Nuevo ataque de censura contra Dead Island: Riptide

El lanzamiento de Dead Island: Riptide se ha visto colapsado en Australia debido a la censura de uno de sus anuncios de televisión.

Nueva censura para el juego Dead Island Riptide

La saga Dead Island ha sido fruto de distintas acciones de censura a lo largo de los últimos años, tanto en su primer juego como en la secuela recientemente comercializada, Dead Island: Riptide. La última acción contra la franquicia llega desde Australia, donde ya se ha demostrado que algunos de sus habitantes, los que más se hacen oír, tienen serios problemas con lo que se ve en los videojuegos.

Si bien recientemente se puso en marcha un comité para la calificación de los juegos, al puro estilo PEGI, creando una categoría para juegos dirigidos a mayores de edad, todavía hay muros esperando a ser derribados en el país de los koalas. Una buena muestra de ello es la forma en la que un anuncio de televisión de Dead Island: Riptide ha sido censurado de manera repentina tras la recepción de multitud de quejas por parte de usuarios y televidentes generalistas que se han encontrado con el mencionado vídeo en la televisión.

Lo que se puede ver en el vídeo de marras es a una pareja que, ante la visión de una matanza zombi que inevitablemente acabará con ellos, decide suicidarse. Después del suicidio en cuestión el vídeo termina con el implacable logo de la franquicia en el cual hay un hombre muerto colgado de un árbol. Ambos factores no han gustado nada a parte del público y al final se ha obligado a la retirada del material.

La editora de Dead Island: Riptide en Australia ha hablado públicamente acerca de la opinión que le produce esta queja sobre el anuncio de televisión. Su representante ha querido recordar que la representación de lo que se ve en pantalla, con el suicidio de la pareja, se produce claramente en un mundo de clara fantasía, un mundo que no es real y que no debería vincularse con la realidad. Al mismo tiempo, insiste en que su intención no era encontrar un vínculo con suicidios que se hayan producido en la realidad, y que tampoco tenían la intención de producir sentimientos encontrados en las familias de personas que se hayan suicidado.

Tiempo atrás Dead Island: Riptide se encontró con otro suceso también muy denunciado: la presentación de la edición limitada, que incluía un busto lleno de sangre de una mujer muerta. Los creadores del juego se disculparon por haber creado tal figura, pero al final, siguiendo las peticiones de muchos usuarios, acabaron poniendo esta edición a la venta de igual manera. Es posible que toda esta censura termine ayudando a que Dead Island: Riptide gane aún más popularidad.

Vía: IGN USA

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...