LEGO Jurassic World, los dinosaurios adaptados a la saga de juegos

Las películas de Jurassic Park se adaptaron en este LEGO Jurassic World incluyendo la primera de las cintas de la segunda trilogía.

Quién nos hubiera dicho que Jurassic Park volvería a recuperar toda su gloria muchos años después del estreno de su tercera entrega cinematográfica. Pero así ha ocurrido gracias al revival de Jurassic World, que incluso ha superado en éxito a las secuelas originales. Con el estreno de la primera entrega de World también se lanzó este juego que se ha terminado convirtiendo en uno de los más divertidos dentro del universo LEGO. Porque si unimos LEGO y dinosaurios… la combinación no podría ser más divertida.

Aunque el juego se titula como la segunda trilogía, no nos llevemos a error, dado que esta producción de TT Games realiza un repaso a la saga al completo hasta Jurassic World. En total está formado por 20 niveles que se dividen en base a 5 pantallas por cada una de las películas. No hay más duración para ninguna de las cuatro entregas, así que no nos tenemos que preocupar porque se le haya podido dar más relevancia a una película determinada.

Recreando la saga con juguetes digitales

TT Games ya nos tiene acostumbrados a experiencias divertidas y de gran calidad. Sus juegos suelen adaptar historias que ya conocemos, dotadas de un estilo más ligero para que puedan ser disfrutadas por personas de todas las edades. En el caso de Jurassic Park, el terror de las películas se ha trasladado también al juego, aunque incorporando pequeñas dosis de humor que intentar restar hierro a las situaciones más tensas. Es una buena manera de lograr que ningún niño se traumatice mientras comparte la aventura en el clásico multijugador local con amigos o miembros de su familia. Así, por ejemplo, en la icónica escena del T-Rex comiéndose el coche de la primera película, podemos ver cómo el Dr. Ian Malcolm está dando saltos alrededor como un histérico. Este estilo se va representando en numerosas ocasiones a lo largo de la partida.

Para este título los desarrolladores, que han colaborado con Universal para tener acceso a materiales originales de las películas, han deseado mantener la autenticidad en todo momento. Esto implica que no habrá cameos ni añadidos destinados a causar interés entre el público (aunque sí está Mr. ADN, pero eso está justificado). El exceso al que se nos sometió en LEGO Batman 3: Más Allá de Gotham fue demasiado elevado. Había personajes y más personajes que al final no acabábamos de controlar en ningún momento. También se incluyó el polémico pase de temporada, los DLC con historias interesantes… aspectos que no acabaron de cuadrar con el tipo de público potencial que adquiere estos juegos.

Una experiencia enriquecedora

Hay una parte del juego que nos encanta. Es aquella escena en la que la doctora Ellie Sattler tiene que ayudar a un Triceratops en la primera película de Jurassic Park, para lo cual cuenta con el apoyo de Gerry Harding. Para poder aliviar al dinosaurio tenemos que encontrar tres objetos que están desperdigados por los alrededores. El primero de ellos está dentro de una montaña de caca de dinosaurio. No es precisamente un lugar demasiado glamuroso, así que Harding no querrá meterse dentro. Sí lo hará la doctora, que siempre está dispuesta a hacer todo lo que haga falta para ayudar a los dinosaurios indefensos. Después de encontrar el primer objeto utilizaremos la habilidad de Harding para rastrear, siguiendo las huellas de dinosaurio que van apareciendo por el suelo.

Para lograr la segunda pieza también deberemos utilizar la habilidad de la doctora, la cual le permite regar plantas y que estas crezcan a un gran tamaño hasta convertirse en pequeños árboles por los que podremos subir saltando de rama en rama. El proceso de búsqueda de los objetos nos lleva también a utilizar la pistola de Harding, que tiene un punto de mira idéntico al que hemos visto en los demás títulos del universo de LEGO.

Una vez conseguimos los tres objetos (uno de ellos es un polo de limón, no sabemos si es muy nutritivo para el dinosaurio) le curamos y podemos ponernos a su control. Nótese que decimos: ponernos a su control y no montarnos en él. Esto supone un cambio significativo respecto a otros juegos de LEGO, donde sí es habitual utilizar vehículos. El control del dinosaurio es muy particular y convincente, teniendo esa manera de correr y deslizarse hacia los lados característica de estas criaturas. Mientras usamos al Triceratops podemos romper bloques de acero que de otra manera no se destruirían y así obtener objetos coleccionables.

Con el control del Triceratops también desbloqueamos la siguiente zona del nivel para continuar avanzando. En ella tenemos que construir un puente improvisado y abrir una compuerta de seguridad con la ayuda, de nuevo, del dinosaurio. Por el camino podemos destruir todo tipo de objetos y recolectar engranajes de LEGO tal y como ocurre en todos los juegos de la saga.

También hay otros niveles épicos, como la persecución del T-Rex mientras estamos conduciendo para salvar la vida. Lo que se puede ver en todas las pantallas es que se representa bien la dinámica de las películas y que no todo es avanzar y dar golpes, sino que hay momentos para otro tipo de situaciones.

La vida se abre camino

Una de las novedades del juego respecto a otros títulos de LEGO es la presencia de los dinosaurios. Hay 20 distintos que podremos desbloquear y coleccionar, así como un buen surtido de personajes procedentes de los films. Lo interesante, por otro lado, es que una de las islas del juego también nos permite acceder a un laboratorio donde nos podremos sentir como maestros de la genética. En él usaremos las distintas partes de ámbar de dinosaurio que hayamos desbloqueado para crear nuestras propias especies. Les cambiaremos la cabeza, la cola, el cuerpo o el color a fin de dar forma a dinosaurios totalmente nuevos que podremos soltar en las islas de Sorna y Nublar para jugar con ellos de manera libre.

El concepto de jugar con la genética de los dinosaurios ha sido algo novedoso de las películas de Jurassic World y lo cual también ha tenido repercusión en otros juegos recientes de Jurassic Park, como es el caso de Evolution. En LEGO Jurassic World se acaba convirtiendo en una mera curiosidad que, posiblemente, a quien más guste sea a los niños, quienes podrán personalizar los dinosaurios de mil maneras posibles.

Para el resto de jugadores nos queda un título redondo, con buena historia, niveles profundos y muy bien representados respecto a lo visto en las películas y con una jugabilidad diseñada de forma inteligente. La lástima es que los juegos de LEGO hayan caído en desgracia y que ya no se estén desarrollando nuevos títulos, lo que nos impide tener la posibilidad de encontrarnos con una adaptación que lleve a forma de juego lo visto en las últimas entregas de Jurassic World.

Pero, a nivel histórico, se puede decir que este es uno de los mejores juegos del universo Jurassic Park entre los muchos que se han llegado a lanzar desde que comenzaran las adaptaciones en los tiempos de los 8 y 16 bits. Nunca olvidaremos el día en el que nos pusimos al control de dinosaurios construidos con piezas de LEGO: absolutamente épico.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...