La vuelta remasterizada de ese grande llamado Alan Wake

Alan Wake Remastered ha llegado para que disfrute del juego una nueva generación de amantes de la aventura.

En este octubre se ha lanzado Alan Wake Remastered, una excelente oportunidad para rejugar o descubrir este icónico título de Remedy Entertainment que fue, en su tiempo, uno de esos exclusivos que le aportó valor añadido a Xbox 360. Tras el final de la exclusividad y con Epic de por medio en la edición, hemos podido ver el juego en todas las plataformas, incluidas las consolas de Sony. Algo que, sin duda, es motivo de alegría. Porque el juego fue una auténtica maravilla y una forma estupenda de continuar la carrera de Remedy después de que hicieran historia para el sector con la creación de Max Payne.

La primera versión de Alan Wake estuvo en desarrollo 5 largos años. Pero fue un periodo de tiempo que valió la pena a la vista de los resultados. La pena es que las ventas no acompañaran y que la saga se quedara bastante cortada. La secuela se canceló. Quizá porque los DLC no tuvieron mucha popularidad y el flujo de ingresos se redujo de manera sensible. Pero hay que ser justos y decir que, en aquella época (incluso ahora, para qué vamos a engañarnos), los usuarios se decantaban poco por el pago de estas expansiones.

¿De qué trata Alan Wake?

El protagonista, Alan Wake, es un escritor de novelas de éxito que sufre uno de esos bloqueos artísticos tan habituales. Para intentar que su vida cambie un poco, Alice, su mujer, se lo lleva a una aldea idílica conocida como Bright Falls. Pero al llegar, Alan se despierta y su mujer ha desaparecido, y el lugar en el que se encuentra no es precisamente idílico. Más bien, es aterrador. A medida que Alan avanza por los bosques de Bright Falls va encontrando páginas de su última novela, la cual no logra recordar haber escrito, y la que parece que está haciéndose realidad.

Jugando a ser Alan Wake

Podéis pensar en Alan Wake como un juego de acción y aventura en tercera persona, con reminiscencias a franquicias del estilo de Resident Evil. Durante la partida la exploración será una parte fundamental, así como el desarrollo de estrategias que nos permitan permanecer con vida en el enfrentamiento contra una serie de enemigos, que no llegan a ser zombis, pero sí humanos bastante trastornados, sensibles a la luz. El combate es bastante particular, puesto que en él no sólo es importante disparar para matar a los oponentes, sino que también deberemos iluminarles. Esto será lo que nos permita debilitarlos para dispararles a posteriori y así acabar definitivamente con ellos. Por lo tanto, al tiempo que nos preocupamos de contar la munición, también será necesario tener cuidado con las pilas que nos quedan. Estas se pueden recargar si no usamos la linterna en máxima potencia, pero en medio de un combate, si nos quedamos sin carga, lo mejor será tirar las pilas y poner unas nuevas (energizer, por cierto).

El juego nos sitúa en un escenario muy abierto, en el cual la historia nos hace pensar continuamente si estamos en un lugar real o no, siendo complicado diferenciarlo en muchas situaciones. Será decisión nuestra avanzar y progresar de una manera u otra, aprovechando en la mayoría de casos, eso sí, multitud de opciones de interacción con el escenario.

Un poco más de Wake

La música es de alto nivel, y tanto ella como los efectos de sonido tienen la mayor parte de responsabilidad a la hora de sumergirnos en la inquietante ambientación. Los gráficos también están muy cuidados, resultando en una gran caracterización cada uno de los rincones del lugar donde se desarrollan los acontecimientos. Por otro lado, destacar que el juego cuenta con ciclo de día y noche para aportar mayor espectacularidad a las situaciones de impacto que vivimos.

Esta remasterización tiene resolución 4K y algunos elementos de juego que han sido adaptados para recibir un cuidado diseño 3D. También han mejorado las secuencias cinemáticas, lo que hace que el apartado visual gane considerablemente un mayor nivel de calidad. Lo que no ha sufrido cambios es la jugabilidad ni la estructura del título. Los desarrolladores saben que, si introdujeran cambios en ese sentido, tendrían que realizar demasiadas modificaciones y correrían el riesgo de alejarse mucho de la calidad que tenía el juego en su origen.

Lo único que han hecho ha sido añadir una pequeña curiosidad relacionada con Control, eliminar la publicidad que tenía la versión original y sumar los DLC para que todo el contenido esté reunido. La pena es que no está remasterizado a modo de extra el juego Alan Wake’s American Nightmare, que ya en su momento generó reacciones diversas debido a su cambio de planteamiento. Asimismo, ha quedado confirmado que no hay ninguna intención de remasterizar este juego de 2012.

En cualquier caso, la vuelta de Alan Wake es una fantástica oportunidad para jugarlo sin importar la plataforma y disfrutar de uno de esos títulos de Remedy que no se olvidan.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...