Kenshiro golpea más fuerte que nadie en Ken’s Rage 2

El segundo juego de Fist of the North Star ha llegado a las tiendas con la misión de contentar a los fans de este manga tan famoso.

Vuelve Kenshiro

Los juegos desarrollados por Omega Force para Tecmo Koei, conocidos como los Warriors o los Musou en Japón, no tienen unos índices de popularidad demasiado elevados entre los occidentales. En Estados Unidos muchos de sus juegos ya se están vendiendo sólo en descarga y en Europa ocurre con alguno que otro de sus títulos por falta de demanda por parte del público.

Pero son juegos que venden muy bien en Japón, donde a los usuarios les encanta machacar botones, conquistar bases y usar ataques especiales en juegos de tipo beat’m up. La popularidad de los juegos de Omega Force correspondientes al universo Musou les ha permitido crear juegos basados en todo tipo de licencias. Tiempo atrás desarrollaron adaptaciones de Mobile Suit Gundam, recientemente de One Piece y también de El Puño de la Estrella del Norte, Fist of the North Star para su entendimiento internacional.

A una primera entrega que no hizo ni fu ni fa, pero que estuvo apoyada para disfrutar de un buen lanzamiento, adaptada al castellano incluso, se ha unido ahora una segunda edición que mejora lo visto en el episodio original, aunque sin ser una secuela como su título nos hace pensar. Fist of the North Star: Ken’s Rage 2 ha llegado al mercado europeo, pero esta vez Tecmo Koei no quiere desaprovechar recursos ni tirar la inversión: si no vende suficiente como ha ocurrido antes, no vale la pena lanzarlo en castellano. Dicho esto, el juego ni tiene audio en inglés ni textos en castellano, sólo voces en japonés y textos en inglés.

Pero sería un error condenar al juego por el poco presupuesto que se ha invertido en su salida europea, porque al menos Fist of the North Star: Ken’s Rage 2 se ha editado en formato físico (menos en la edición de Wii U, que tras el afán de Nintendo por lo digital se ha comercializado sólo en descarga desde la eShop). El juego no es la quinta esencia de los Musou, ni siquiera es mejor que Dynasty Warriors 7 o que la adaptación de One Piece, pero no está nada mal.

El problema del que hace gala es que tiene cambios y arreglo de los errores de la primera entrega, pero se cometen otros fallos que inicialmente no estaban presentes. Los desarrolladores han decidido que el botón de salto, presente en todos los juegos de la rama Warriors, no era suficiente importante. Así que en vez de saltar, lo que hacemos es esquivar y desplazarnos con rapidez por el escenario. El cambio no es que sea un problema radical, pero sorprende.

También se ha quitado la forma en la que mejorábamos al personaje en Fist of the North Star: Ken’s Rage y ahora parece que no quieran que nos tengamos que esforzar. Todo es automático, aunque podemos personalizar al héroe con unos pergaminos que vamos encontrando por el camino. No es tan completo ni tan emocionante. El modo campaña es divertido, pero el cooperativo, jugando con personajes alternativos, incentiva mucho más. Si tenemos suerte encontraremos otros usuarios online, pero lamentablemente no es lo más habitual.

En resumen, es un buen juego para machacar los botones hasta que les salga humo, reventando las cabezas de los enemigos, viendo cómo sale mucha sangre por todas partes y conquistando territorios. Decíamos en el título que Kenshiro, el protagonista, golpea más fuerte que nadie, y es una realidad innegable. El juego es muy contundente y como buen manga en el que se basa, tiene unos combates que están muy bien narrados y representados. No hay oportunidad para aburrirse dejando de lado que el juego sea más o menos impactante en cuanto a su calidad técnica.

Vía: Tecmo Koei

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...