Juego y entretenimiento con Matupipas

¿Mientras juegas con tu consola favorita no puedes dejar de fumar? Nosotros te proponemos una alternativa que llega marchosa y deliciosa. Las nuevas MatuPipas de Matutano, un regreso al sabor de las largas tardes de verano que te ayudará a recuperar la sonrisa y expulsar de tus pulmones los malos hábitos. Haz de tu afición a los videojuegos una experiencia sana.

Un nuevo sustituto a los malos vicios

Hasta hace poco me sentía más estresada que Dross jugando al Plataformero Injusto. Y a los que no sepáis de qué os hablo, os reto a buscarlo en el Youtube y me entenderéis. ¿Cuál era el problema? Que acababa de dejar de fumar y las largas jornadas ante el ordenador o la Play se hacían mucho más intensas. Lo que antes eran complicaciones que se aceptaban con deportividad y se acababan superando con acierto, ahora eran blasfemias histéricas. Más por no tener mi nicotina a mano que por mi poco talento con el Fifa, una carencia relacionada con mi incapacidad para distinguir un delantero de un defensa.

Los fumadores entenderán la comodidad de disfrutar de nuestro juego favorito con un cigarrillo a mano (o en la mano, si la partida lo permite). Pero los tiempos cambian, y las futuras leyes obligan a concienciarse y sustituir los malos vicios por otros más sanos. No obstante, cuesta encontrar una salida. Después de descartar las piruletas por exceso de caries y de dulzura, un anuncio de televisión me dio la solución. Y hoy la comparto con todos vosotros, queridos jugadores empedernidos y fumadores empedernidos a partes iguales.

Y sin humo

La acción transcurre en un tranquilo pueblecito de costa, en el que podemos ver cómo un curioso loro se come una pipa (no una cualquiera, sino una MatuPipa) y se transforma en el mítico rumbero Peret. A partir de ese momento empiezan la alegría y el buen rollo. El cantante entona una pegadiza y muy conocida melodía mientras todo tipo de personas se le unen, bailando al ritmo de la canción por todo el pueblo y culminando en una fiesta improvisada en la playa hasta el anochecer.

Este anuncio pude contemplarlo (o más bien escucharlo) durante un par o tres de ocasiones, en las dos versiones que inician la campaña de televisión. Al principio de un modo casi subliminal, sin ser consciente de mucho más que de lo mucho que se me pegaba la canción en la cabeza. Era pensar en la palabra «pipa» y venirme a la mente esa curiosa versión del Gitana Hechicera. Ahora, La Pipa Hechicera, con aquello de «MatuPipa tiene poder» como estribillo. Hasta que llegó el punto en el cual me di cuenta de mi adicción y decidí indagar en el tema.

Encontré el videoclip de la campaña, de aproximadamente dos minutos, íntegro en internet. Exactamente el mismo que se ha usado para crear los dos anuncios. Allí descubrí que se trata del lanzamiento de esta nueva marca de pipas, las MatuPipas. Las podemos encontrar en dos versiones: MatuPipas con sal y MatuPipas tostadas. Y, junto a ellas, Matutano también ha lanzado los MatuKikos y el MatuMix. Es el regreso, pues, de aquello que marcó nuestros años nuestros recreos y correteos por casa.


Matupipas. Peret Y La Pipa Hechicera

La noticia me alegró muchísimo. ¡Qué olvidadas he tenido las pipas durante años! Y, gracias a una versión de una canción pegadiza de uno de los cantantes más míticos de nuestro panorama musical, he vuelto a recordar su existencia. Justo en el momento más delicado y en el que más lo necesitaba. Ahora mi adicción a la nicotina ya tiene un substituto digno que no dudo en recomendaros.

«¿Por qué olvidé las pipas en su día?», intenté recordar. Supongo que fue una cuestión de paladar. Si bien había una marca que más o menos me satisfacía, la otra y más popular me sabía a poco o nada. No es extraño que a la larga cambiara de adicciones. Sin embargo, con MatuPipas se ha abierto un nuevo horizonte. Una marca de pipas diferente con un sabor único y delicioso.

Y es que darles una oportunidad es obligado. Como decía, vienen de la mano de Matutano. ¿Quién no ha disfrutado de unos Bocabits, unos Bugles o unos Fritos? Casi podríamos decir que son hitos de nuestra infancia. Además, la incursión de la marca en el mundo de los frutos secos no es nueva. Justo el año pasado, y coincidiendo con el lanzamiento de su nuevo eslogan «Y hoy, ¿has sonreído?», lanzaron a la venta sus propios pistachos, almendras, anacardos, cacahuetes y cocktail. Por tanto, hablamos de una marca nacional -de Barcelona-, con la garantía de años de experiencia y que ya se lanzó con éxito en el sector que ahora nos ocupa. No decepcionará ni al más exigente.

Las novedades al completo

Por cierto, no es mi intención olvidar que todos vosotros sois amantes de los juegos y que, como siempre, esperáis encontrar en este blog consejos y descubrimientos. Para no decepdionaros, un apunte final. En la página web de Matutano podremos disfrutar de una magnífica regresión a nuestros años mozos mediante el popular juego del Simon. Para los que no lo recordéis, es aquel en el que se debe memorizar una melodía que se va ampliando progresivamente y que se compone con la combinación de cuatro colores: rojo, verde, amarillo y azul. Seguro que de niños todos habíamos pasado horas con este juego mientras disfrutábamos de unos Fritos. Ahora podemos hacerlo en la red, comiendo MatuPipas y con el paquete de tabaco muerto y enterrado en la basura.

Y es que fumar no es la única alternativa para las largas jornadas de juegos, aunque durante mucho tiempo nos lo haya parecido. Tenemos escapatoria y aprenderemos que disfrutar de ella puede llegar a ser muy gratificante. Sobre todo para nuestro paladar. Descubre las MatuPipas de Matutano o, si lo prefieres, los MatuKikos, y disfruta de tus videojuegos favoritos al ritmo de la rumba de Peret. No encontrarás una oportunidad mejor para dejar atrás de una vez por todas tu pasado amarillento y ahumado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...