Jugar es malo para la salud

Según la página web Taiwan News, un nuevo estudio procedente del Departamento de Psiquiatría del Taipei Veterans General Hospital apoya la teoría «tan desgastada» de que los videojuegos violentos provocan un descenso en el flujo sanguineo que llega hasta el cerebro del Gamer. Y aunque lo pueda parecer no es coña.

Aquí os dejamos los detalles:

El Doctor Chou Yuan-hua, del Departamento de Psiquiatría del Taipei Veterans General Hospital explica que jugar durante tiempo prolongado a videojuegos violentos puede causar daños irreversibles en el cerebro.

El experimento ha contado con la participación de treinta personas de veinticinco años de edad. El experimento consistía en monitorizar la circulación de la sangre y presión sanguínea antes y después de haber jugado durante treinta minutos.
Los resultados muestran que jugar disminuye el flujo sanguineo que llega hasta la sangre. Algo que ocurre de manera más brusca cuando los sujetos son expuestos a videojuegos violentos. Esto último ya lo habría probado en estudios anteriores.

Chou afirma que la disminución causaría daños en dos partes del cerebro en concreto: el lóbulo frontal y el giro cingular anterior. El doctor se ocupa de mencionar sus casos clínicos anteriores y habla de enfermedades como esquizofrenia y depresión a causa de estas bajadas del riego sanguíneo.

Las conclusiones hablan de que jugar durante largos periodos de tiempo puede ser perjudicial para la salud.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...