Monster Hunter Freedom Unite, a la caza de mitos

Más allá de Japón, tierra donde MH reina de forma apabullante, encontramos una fiel comunidad de jugadores que sabe sacar partido incluso a los defectos del juego. Aunque todos ellos tal vez me odien después de leer este post, deberían pensar en las mejoras que se piden título tras título y que no acaban de llegar.

Monster Hunter Freedom Unite y el cazador cazado

Monster Hunter Freedom Unite y el cazador cazado

Siempre he tenido una relación de amor/odio con la franquicia Monster Hunter. Si por un lado me fascina ese inabarcable y fantástico mundo donde debemos cazar enormes bestias, por otro me enerva su rudo sistema de control que te deja vendido a las mínimas de cambio.

Sabias fueron las palabras de Shigeru Miyamoto al respecto del salto automático implementado en The Legend of Zelda Ocarina of Time: ‘Cuanto más complejo es un juego más fácil hay que ponérselo al jugador’.

¿Por qué entonces no cuenta Monster Hunter con Z-Targeting, uno de los hallazgos más importantes de aquel título?. El juego de Capcom elude la evolución al igual que los monstruos que habitan sus tierras. Desde la salida al mercado de Ocarina en 1998 la fijación automática de enemigos se ha convertido en un estándar. Es a la vez una forma de agilizar la acción de cara al jugador, de conseguir peleas más espectaculares y de solventar la mayoría de problemas de cámara (el gran caballo de batalla de las 3D).

En MH será normal vernos dando sablazos al aire mientras esperamos un zarpazo mortal por la espalda. Si nos encontráramos ante un juego sencillo no habría problema, la práctica nos convertiría en expertos a pesar de las inclemencias jugables. Sin embargo estamos ante una franquicia tremendamente exigente que necesita de mucha dedicación y esfuerzo para sacarle partido.

Más allá de Japón, tierra donde MH reina de forma apabullante (es un auténtico ‘vende consolas’), encontramos una fiel comunidad de jugadores que sabe sacar partido incluso a los defectos del juego. Aunque todos ellos tal vez me odien después de leer este post, deberían pensar en las mejoras que se piden título tras título y que no acaban de llegar.

Podrían decirme la compañía y los fervientes seguidores que la falta de fijación es ya una característica que define el juego y que sería todo un pecado modificarla. Pues oigan, les ofrezco gratis una solución: Implementen un nivel de dificultad con Z-Targeting (llámenlo ‘modo novato’ si eso les hace sentir mejor) que permita acercarse al juego a un enorme número de potenciales jugadores. Saldríamos ganando todos ¿no creen?. De nada.

Acaba de estrenarse en el mercado occidental Monster Hunter Unite, una versión vitaminada de la segunda parte. En ella nos encontramos más escenarios, más monstruos, más misiones y más armas, incluso se han disminuido hasta la anécdota los eternos y criticados tiempos de carga permitiendo la opcional instalación del juego en la Memory Stick de PSP, pero seguimos echando en falta la comentada fijación de objetivos que solvente los fallos de cámara y la opción de caza conjunta online de la que si disfrutan los nipones (sí que podemos cazar en local junto a otros tres amigos).

Aunque el mimo de Capcom a la hora de potenciar su producto sigue sin brindarnos un modo historia que de más empaque al juego sí es cierto que es agradable ver cómo podemos encontrar desde su misma salida al mercado jugoso material descargable gratuito.



Monster Hunter Freedom Unite, el juego al que amaba odiar

Me compré en su momento la primera entrega y la disfruté hasta que la dificultad se convirtió en un muro infranqueable con un ridículo tanto por ciento superado. La vendí para hacerme con la segunda parte para ver de nuevo cómo el placer se convertía en frustración. Ahora he vuelto a repetir la jugada y me he deshecho de esa copia para tener Unite. Se que me pasará lo mismo, pero como sugería en las primeras líneas hay algo en estos juegos que me empuja a intentar superarme una y otra vez. ¿Hay placer en darse cabezazos contra un muro?. El tremendo empaque que luce y la promesa de más de 500 horas de juego me dicen que sí.

No me gustaría terminar este post sin hacer mención a un hecho aberrante que no cuadra con las promesas de la industria de un feliz futuro de ocio descargable. Todos sabemos (desde las grandes compañías lo repiten una y otra vez) que eludir un formato físico abarata los precios. Así, si se evitan costes de fabricación y distribución ¿por qué el juego se encuentra en la PStore al mismo precio (según que tiendas incluso más caro) que su venta física en UMD?. Se está castigando al tipo de comprador que se quiere potenciar. ‘Paga lo mismo que el que lo compre en UMD tendrá además una bonita caja con un estupendo libro de instrucciones’. Señores de corbata y vida gris, dejen de engañar al usuario y empiecen a cumplir con lo prometido. No hace falta que lo hagan por nosotros, háganlo por ustedes, ¿o hace falta que les recuerde que es su futuro el que está en juego, no el nuestro?.

La próxima parada de MH será en Wii, donde lo visto hasta ahora promete y mucho. Es de esperar que se solventen algunos problemas de control gracias al Wiimote, o eso o el número de luxaciones de hombro desbordará las salas de urgencia de los hospitales. Ya les hablaré de ello cuando llegue el momento porque, ¿lo dudaban?, me haré con él en cuanto salga a la venta.



Monster Hunter en Wii luce mejor que nunca, esperemos que su gameplay no sea tan duro como sus monstruos

JUGABILIDAD 7 Monster Hunter Freedom Unite

  • Plataforma analizada: PSP
  • Distribuidor: Capcom
  • Desarrollador: Capcom
DURACIÓN 10
TECNOLOGÍA 10
INNOVACIÓN 7
NOTA 8
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...