Need For Speed Carbono, explotando la franquicia

Need for Speed Carbono es la continuación de la historia (¿realmente la hubo?) que comenzó con NFS Most Wanted. Volvemos a Palmont City dos años después de los hechos acaecidos en el videojuego anterior. Ahora la ciudad es controlada por bandas que se disputan el control del territorio en las temibles “carreras del cañón”.

nfsc5.jpg En esta ocasión el garaje está dividido en tres categorías: tunning, muscle cars y coches exóticos. Han hecho una gran selección de coches reales. En el apartado de los tunning destacan los vehículos japoneses: Nissan Skyline, Subaru Impreza WRX, and Toyota Supra. Su gran potencia hace que tengamos que estar atentos a los derrapes.
Los muscle cars son puro acero de Detroit, nos han llamado la atención: el Chrysler 300 y el Dodge Challenger Concept. Además han incluido clásicos setenteros como el Chevy Camaro y el Plymouth Barracuda. Se caracterizan por su gran aceleración frente al resto de coches.
Por último destacar los Mercedes, Porche y Lamborghini de gama alta que comprenden la categoría “exótica”. Sin duda los más difíciles de conducir.
Además tendremos la posibilidad de crear nuestras propias piezas: llantas, faldones y alerones, todo ello gracias a un editor que los chicos de Electronic Arts han denominado Autosculpt.

Los usuarios de Pc podéis descargar una demo desde aquí (tened en cuenta que el archivo ocupa más de seiscientos megas). También está disponible en Xbox Live.

nfsc4.JPG Una vez que nos hayamos decidido por alguno de los treinta modelos disponibles, podemos conducir libremente por la ciudad en busca de rivales o saltar directamente al mapa y decidir qué reto aceptaremos: carreras, derrapes, persecuciones o contrarreloj. En esta ocasión tendremos la posibilidad de elegir a un compañero para que nos ayude a ganar: embistiendo a los rivales, enseñándonos caminos secretos o dejándonos coger su rebufo. Y ésta es la única novedad en cuanto a jugabilidad se refiere de Need for Speed Carbono.

Una vez hayamos conquistado el territorio de una banda tendremos que vencer a su líder en una carrera de dos vueltas a través del cañón: la primera conduciremos detrás de él y durante la segunda hay que mantenerse por delante a toda costa. Éste es uno de los aspectos más tediosos del juego ya que acaba siendo frustrante que hayan llevado la dificultad tan al límite.

nfsc2.JPG Hemos detectado algunas imperfecciones en el sistema de daños, sobre todo en las colisiones. El motor gráfico del juego es el mismo que triunfara en Most Wanted pese a que falla la sensación de velocidad. La versión para Xbox 360 incluye un modo online en el que podemos competir contra otros siete jugadores en cualquiera de los circuitos del modo carrera.
El sonido vuelve a ser un aspecto demoledor, con una gran banda sonora que incluye treinta temas “cañeros” y unos efectos impresionantes. El doblaje mantiene el tipo de forma más que correcta.
En cuanto a la duración del juego tenemos que decir que los más habilidosos acabarán el juego en menos de diez horas, aunque completarlo nos llevará el doble de tiempo.

nfsc1.JPGEn gameover.es echamos en falta las persecuciones con la policía que resultaban tan emocionantes. A cambio tenemos el modo “carreras por equipos” en el que recibiremos la ayuda de un compañero y se ha trabajado mucho más en el modo “historia” (que no sabemos a quién puede interesar).

Need for Speed Carbono puede ser considerado un exploit más de la franquicia de carreras de coches iniciada por EA hace algunos años. Sigue siendo tan emocionante como siempre, aunque si tienes Most Wanted no merece la pena comprarlo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 2
Loading ... Loading ...