Review: Super Mario Maker, tu también puedes desarrollar videojuegos

Super Mario Maker es uno de los juegos más originales y creativos que hemos visto en mucho tiempo en el mercado.

Desarrollar videojuegos

Alguno nos habéis comentado que desde que estamos haciendo reviews de juegos de moda nos estamos olvidando un poco de Nintendo. Podríamos decir que la excusa perfecta de esto es que Nintendo tiene tanta fama y sus juegos son tan queridos que no necesita ningún tipo de apoyo. Pero aunque es bastante cierto, sería tirar balones fuera (con elegancia, eso sí). Así que hoy, en la última review del mes, vamos a tocar uno de los juegos que más nos han gustado entre los últimos que se han comercializado en la consola de sobremesa Wii U. Y no, no nos referimos al experimento de Animal Crossing a modo de Mario Party que se ha lanzado hace poco arropado de puñados de amiibos, sino de Super Mario Maker, uno de esos juegos que seguro que pasan desapercibidos.

Todo está en tu cabeza

Super Mario Maker es una propuesta creativa y distinta, arriesgada, porque se sale de los estándares a los que están acostumbrados los jugadores de Wii U. No tiene una historia donde Bowser secuestra a la princesa Peach. Ni siquiera tiene una historia, ni tampoco una campaña, ni nada parecido. Los que recuerden juegos de creatividad de épocas pasadas, como Super Mario Paint o Art Alive, reconocerán que Super Mario Maker simplemente se trata de la nueva generación de ese tipo de producto.

O explicado de forma directa para quienes no cojáis las referencias: un enorme editor en el cual podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad y luego jugar niveles que hayan salido de nuestra propia mente. Es más de lo que había hace 20 años, eso sin dudarlo.

Nos acordamos que en los clásicos de creatividad de 16 bits nosotros creábamos imágenes, escenas y cosas similares, pero estas luego no iban a ninguna parte. Si algo nos ha enseñado el mercado de los videojuegos actual es que es muy beneficioso permitir a los usuarios crear cosas y que luego estas cosan sean funcionales. Lo podríamos denominar incluso como un nuevo tipo de género en el que se engloban títulos del estilo de Minecraft, Disney Infinity o LittleBigPlanet. A la gente le gusta crear, compartir y jugar, aunque no todo el mundo está preparado para confiarle su tiempo de ocio a este tipo de propuestas.

Hay personas a las que este tipo de juegos les aburren, porque su concepto de diversión es distinto. Nosotros lo respetamos e incluso hemos sido de ese tipo de usuarios en algunas ocasiones en las que lo único que nos pide el cuerpo es aporrear botones y jugar. Pero Super Mario Maker está construido para jugadores inquietos que quieran dejar salir su creatividad. Incluso desarrolladores de renombre han llegado a dar forma a sus propios niveles y los han compartido con la comunidad.

Juego de Super Mario

Todo el mundo hace niveles

En Super Mario Maker el reto es hacer niveles y tenemos una gran serie de opciones para ello. Comenzando con la estética y con el juego que tomamos como base, pasando entre varias versiones, incluida la del primer Super Mario Bros. aparecido en los tiempos de NES. Elegir un estilo u otro depende de vuestras preferencias, por lo que es algo a tener en cuenta. Cuando nos ponemos a crear niveles tenemos decenas/cientos de elementos que podemos introducir en las pantallas. No se ponen muchos límites a nuestras ideas, sobre todo cuando hemos progresado en el juego y desbloqueado hasta los recursos más especiales. Poco a poco vamos viendo que cada día tenemos más opciones de edición y esto nos engancha para que nunca llegue el momento en el que pensemos «este es el mejor nivel que he hecho, no puede haber uno mejor».

Siempre habrá más oportunidades e incluso vamos a poder utilizar los amiibo, que actuarán como sistema de transformación para que los personajes que controlemos adopten el aspecto de los héroes y villanos disponibles en forma de figura. En esto Nintendo ha sorprendido, todo hay que reconocerlo. La gracia de Super Mario Maker está, en parte, en el descubrimiento. Nos damos cuenta de que el juego nos va sorprendiendo cada vez más y que siempre es capaz de hacernos esbozar una sonrisa. Además, tiene una fuerte comunidad a sus espaldas que se compromete a que no nos falte diversión en ningún momento.

Super Mario Maker es un tapadillo, un juego al que las grandes masas no van a prestar atención, pero que tiene algo especial. Lo vamos a ver convertido en rareza. Dentro de algunos años no tenemos ninguna duda de que se habrá convertido en un título raro y cotizado, no por la jugabilidad o por lo que ofrece al usuario en este momento, sino por lo que representa para Nintendo y para su personaje más popular. Es, aunque resulte raro decirlo, el juego que merecía Mario para entablar otro tipo de relación con sus fans.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...