Los mejores trucos y consejos para sobrevivir en Elden Ring

Estos consejos harán tu camino inicial en Elden Ring un poco más sencillo para que así, puedas morir menos veces.

Elden Ring se ha convertido rápidamente en uno de los mejores juegos disponibles en el mercado y, al mismo tiempo, también es uno de los más complicados. Los jugadores que vienen de títulos como Dark Souls ya saben de qué va la cosa y a qué se exponen cuando se introducen en este nuevo título de fantasía medieval lleno de monstruos y peligros. Por ello, consideramos prácticamente fundamental, compartir algunos consejos y trucos que te ayuden en tu camino durante la partida.

Aprende a actuar con sigilo

El sigilo es una de las cosas que tienes que dominar rápidamente en Elden Ring si quieres sobrevivir. No es el tipo de juego en el que puedas ir de cara para luchar contra todos los enemigos que te encuentres. En realidad, con un enfrentamiento directo, tienes pocas posibilidades de salir adelante. En contraposición a eso, lo que debes hacer es camuflarte, colarte entre las filas enemigas y acabar con tus rivales de manera sigilosa para que nadie nos acabe detectando.

El único momento de luchar directamente y sin preocuparse por el sigilo será cuando ya hayas delatado tu posición y haya algunos enemigos que todavía estén en pie. En ese momento sí que puedes ir a la batalla con ellos. Pero, no lo olvides, lo más importante en cuanto a sistema de juego es que actúes con disimulo y pasando desapercibido en todo momento. Eso te permitirá pasar entre las filas enemigas de la manera más segura posible.

Elige la clase que mejor puedas usar

Las clases funcionan de manera distinta a otros juegos de tipo Souls. Aquí las clases están muy orientadas a cumplir su faceta principal y no a modificarlas radicalmente dependiendo de lo que quieras hacer. Por ello, es aconsejable que, antes de elegir clase, las estudies todas a fondo para que puedas llegar a la conclusión de cuál es la que más te interesa. Te recomendamos ver vídeos y tutoriales a fin de poder ver qué clase te aporta el estilo de juego que encaja mejor con tus costumbres.

Quizá quieras un personaje que ataque en distancias cortas o prefieras uno que se dedique a lanzar hechizos. Esto lo tienes que decidir por adelantado para luego no perder tiempo durante la partida. Porque sí podrías modificar tu clase para que adopte otras habilidades, pero el volumen de tiempo que necesitarías en Elden Ring sería muy superior a lo que ocurre en otros juegos similares.

Reúne las partes del mapa cuanto antes

Elden Ring nos introduce en un mundo muy grande y uno que, especialmente, es peligroso. Hay muchas zonas del mapa que no puedes visitar de buenas a primeras, porque no tendrás nivel suficiente para ello y serás eliminado con suma rapidez. Además, el paisaje no ayuda a que no sea fácil perderse. Por ello, una de las primeras cosas que debes hacer en el juego será intentar completar el mapa cuanto antes. Busca todas las partes del mismo y así, por lo menos, te podrás situar mejor.

No menos importante, con el mapa podrás usar los marcadores de posición que te ayudarán a situarte mejor y a saber en todo momento dónde están esos elementos que puedes necesitar.

Aprende a dejarlo correr

Elden Ring es un juego al que le gusta ponerte en situaciones imposibles. Los programadores han disfrutado imaginando esas situaciones en las que el usuario se encontrará ante retos que no podrá completar por ninguno de los motivos, al menos, en ese justo momento. Por ello, el juego te enseña que tienes que aprender a dejarlo correr y volver después. Si te encuentras con un enemigo que supera tu nivel de batalla y es imposible de derrotar, lo mejor que puedes hacer es dejarlo pasar y recordar dónde se encuentra para volver luego. Eso es mejor que pasarte 1 o 2 horas intentando el mismo enemigo sin ningún tipo de resultado.

Llévatelo absolutamente todo

No seas elitista con los objetos o el botín: llévatelo todo. Como en otros juegos del género, en Elden Ring vas consiguiendo objetos y materiales a medida que juegas. Te recomendamos que te lo lleves siempre absolutamente todo. No dejes nada. El motivo es que la construcción es muy importante en el juego y, por otro lado, puedes encontrar distintas utilidades a objetos y materiales. Mejor llevárselo todo que dejar algo que, en algún momento, te pueda ser de utilidad.

Para salir de un escenario con la seguridad de haberlo cogido todo, te recomendamos que hagas una última pasada en la que revises la instancia hasta dejarla vacía. Elden Ring no es precisamente un juego para jugar rápidamente y con presión, por lo que tómatelo con calma y ten la seguridad de que exprimes cada momento y escena hasta el máximo de sus posibilidades. Así tendrás un progreso más conveniente a lo largo del juego.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...