LEGO Battles: Ninjago

A pesar de que LEGO Battles: Ninjago está destinado a un público de baja edad, los déficit del producto dejan al descubierto un titulo con varios problemas, comenzando por un sistema de control increíblemente incomodo y fallas en el modo de resolver las misiones, requiriendo de un proceso de prueba y error que poco se adapta a la naturaleza del producto.

Luego de LEGO Star Wars 3: The Clone Wars y el inminente LEGO Piratas del Caribe, se posiciona la segunda entrega de la serie LEGO Battles, iniciada en Nintendo DS con un primer capítulo bastante mediocre apenas unos años atrás. Al contrario de los otros videojuegos denominados con la marca LEGO e inspirados en famosos productos cinematográficos, los juegos LEGO Battles están destinados al público de los más pequeños, aunque desafortunadamente con varios problemas en este nuevo episodio. Veamos cuales:

LEGO Battles: Ninjago

Mientras el primer LEGO Battles se inspiraba sobre diversos temas que componen el universo de los kit de construcción LEGO, esta segunda entrega se concentra sobre el reciente film Ninjago, constituido sobre un mix de mitología y fantasía: ninja, magia, poderes y vehículos tecnológicos son el centro de la guerra entre dos hermanos, el positivo Sensei Wu y el malvado Lord Garmadon.

La historia contada por este juego LEGO, aspecto que muchas veces no se toma muy en serio en esta clase de juegos, es al contrario uno de los aspectos más destacados del producto. Lamentablemente es solo uno de los aspectos positivos, ya que comenzando por un sistema de control increíblemente incomodo, el juego presenta varios problemas. El juego también falla en el modo de resolver las misiones, requiriendo de un proceso de prueba y error que poco se adapta a la naturaleza del producto.

Intentado imitar el nivel de rejugabilidad al cual nos han habituado las producciones de LEGO firmadas por Traveller’s Tales, este LEGO Battles: Ninjago no alcanza sin embargo el mismo resultado, no obstante ofreciendo una discreta variedad de modalidades de juego, que incluyen las veloces batallas personalizadas contra la inteligencia artificia, entre otras cosas.

Pero además de todo esto, LEGO Battles: Ninjago desilusiona desde un punto de vista meramente visivo a causa de una realización grafica absolutamente por debajo de los detalles estándar de la consola portátil de Nintendo. Los minipersonajes tienden a asimilarse unos con otros y muestran muy pocas animaciones, la elección de colores y ambientaciones desoladas también son parte del problema.

Hellbent Studios ha claramente enderezado LEGO Battles hacia un público de poca experiencia en los videojuegos, y esto es algo que queda bien al descubierto  en los detalles de los objetivos y la jugabilidad del título.

Fuente: Multiplayer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...