quantic Dreams no se ha ganado aún una legión de seguidores perteneciendo a una franquicia establecida, y eso lo alejará de los compradores que quieren tener la seguridad que otorga una gran marca como Halo, Final Fantasy, Zelda o FIFA. Cierto, hay montones de juegos que aún con esta dificultad inicial triunfan por todo lo alto, pero no es la única traba que tendrá que superar Heavy Rain.

2.- No pertenece a un género de moda

Hoy en día lo que triunfan son los juegos de aventura, los RPG’s y los shooters. Y si nos vamos al lado casual de la vida tenemos los juegos deportivos, los musicales y las recopilaciones de minijuegos. No podemos englobar Heavy Rain en ninguna de esas clasificaciones. Más bien se parece a las aventuras gráficas que tanto gustaron antaño, y aún así no es exactamente eso. Sorprender al público está bien, es sano para la industria y es interesante para nuestras mentes, pero a nivel de mercado es un riesgo. Puede salir bien, o puede salir mal.

3.- Es una propuesta innovadora y desconocida

¿Qué es Heavy Rain? ¿En qué consiste? ¿Qué aporta al jugador? Es más, ¿qué aporta el jugador al propio juego? Ahora que comienzan a surgir vídeos y con la demo en ciernes estas cuestiones se van despejando, y sin embargo aún hay muchos usuarios confusos con respecto a este título. La desinformación hace al comprador miedoso, y eso nos lleva de vuelta al primer punto de este artículo. Si no se le aclaran esas dudas a la masa de usuarios de PS3 y se les familiariza con el concepto de juego, este título jamás será un éxito.

4.- El guión de Fahrenheit defraudó a muchos

No he jugado al anterior juego de Quantic Dreams, es una de esas espinitas que tengo clavadas de hace tiempo. Sin embargo he leído y escuchado suficientes críticas para saber que su guión defraudó a mucha gente, especialmente a partir de la segunda mitad del juego. Dado el enorme peso que la trama tendrá sobre Heavy Rain, surgen dudas razonables sobre si dará la talla. Seguramente me equivoque, y el título sea tan brillante como aparenta. Aún así la desconfianza inicial será otra barrera a superar.

heavyrain

5.- No tiene un personaje principal carismático y reconocible

¿Quién es el prota de Heavy Rain? Hemos visto muchos vídeos en los que manejamos a distintos personajes, y de hecho habrá cuatro personajes jugables: Norman Jayden, Scott Shelby, Ethan Mars y Madison Paige. Y más allá de los titulares amarillistas de numerosas publicaciones web haciendo énfasis en los desnudos y escenas de carácter sexual con la señorita Paige de por medio, lo cierto es que no sabemos nada de estos protagonistas. El jugón tiende a necesitar reconocer una cara para recordar un juego. Ahí están Mario, el Jefe Maestro, Solid Snake, Kratos, Lara Croft y tantos otros personajes alrededor de cuya personalidad giran todos los productos en los que los vemos. No es un hándicap insuperable, la propia saga Final Fantasy demuestra que no hace falta un personaje principal reconocible para triunfar. Y sin embargo, que levante la mano el que piense que un prota carismático no es algo que active las ventas.

6.- Las «películas interactivas» tienen mala fama

Cuando las videoconsolas tuvieron sus primeros coqueteos con los CD-ROM se crearon auténticas aberraciones digitales llamadas «películas interactivas». A algunos lumbreras se les ocurrió que ofrecer imágenes de alta calidad en comparación con los brutos píxeles del momento (aunque pésimas comparadas con el cine y la televisión) sería un triunfo incluso a costa de destruir la capacidad de interacción del jugador. David Cage, director de Heavy Rain, sabía que el término debía usarse con cuidado a la hora de referirse así a su juego. Aún así lo hizo, no haciéndole ningún favor a su creación de cara al público. No queremos saber nada de «películas interactivas», queremos juegos en los que NOSOTROS seamos los protagonistas. Esas dos palabras están prohibidas en término de márquetin de videojuegos. Y las han dicho.

heavy-rain1

7.- Es demasiado profundo

«Durante años, hemos querido crear una experiencia diferente, no basada en acciones repetitivas y centrada más en la fuerza de la narrativa y la emoción. Así hemos llegado a Heavy Rain en cuyo corazón se encuentra la implicación emocional, empatía, acciones contextuales, elecciones morales y toma de decisiones.» Estas palabras del propio David Cage dejan claro que no estamos ante un juego donde la capacidad narrativa termina donde empiezan los tiros y las hostias. Se trata de un concepto de juego que implica al jugador intelectual y emocionalmente. Que requiere de sensibilidad artística y paciencia para ser disfrutado en esencia. Es decir, que es sólo apto para paladares exquisitos. Darle este juego a un adolescente descerebrado sería como darle caviar a los cerdos. Agradezco enormemente una propuesta tan seria como esta, alabo sus virtudes y estoy deseando ponerla a prueba, pero no puedo evitar pensar que este punto, más que ningún otro, será el que aleje a Heavy Rain de las listas de los más vendidos. A la gente no le gusta pensar ni emocionarse con un juego. La gente quiere cosas simples, conocidas y repetitivas. Es así.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...