Rumbo a la isla del tesoro, lo vas a pasar pirata

rumboalaisladeltesoro2.jpgHace ya cuatro años que Jim Hawkins concluyó su viaje con Long John Silver. La amistad que labró en tal aventura le hizo ser merecedor de su confianza, pese al temible caracter y peor vino que tenía mister Long John. La aparición es escena de el Capitán Flint, fiel papagayo del temible pirata, aparece con un mensaje de éste, dará comienzo la aventura gráfica que hoy os traemos hasta gameover.es. Jim tomará rumbo hacia Isla Esmeralda, donde descubrirá que el tesoro prometido no será tan fácil de conseguir, sino que las pruebas que John Silver ha repartido por la isla para evitar la codicia de otros piratas también le supondrán un auténtico desafío.

Una historia que tiene la «desvergüenza» de presentarse como la continuación, en formato videojuego, de “La isla del tesoro” de Robert Louis Stevenson. En lo único que se parece a la novela es en su linealidad. Nuestra única ayuda será el capitán Flint, trastornos mentales aparte. A lo largo del juego tendremos que ir resolviendo diversos acertijos para conseguir el tesoro.

rumboalaisladeltesoro1.jpgJugablemente destaca la interfaz tan sencilla e intuitiva que han desarrollado; algo que se agradece a medida que aumenta la dificultad de los contenidos del título. Comprobaremos que a lo largo de la isla aparecen muchos objetos que recoger y almacenar, llenando el inventario. Sin embargo, hay objetos que pueden combinarse entre sí para devenir en objetos con mayor utilidad. A la izquierda de la pantalla aparece la curiosa sección “Enigma”, donde irán apareciendo pistas que nos ayudarán en la resolución de los diferentes enigmas que “Rumbo a la isla del tesoro” propone. Un aspecto curioso consiste en la elaboración de nudos marineros, de poca dificultad pero que nos han parecido reseñables.

En “Rumbo a la isla del tesoro” es imposible morir, si te equivocas vuelves a aparecer en el punto donde lo hiciste mal. Además podemos escoger cinco perfiles de usuarios, de todas formas se echa en falta más variedad, dificultad y posibilidades. Con esto no queremos decir que el juego no sea entretenido, el problema es que cualquier jugador avezado acabará la aventura en una tarde. Aquellos que se atasquen siempre pueden consultar la guía elaborada por OJ Games.

rumboalaisladeltesoro3.jpgGráficamente nos ha gustado mucho, es mejorable pero los paisajes han sido cuidados y la ambientación de la isla está conseguida. El modelado de los personajes es muy flojo y son incapaces de mostrar emociones o gestos que nos sitúen en el juego. A destacar la baja calidad del video final (debe ser que lo han hecho otros…). La calidad del sonido es alta, donde destaca la animada banda sonora en la que se han incluido canciones muy apropiadas a la temática del juego. Los efectos de sonido consiguen introducirnos en los peligros de la isla, un clima de tensión suavizado por el rumor de las olas que rompen en la costa.

Rumbo a la isla del tesoro supone una curiosa forma de dar continuidad a un clásico de la literatura universal. Aporta una visión sobre los piratas bastante interesante, aunque con cierto tufillo rancio. La cantidad de pruebas de ingenio y trampas a superar lo convierten en un producto que seguro agradecerán los defenestrados seguidores del género de la aventura. En definitiva, una buena historia que podría haber llegado a algo más si se hubieran trabajado más los detalles técnicos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...