Kirby Mass Attack, el final de una era para Kirby

Kirby Mass Attack fue el último juego del personaje en la portátil Nintendo DS, un clásico que no ha quedado en el olvido.

El lanzamiento de Kirby Mass Attack supuso el final de una era, el de la exitosa trayectoria del héroe rosa de Nintendo en su portátil Nintendo DS. Conocido en Japón como Atsumete! Kirby, el juego se convirtió en uno de los mejores títulos de la famosa consola portátil fabricada por la empresa japonesa.

Kirby, aunque lo reconozcamos mejor por ser uno de los héroes más importantes de las plataformas, es un personaje al que también hemos visto en multitud de títulos muy diferentes. Los chicos de HAL Laboratory, la compañía desarrolladora de los juegos de Kirby, son muy inquietos y tienen costumbre de introducirse en nuevos sistemas de control para sorprender. Su despedida de Nintendo DS se materializó con un juego que tiene un poco de todo, desde una aventura plataformera con control original, hasta una selección de minijuegos que dejan más que sorprendidos a los jugadores.

El núcleo del producto se centraliza en su modo de plataformas, en el cual no vamos a controlar a un solo Kirby, sino que tenemos un total de diez distintos. Estos Kirbys están un poco perdidos en general por circunstancias argumentales que ahora os contaremos, por lo que nosotros, stylus en mano, tendremos que guiarles hacia el final de cada uno de los niveles en los que nos introduzcamos. El sistema es muy sencillo y no resulta nada difícil aprender a controlar cada uno de los movimientos de este grupo de Kirbys. Las pulsaciones de stylus son fundamentales para poner a los Kirby sobre el camino apropiado y sortear todos los obstáculos con los que se encuentren.

El stylus les guía, pero el stylus también les permite ser disparados por el aire, formar un grupo a modo de esfera con el que flotar por la pantalla, e incluso comer frutas y acabar con los enemigos. El lanzamiento de los Kirby individuales se representa de una forma muy dinámica y rápida, siendo siempre necesario saber qué técnica adoptar para alcanzar el éxito. Los Kirby son delicados, así que si sufren daños deberemos volverles a tocar para ayudarles a que sobrevivan una vez llegamos al final del nivel. Si algún Kirby cae en el camino, o si acabamos de comenzar la partida, recolectaremos frutas que harán que aparezcan nuevos Kirby al alcanzar determinada cantidad de energía. No es un juego tan fácil como pueda aparentar y realmente tiene una progresión de dificultad que engancha y que permite rejugar niveles para obtener mejores marcas y puntuaciones.

A lo largo de la partida hay muchas situaciones particulares que aportan frescura al desarrollo, destacando sobre todo el uso del caramelo, que hace que los Kirby aumenten en tamaño y sean totalmente destructivos con sus enemigos.

¿Por qué 10 Kirbys?

Esa es la pregunta que se hace cualquier jugador al ver que en Kirby Mass Attack hay diez Kirbys, pero todo tiene una explicación lógica. Según cuenta el juego, el malvado Necrodeus utilizó su cetro mágico para golpear a Kirby y dividirle en diez copias de sí mismo. De esta manera podría derrotarle, copia por copia, de forma más sencilla. Pero quedó una de ellas, y de esta apareció una estrella, la esencia y corazón del Kirby original, que le dice a este Kirby superviviente que juntos podrán derrotar a Necrodeus. Es así como da inicio esta emocionante aventura en la que Kirby recuperará a las nueve copias perdidas para luchar todos juntos y volver a formar un solo Kirby.

Minijuegos llenos de diversión

HAL Laboratory deja una muy buena sensación con el modo principal, pero con lo que más sorprende es con los minijuegos que ofrecen a modo de extra y que se van desbloqueando a medida que avanzamos. La variedad es elevada y todos tienen tanto una alta duración como gran rejugabilidad. Son muchos los minijuegos incluidos, pero el que más destaca es Kirby Quest, donde el mundo del personaje se cruza en batallas contra enemigos que pueden recordar a los enfrentamientos de un RPG. También destaca Kirby Brawlball, inspirado en el clásico juego de pinball del personaje, y donde nos enfrentaremos a personajes como Lolo y Lala de The Adventures of Lolo, o Strato Patrol EOS, un juego tipo shoot’m up de formato vertical con reminiscencias a Twinbee. Pero en general, todos los minijuegos, que además se combinan con la jukebox donde escuchar la banda sonora, son de una gran diversión.

Un Kirby de categoría

Kirby Mass Attack fue una propuesta de lo más llamativa, dado que parte de un concepto de control novedoso y además incorpora suficientes opciones secundarias como para justificar el juego. No resulta una experiencia menos divertida que los Kirby originales por usar el stylus como herramienta de juego, todo lo contrario, dado que el concepto ideado para la ocasión lo requiere de manera obvia y comprensible. Al final, acostumbrarse a los controles es cuestión de unas pantallas y la diversión que proporciona es muy elevada, sobre todo, como decíamos, por esos profundos minijuegos disponibles a modo de extra.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...