Los Simpson Springfield, ¿El mejor juego de la serie?

Durante mucho tiempo, Los Simpson: Springfield se ha mantenido estable como uno de los mejores juegos de móviles.

Los años pasan y, aunque no nos sorprende, Los Simpson: Springfield (o The Simpsons: Tapped Out en su título original), sigue siendo uno de los juegos de móviles más jugados y descargados. Lo puedes descargar en Google Play para Android o App Store para iPhone e iPad y es un juego free to play, así que no tienes que gastar nada para jugarlo. Además, te podemos asegurar, como te vamos a contar por si todavía no lo conoces, que es un juego realmente divertido.

Homer Simpson la ha liado

Homer provoca la fusión de un reactor y Springfield acaba hecha pedazos. Poco después de la nada, Homer regresa a un Springfield que está destruido y en el que tiene que ponerse a trabajar duro para intentar recuperar la ciudad y a sus habitantes. Es el momento en el que el jugador entra en acción con el objetivo de disfrutar del habitual sistema freemium que tanto gusta en plataformas móviles. Nuestra misión pasa por construir casas, carreteras, poner tiendas y restaurantes, e incluso colocar mobiliario, limpiar la calle de residuos y plantar árboles.

El juego tiene un nivel de progresión fundamentado en misiones que van apareciendo según ganamos experiencia y en base a los niveles de satisfacción general de los habitantes de nuestro Springfield. Esto nos hace estar pendientes de varias acciones y factores, aunque sin llegar al exceso de lo que se ha visto en sagas como Los Sims. En Los Simpson Springfield estos parámetros van aumentando en base a la compra de objetos, visita de amigos, resolución de misiones y demás acciones que podemos realizar con facilidad.

Como en todos los freemium, necesitamos tiempo. Las construcciones tienen un tiempo de fabricación y las misiones que encomendamos a los personajes también. El tiempo de espera que tienen los edificios y negocios también se debe tener en cuenta para ir recolectando el dinero y experiencia que proporcionan de vez en cuando. En lo relacionado a las misiones todo depende mucho de la progresión de la partida, dado que podemos tener libertad completa para decidir qué hará un personaje o tener que hacer algo especial para poder avanzar en la historia. En todos los casos se aprecia la credibilidad y coherencia que hay con la serie, notándose que el guion y los diálogos están escritos por los guionistas de los capítulos de televisión. Los guiños a los episodios son constantes, y es fácil encontrar montones de pequeñas referencias que harán las delicias de los seguidores.

Siguiendo la tradición, Los Simpson Springfield tiene un sistema de microtransacciones usando donuts. Es posible conseguir donuts sin pagar, aunque se requiere paciencia, y también es cierto que algunos objetos tienen un precio elevado, pero no resultan fundamentales para acabar la historia. Hay una buena proporción entre personajes, edificios y objetos de pago en comparación a los que se compran con dinero virtual, y todos los lugares importantes quedan abiertos para que no tengamos que utilizar dinero auténtico. Las curiosidades, personajes secundarios y otros factores son lo que podremos comprar si estamos dispuestos a invertir.

El juego se complementa con un sistema de amigos que nos permite visitar a cada uno de ellos cada 24 horas para hacer tres acciones, como recaudar o incluso hacerle maldadas, como robarle un árbol especial o pintarle el instituto ante la atónita mirada de Skinner.

Puro Simpson en tu móvil

Tener los derechos de una licencia tan jugosa como Los Simpson, que cuenta con materiales visuales actuales y de calidad, permite dar forma a juegos tan eficientes como este. Manteniendo la esencia y el punto de vista de los freemium, Los Simpson: Springfield aporta una excelente representación de la ciudad donde vive Homer y compañía. Cada uno de los edificios, de los pequeños objetos y cómo no, de los personajes, está representado con atención al detalle. Se aprecia la amplia labor de investigación y recuerdo realizada al dar órdenes y misiones a los personajes, quienes harán muchas referencias a episodios vistos en la pequeña pantalla. Los menús, por su lado, son fáciles de manejar, aunque tienen algunas carencias que los convierten en un poco más complejos que los normales. Pero en general se trata de un apartado gráfico que merece la pena recordar y que proporciona unas impresiones muy positivas.

Los jugadores se cansarán de escuchar a Homer gritar cada vez que vienen visitas, pero también se agradecen algunas de las líneas de diálogo, muy divertidas y con frases delirantes. A nivel de efectos son muy simples y acompañan bien cada una de las acciones, mientras que la banda sonora ambienta de forma simplificada.

A base de actualizaciones y trabajo duro, Los Simpson: Springfield se ha transformado en uno de los mejores juegos freemium de gestión y ciudad. También es verdad que hay que reconocer que, en el camino, se han quedado muchos títulos que han terminado cerrando. Eso ha sido algo que le ha beneficiado a esta propuesta que se mantiene tan popular como la propia serie de animación en la que se basa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...