Kunio-kun, Renegade y River City Ransom: misma saga, distinta versión

Kunio-Kun ha adoptado distintos títulos y estilos para su comercialización en Occidente a lo largo de los años.

Los años 80 e inicios de los 90 fueron la época en la cual se realizaron más cambios adaptativos de juegos japoneses para su lanzamiento en Occidente. Algunos resultaron bastante terribles y muy discutibles, como la transformación de Ranma ½: Chonai Gekitohen de Super Famicom en el horrible Street Combat. En el caso de la franquicia Kunio-kun, una saga creada por Technos Japan, esta no llegó al mercado occidental tal y como se comercializó en Japón, sino que protagonizó versiones adaptadas con cambios estéticos y jugables. El caso particular es que estos juegos no dejaron malas impresiones, sino todo lo contrario, lograron convertirse en su mayor parte en títulos muy buscados por los usuarios y de una gran popularidad.

Si el público occidental hubiera conocido Kunio-kun en su esencia original es posible que la saga estuviera considerada como una de las más importantes del mercado. Decenas de juegos comercializados hasta la fecha la convierten en una franquicia de peso a la que conviene seguir la pista. Desgraciadamente, la fama de Kunio-kun “se limita” (al menos como gran saga) al mercado nipón y a su popularidad entre un buen número de usuarios, justificando, no obstante, que sigan apareciendo nuevas entregas en tierras japonesas.

A puñetazos con distintos títulos

Las múltiples adaptaciones de la saga Kunio-kun para el mercado occidental implicaron el cambio de sprites y de contexto en muchos de los sentidos. Los resultados, gracias al esfuerzo de los desarrolladores, gozaron de una alta calidad. Nadie diría que juegos como Renegade se refieren en realidad a versiones adaptadas de la saga Kunio-kun. En realidad, el primer Renegade es la versión occidental de Nekketsu Koha Kunio-kun, el primer juego de la famosa franquicia. Los cambios para el territorio occidental fueron elevados. Primero se cambió la estética, dado que el tipo de personajes protagonistas de la edición original era demasiado japonés. Por ejemplo, los enemigos con los que nos enfrentamos en la edición nipona eran principalmente estudiantes de instituto rebeldes y también había algunos yakuza y sukeban, o, dicho de otro modo, mafiosos y chicas malas.

En la versión occidental nos encontramos con motoristas y matones con muy malas pulgas. Estaba claro que en la época los motoristas no tenían una muy buena imagen, dado que siempre tenían alguna que otra aparición en este tipo de juegos como villanos de turno. No menos importante, en Renegade el objetivo era salvar a la chica en apuros, como ya hicimos en Double Dragon y mil juegos más de la época, mientras que en la versión japonesa defendíamos a un compañero del instituto al que estaban haciendo bullying. Esto no impidió que Renegade se convirtiera en un gran éxito entre los usuarios.

El lanzamiento de River City Ransom también gozó de gran fama, no disfrutando de secuelas en su tiempo como Renegade, pero sí obteniendo la admiración de la crítica y del público de la época. Su factor de mayor interés recaía en su profundidad, manteniendo muchas de las posibilidades incluidas en la versión original, Downtown Nekketsu Monogatari. Esta versión cambió de nuevo el aspecto de los personajes, para que Kunio-kun y su rival-compañero Riki no fueran tan reconocibles. También se le redujo el nivel de dificultad.

Practicando deportes

Otro buen ejemplo fue Nintendo World Cup, el cual podemos considerar clásico básico entre los usuarios de NES de la época. El juego se introdujo en el pack super set de NES, junto a los juegos Tetris y Super Mario Bros., lo que le ayudó a su expansión. Los cambios con la versión japonesa, titulada Nekketsu Koko Dodgeball Bu: Soccer Hen, se concentraron en un cambio de planteamiento. Cuando en el juego japonés los equipos eran de instituto, en la versión occidental eran las selecciones nacionales. Se perdía la lógica de tener a Kunio-kun y compañía jugando al fútbol, lo que justificaba la presencia de tiros especiales, pero al introducir selecciones se hizo el título más viable para el público occidental. Además, la versión occidental permitió partidos de hasta cuatro jugadores.

Los deportes con Kunio-kun a la cabeza también destacaron con Super Dodge Ball, el juego conocido con el título de Nekketsu Koko Dodgeball Bu en Japón. Este juego también se convirtió en un éxito de masas y logró una atención más que elevada en Occidente. Se volvieron a cambiar equipos y se añadieron cambios en el color de piel, para que hubiera una mayor variedad y reflejara más la realidad de los Estados Unidos. Los colores de pelo también sufrieron modificaciones.

Y, por último, también tuvo lanzamiento occidental el juego Bikkuri Nekketsu Shin Kiroku! Harukanaru Kin Medal, que llegó bajo el nuevo título de Crash ‘n the Boys: Street Challenge. Este lanzamiento sólo se produjo en territorio norteamericano, lo que le restó fama en Europa, donde no se llegó a ver oficialmente. Una vez más, fue deportivo, y se cambió tanto los sprites como la historia y aunque se pensó en este título como el inicio de una saga occidentalizada, al final no se llegó a presenciar esta continuidad.

Ahora River City Girls continúa la saga y lo hace triunfando en el mundo entero. Los tiempos cambian, pero la popularidad del universo de Kunio sigue muy vigente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...