La saga Splatterhouse: de un destello a desaparecer de nuevo

Splatterhouse podría ser uno de los juegos que se recuperasen con una edición de Steam tal y como ha ocurrido en otros casos.

Ha llovido mucho desde que la franquicia Splatterhouse se despidiera, por segunda vez, del mercado. Esta saga de acción, en la que controlábamos a un bestia con máscara que iba masacrando criaturas por escenarios de dos dimensiones y scroll horizontal, consiguió reunir a miles de fans. Su primera época de gloria se dio a finales de los años 80, pero en el año 2010, en pleno clímax de los juegos de acción monojugador, Bandai Namco recuperó la saga con una nueva entrega. No obstante, después de este título aislado lanzado en PlayStation 3 y Xbox 360, el hombre de la máscara volvió a desaparecer.

No nos sorprendería que, como ha ocurrido recientemente con otros títulos de la misma generación, como El Shaddai, Splatterhouse termine teniendo una versión para Steam. Eso, al menos, permitiría que el juego se mantuviera vivo de una forma más permanente. Por si ese momento llega, vamos a ver qué es lo que ofrece el título y por qué es una gran recomendación para los amantes de la acción.

Además, no hay que olvidar que esta edición de Splatterhouse incluye, como desbloqueables, los tres juegos originales de los 80. Eso hace que, de golpe, tengamos toda la saga disponible, lo que se trata de una propuesta de lo más jugosa.

La pesadilla de Rick se reinicia una vez más

En parte se trata del argumento tradicional de Splatterhouse, pero con algunos cambios y añadidos para darle más vidilla. El doctor West es el profesor de Rick y Jennifer, dos estudiantes de instituto que se lo pasan muy bien juntos. Cuando la pareja se mete dentro de una mansión donde no deberían haber entrado, los problemas para ambos se multiplican.

Al parecer han entrado en el cuarto de juegos del doctor West, al que le gusta resucitar a la gente muerta en forma de demonios y crear criaturas de lo más espeluznantes. A Jennifer siempre le ha tenido un especial interés, así que cuando se acerca a sus aposentos no duda en atraparla. A Rick, por su parte, le da una paliza de muerte. Pero con lo que no contaba el buen doctor era con que una máscara se cayera de una estantería y reaccionara con la sangre de Rick.

La máscara, que tiene dentro de ella un demonio de más de 200 años de vida, tienta a Rick para que se la ponga y se convierta así en alguien más poderoso que pueda salvar a Jennifer. Rick lo hace, y pronto se dará cuenta del precio que tendrá que pagar por contar con el poder de la máscara. Pero sin duda quien más sufrirá será el doctor West y todas sus criaturas, que irán muriendo una tras otra en manos del protagonista de la aventura.

Uno de los juegos más gores que vas a jugar

Los juegos originales de Splatterhouse ya eran brutos, pero con este remake se rompió el molde. Los desarrolladores hicieron que cada combate en el que participemos termine con el personaje protagonista lleno de sangre, tanta que casi sea difícil hasta reconocerle. Toda esta sangre salpicará de las decenas de enemigos a los que destruiremos, usando nuestros puños, o distintas armas que veamos por el escenario.

El palo con pinchos tradicional de la franquicia está presente, así como muchas otras herramientas, pero si no tenemos nada a mano, siempre podemos tirar de recursos básicos. Por ejemplo, arrancarle un brazo a un enemigo y golpear con él, o rizando el rizo, agarrar el brazo que nos hayan arrancado a nosotros y pegar con él. A Rick le pueden hacer mil y una cosas, como cortarle miembros del cuerpo o dejarle los huesos al aire para que los veamos, pero el poder de la máscara le permitirá regenerarse. Así que solo hay que tener un poco de paciencia.

Lo que más sorprende de Splatterhouse, es que el personaje, aunque es muy corpulento, no es nada lento. Los movimientos del protagonista son rápidos, sus combos muy veloces y se mueve a un ritmo endiablado, especialmente cuando salta o carga en carrera. Puede recordar a una versión grotesca y sanguinaria de Hulk, pero con un diseño radicalmente distinto. Además de los combos normales, en los que podemos depositar toda nuestra confianza para derrotar a cualquier enemigo, contamos con la posibilidad de llenar la máscara de sangre y entrar en modo berserk. Si lo hacemos nuestros ataques serán más potentes y aun contaremos con más recursos para acabar con los oponentes.

Mucha acción y algo más

También es importante mencionar que Splatterhouse cuenta con un desarrollo que combina mucha acción con algunos puzzles u obstáculos en los que hay que echar mano de la cabeza. No son retos muy difíciles, pero aportan variedad a la experiencia. Por ejemplo, en un nivel hay que introducir a varios demonios en microondas para que exploten y abran el camino.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...