LEGO City: Undercover, los juguetes LEGO pasados a un sandbox

LEGO City: Undercover es un juego del universo LEGO que cambia de registro para contar una historia de delincuentes y policías.

Los juegos de LEGO han estado presentes en las consolas desde hace muchos años, y aunque unos han tenido mejor recepción que otros, se puede decir que la marca se ha mantenido constante gracias a adaptaciones de calidad. La desarrolladora Traveller’s Tales lleva un buen tiempo haciendo un excelente trabajo al frente de este tipo de títulos, y ha conseguido crear un nombre alrededor de la marca que no es nada fácil de conseguir.

Como os decíamos días atrás, estamos recuperando algunos de estos juegos para volver a pasárnoslos y, de paso, defenderlos un poco para recordarlos. Disponibles en Steam, PlayStation y Xbox, entre otras consolas, son juegos de calidad para todos los públicos. El título del que hablamos hoy es LEGO City: Undercover, que llegó después del lanzamiento de títulos como LEGO Star Wars III: The Clone Wars, LEGO Harry Potter: Años 1-4 o LEGO Batman: El Videojuego. Este título supuso un acercamiento interesante al mercado por no depender de ninguna licencia (salvo por los juguetes LEGO City), algo que hasta entonces había sido la garantía de éxito de la compañía.

Este juego de LEGO es un Sandbox

Cuando hablamos de LEGO City: Undercover tenemos que descartar mencionar nombres de películas como Piratas del Caribe, Indiana Jones o Harry Potter, pero a cambio hay que realizar una obligada mención: es un sandbox. Si bien la comparación puede resultar quizá un poco sorprendente, el juego tiene muchos puntos en común con la franquicia Grand Theft Auto, y eso no es algo habitual.

Como es obvio, todo en el mundo de este título de LEGO está pensado para su consumo por parte de un público general en el que también se incluyen los niños. Esto significa que no vamos a hacer las cosas extremas que hacemos en la saga de Rockstar, sino que más bien nos colocamos en el otro lado de la jugabilidad, controlando a un intrépido policía. El resultado, a priori, es una de las propuestas más frescas de las que podría haber hecho uso la desarrolladora a la hora de aportar algo distinto respecto a los juegos previos de LEGO.

Los fans de la construcción con LEGO sabrán que alrededor de la marca de juguetes City, la cual sirve de inspiración para este juego, existen todo tipo de sets y escenarios. De eso se beneficia el equipo de desarrollo, que se propone sumergirnos en prácticamente cualquier lugar que se nos ocurra. El alcance de los escenarios es tal que nos vamos a sorprender encontrando zonas, edificios y curiosidades que no imaginábamos ver en el decorado. Esto, por otro lado, sigue la línea detallista de la que ha hecho gala la desarrolladora TT Fusion, que sabe bien cómo darle un buen acabado a sus juegos para que los usuarios tengan ocasiones de sobra en las que sonreír y apreciar el alcance de los escenarios.

Una vez comenzamos la aventura nos colocamos en el papel de Chase McCain, el típico policía, intrépido, habilidoso y sin miedo al peligro. Su misión es conseguir limpiar la ciudad de una serie de crímenes que se están sucediendo y que parecen encontrar su responsable en la identidad de Rex Fury, el malo de turno al que tendremos que intentar detener. Conseguir esta misión no será tarea sencilla, así que McCain tendrá que hacer uso de sus muchos talentos. Afortunadamente para él, uno de ellos es disfrazarse y camuflarse en el papel de otros personajes. Esto le permitirá infiltrarse entre los villanos para llevar a cabo misiones y descubrir el paradero de los villanos.

Cada uno de los disfraces de Chase McCain le permitirá adoptar un movimiento o habilidad del que no podía hacer uso anteriormente. Esto se encuentra en la línea de lo acostumbrado en el mundo de LEGO, y es una característica que ayudará al desarrollo de la jugabilidad. Si se disfraza de ladrón, aunque no vaya a cometer un robo, sí que tendrá la habilidad para abrir puertas, por si necesita acceder a un lugar que se encuentre cerrado. El disfraz de minero, por su lado, le dará capacidad para utilizar cartuchos de dinamita.

Desde Wii U hasta PlayStation 4

En general todo lo que hemos mencionado sería posible también en cualquier otra consola, pero LEGO City: Undercover se originó en Wii U, donde tuvo aspectos que se aprovechaban de las funciones especiales de la consola. Hablamos, por ejemplo, de la utilización del Wii U GamePad, que tiene una presencia activa a lo largo de la partida. El uso principal es el de comunicador que nos permite hablar con otros personajes, con el objetivo de conseguir información y poder progresar en nuestras pesquisas.

Al mismo tiempo, nos sirve como un GPS de mano para movernos por el mundo, algo que resulta fundamental, y también funciona a modo de escáner para analizar los escenarios y buscar enemigos o pistas que nos puedan servir. La función de GPS es especialmente meritoria, dado que la ciudad ofrece un entorno muy grande y no van a ser pocas las veces en las que tengamos que desplazarnos a través de ella conduciendo uno de los múltiples vehículos incluidos para la ocasión. Entre otras cosas, el GPS nos vendrá como anillo al dedo para encontrar atajos y hacer que estos desplazamientos sean más rápidos.

El resto de versiones adaptan la jugabilidad para hacer uso de forma adecuada de todos los conceptos jugables que se introdujeron en la edición de Wii U. Si bien se ha ido perdiendo parte de la esencia del juego original tal y como lo conocíamos, también es verdad que se han aprovechado las funciones de los demás mandos para adaptar la jugabilidad y que continúe siendo sólida. Por lo tanto, no vais a echar de menos la versión original que, por desgracia, pasó sin pena ni gloria debido al mal recorrido que tuvo la consola de Nintendo.

Además, las versiones posteriores de LEGO City: Undercover incorporan modo para dos jugadores, lo que aumenta las posibilidades en gran manera para divertirnos con un segundo usuario. Porque si hay algo que le faltaba a la versión original era la oportunidad de compartir la jugabilidad con otra persona y así tener la posibilidad de explorar esos grandes escenarios que ofrece de una forma más divertida.

¿Es un juego de LEGO recomendable?

LEGO City: Undercover es uno de esos juegos que ayudó a que el catálogo de Wii U se expandiera y consiguiera atraer más miradas. El concepto del título se ha exprimido bien, los decorados son de un gran tamaño y la garantía de la calidad LEGO se encuentra presente sin necesidad de recurrir a marcas conocidas para su adaptación.

En cierta manera sorprende que no llegase a tener una secuela, puesto que sus ideas y la calidad jugable eran elevadas. Pero esto no hace sino aportarle un valor añadido por su exclusividad. Lo que sí se lanzó fue una precuela, la cual llegó en su tiempo a la portátil Nintendo 3DS. También hacía gala de un nivel de calidad elevado, por lo que resulta una pena que haya pasado a la historia sin existir oportunidad de rejugarlo (a la vista de la desaparición de la consola de doble pantalla de Nintendo). En un momento se rumoreó que la precuela de 3DS estaría incluida como extra en la edición actual, pero los productores no respondieron a las peticiones de los usuarios.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...