Review: Mario Tennis Ultra Smash, punto y partido

Mario Tennis Ultra Smash es el nuevo juego deportivo protagonizado por el fontanero de Nintendo.

Mario Tennis para Wii U

Quizá os habéis dado cuenta de que Mario se ha ido poniendo un poco más esbelto a medida que han pasado los años. Ya no está tan regordete como antaño. Sigue contando con un volumen respetable, pero lo ponemos al lado de Wario y somos capaces de apreciar diferencias. Está cada vez más saludable. Y eso se lo debe a que Nintendo lo ha metido cada dos por tres en juegos deportivos. Le pone a sudar la camiseta sin descanso, a correr de arriba a abajo de forma frenética, logrando que pierda todos los kilos que engorda debido al exceso de champiñones (que no engordan demasiado, pero suponemos que se los come con un poco de besamel, y eso ya es un poco pasarse…).

¡Todos a jugar en grupo!

Uno de los últimos desafíos que le ha puesto Nintendo delante ha sido el de Mario Tennis Ultra Smash para Wii U, lanzado en la pasada Navidad como juego para todos los públicos en el cual se apoya principalmente el modo multijugador. Porque lo que es monojugador no es que tenga demasiado que ofrecer. Algo que posiblemente no afecte a los usuarios más jóvenes, que quizá no están tan prendados de jugar en solitario o de sacar provecho a ciertos títulos deportivos más allá del versus, pero que a los fans de Mario Tennis decepcionará. Porque no olvidemos que la saga empezó con modo rolero al estilo Pokémon en la clásica Game Boy Color. Pero está claro que ha llovido mucho desde entonces y que hoy día las exigencias del mercado no son, ni mucho menos, las de antes.

Si jugamos en compañía la diversión está asegurada, tanto si lo hacemos en una misma televisión como si recurrimos al modo online. Mario Tennis Ultra Smash tiene personajes y diversión de sobras para muchas horas, sobre todo si hacemos equipo con otro jugador y nos ponemos serios para competir contra otros usuarios. Buscar la compenetración absoluta en dobles le da mucho sentido a este juego de Nintendo exclusivo de Wii U.

Hay cuatro modos de partido, pero el que más os va a sorprender es el Mega Champiñón, donde podemos usar el objeto homónimo para aumentar el tamaño. Cada vez que un jugador se come uno de estos objetos el desarrollo del partido cambia de forma notable. El otro usuario lo pasa muy mal para poder detener los fuertes golpes de su rival y para cubrir tanto terreno de juego como hace él. Pero podemos provocar que el efecto del champiñón desaparezca con un golpe fuerte o convertirnos nosotros también si vemos una seta por el campo. Eso sí, no dejemos desprotegido nuestro lado o nos meterán punto mientras intentamos ir a por la seta de marras. Con los dos jugadores transformados la diversión aumenta, porque son como dos monstruos tipo Godzilla ocupando media pantalla.

También hay un modo de tenis clásico, por si los tiros especiales y los tiros de suerte no os convencen. Pero ¿qué os podemos decir? Si lo que queréis es tenis clásico seguro que encontráis otro juego más recomendable (o no, porque desde los tiempos de Virtua Tennis el sector tiene muy abandonados a los aficionados a esta actividad). A todo esto se le suma un modo de desafío, en el cual competimos contra la computadora en solitario, enemigo tras enemigo, para ver hasta dónde llegamos. No es que Nintendo haya sido muy original con el modo, y que sea lo único que tiene cierta «progresión» queda bastante mal. Pero podemos invocar a un amiibo para que juegue con nosotros. Al principio, eso sí, hasta que lo subamos de nivel, nos estorbará más que ayudarnos… mucho cuidado con él.

Y también tenemos un minijuego de peloteo que podrían habérselo ahorrado. Con lo detallista que suele ser Nintendo para los minijuegos, ponernos solo uno es como si nos dijeran que van a lanzar contenido DLC en el futuro. No creemos que lo hagan, porque las ventas de Mario Tennis Ultra Smash no deben dar para hacerlo, pero sería una justificación en cierta manera. Nos quedamos con lo que hay, que si somos amantes del multijugador, es de sobras.

Mario, Peach y los demás tenistas de Nintendo

Podemos jugar de forma individual o en pareja, eso queda a elección de lo que nos apetezca en cada momento. Lo haremos con 16 personajes. Algunos están bloqueados al principio, así que ¡felicidades!, tenemos un motivo por el cual seguir jugando después de echarnos unos primeros partidos. El desbloqueo se puede hacer en el modo de desafío o con el dinero que ganemos. No será por formas de conseguirlo. Lo más probable es que no tengáis problemas para desbloquearlo todo con suma rapidez. A nosotros nos costó unas horas y nos llevamos la buena sorpresa de ver que el modo de dificultad alto que también se desbloquea es de auténticos demonios.

Juego de tenis de Nintendo

Los personajes están bien caracterizados, nos encantan sus movimientos y animaciones. Hay que ver lo bien que puede jugar al tenis Yoshi, no nos lo habíamos ni imaginado. Los saltos y movimientos especiales lucen mucho, pero hay algo que se nos queda corto. Lo más posible es que sea por la ausencia de objetos. Habiendo tantos power-ups en el mundo de Mario, solo la presencia de la seta que nos hace grandes nos hace quedarnos con un poco de hambre. La flor que lanza bolas de fuego y que convirtiera la pelota en una bola llameante, habría quedado muy bien. O la estrella, para ser invulnerables a los golpes de pelota del rival durante unos segundos. Incluso la piel de plátano de Mario Kart nos vendría como anillo al dedo para hacer tropezar a los rivales y que así no pudieran llegar a devolver los golpes más cruciales.

Son tantos ejemplos los que nos vienen a la cabeza que nos extraña que nadie en Nintendo haya tenido una idea parecida. Lo más posible es que la tuvieran, pero que pensaran que era demasiado costoso implementarlo, no nos engañemos con lo contrario. Todo hace que este Mario Tennis Ultra Smash nos parezca una secuela de relleno de la saga. Hay mejores partes de Mario Tennis y posiblemente en el futuro tendremos mejores ocasiones de jugar al tenis con los personajes de Nintendo. Nos queda el consuelo de que gráficamente es lo que queríamos y de que los controles están bien implementados (aunque todo el tema de las marcas en el suelo para tiros perfectos se nos antoja un poco complicado), por lo que la diversión está asegurada.

Si poco después de comenzar a jugar os aburrís, el revulsivo está claro: meteros en el modo online y empezar a disfrutar con las triquiñuelas de algunos jugadores. Los que esperan en la red, los que rematan de escándalo cruzando la bola, los que se quedan atrás para despistar… el que solo sabe jugar con Bowser para cubrir la mayor parte de la red… hay tantos tipos de usuario que os gustará ir descubriendo todos y buscando las mejores estrategias en cada caso. Al menos se puede decir que Nintendo ha entendido las bondades que supone introducir modo online en este tipo de juegos deportivos que estarían muy vacíos sin él. No os va a alucinar, pero divierte.

Vía: Nintendo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...