Plants vs Zombies

La versión de Plants vs Zombies para Nintendo DS cuenta con un diseño ingenioso y un modo competitivo realmente excelente. Poco más de un año después del lanzamiento en PC, en la versión para DS tendremos que, estratégicamente, librarnos de los Zombies utilizando nuestras plantas.

Plants vs Zombies

Estás atrapado dentro de la casa; zombis deseosos de cerebros se acercan desde todos los lados, y no hay armas de fuego o herramientas a la vista.  ¿Qué hacer?  En Plants vs Zombies, ahora disponible para la Nintendo DS, poco más de un año después de que debutó en el PC, sólo tenemos una opción: estratégicamente rodearlos con una selección de plantas listas para el combate.

Tanto las plantas que tenemos a disposición como los Zombies vienen en una variedad maravillosa de formas y tamaños, que se irán introduciendo poco a poco mientras jugamos a través del  modo campaña. La versión DS de Plants vs Zombies cuenta con la misma campaña, minijuegos y extras que en la versión del año pasado para Xbox Live Arcade. Si bien carece de juego cooperativo, sí incluye un modo competitivo excelente.

La mayor parte de Plants vs Zombies estará en el césped del frente o la parte de atrás de la casa, en donde hay un jardín un poco más grande y un estanque en el medio de él. Los Zombies irán arrastrando sus pies hacia nuestra casa, mientras nosotros establecemos la defensa en la que podemos incluir cualquiera de las casi 50 plantas diferentes (aunque no más de 10 especies diferentes en cualquier nivel).  Uno de los objetivos del juego será el de realizar la correcta elección del tipo de planta. Por ejemplo, si vemos que algunos de los Zombies van a atacar flotando sobre el jardín suspendidos en globos, será necesario asegurarse de que tenemos una planta que puede perforar o soplar los globos. Aunque en la mayoría de los niveles tendremos que hacer lo mismo, la horda de Zombies siempre es cambiante y las diferentes plantas que se utilizan para luchar contra ellos – así como los niveles establecidos por la noche y con niebla – evitan una acción repetitiva.

En cuanto a los niveles, estos toman forma de minijuegos diferentes.  Por ejemplo, hay niveles en los que se utilizan los frutos secos como bolas de bowling, y otros niveles en los que las plantas se reparten al azar, como si estuviéramos jugando a las cartas.  Todos los minijuegos que aparecen durante la campaña también se pueden jugar fuera de ella, a través de un menú que enumera más de 20 tipos de minijuegos diferentes.

Plants vs Zombies

Exclusivo de la versión de DS son cuatro minijuegos nuevos, incluyendo uno en el que tendremos que gritar en el micrófono de la consola para mantener a nuestras plantas despiertas.  Una mecánica de juego que por suerte sólo aparece una vez en toda la campaña.

Por el lado del modo multijugador competitivo de Plants vs Zombies, es una verdadera lástima que no se pueda jugar online, ya que resulta entretenido. En esta modalidad podremos elegir entre ser las plantas o ser los Zombies. Si decidimos ser las plantas, la única diferencia con la partida en solitario será que además de cuidar la casa tendremos que preocuparnos por atacar a los Zombies. Si en cambio somos los no-muertos, entonces tendremos que decidir la ofensiva hacia la casa. Hay 18 tipos diferentes de zombis para elegir, aunque se entra en cada partido con un arsenal de sólo cinco.

Plants vs Zombies

La versión DS de Plants vs Zombies sólo se toca con el lápiz táctil, que funciona igual de bien como los controles del ratón en el juego original de PC.  El único inconveniente es que mientras la pantalla superior no sirve casi para ningún propósito, la pantalla táctil es muy estrecha, ya que muestra no sólo nuestro jardín, sino también todos los «botones» que se utilizan para jugar.  El jardín prácticamente ocupa toda la pantalla, y como grandes Zombies se mueven a lo largo de la fila superior, a menudo se oscurecen los iconos que necesitamos seleccionar las plantas.  De todos modos podremos seleccionar tocando en el lugar correcto, pero esta falta de visibilidad puede causar confusión en la ocasión.  Esto rara vez causa problemas significativos durante el juego, pero en algunos niveles los zombis pueden robar nuestras plantas y en ocasiones puede ser difícil identificar que plantas se han tomado.

En fin, en términos generales, a pesar de este pequeño problema, la versión DS de Plants vs Zombies es fácil de recomendar, ya que cuenta con el mismo diseño ingenioso que el juego original. Los controles no presentan complicaciones, el audio es optimista y la curva de dificultad es decente.

Si bien tanto la versión para PC como la Xbox 360 (por no mencionar los del iPhone y el IPAD) son más baratas que la de DS, si nunca has jugado Plants vs Zombies antes, esta sigue siendo una gran manera de encontrar lo que te has estado perdiendo.

Fuente: Gamespot

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...