Invizimals, doble ración de juego para las navidades

Dos juegos distintos de la franquicia Invizimals han llegado al mercado con el objetivo de hacer partícipes a los usuarios de este fenómeno infantil.

Invizimals se actualiza con dos juegos

No hay duda de que si pensamos actualmente en una saga de videojuegos española que tenga éxito, el primer nombre que se nos viene a la cabeza es el de Invizimals. Los chicos de Novarama, con el auspicio de Sony como editora, han conseguido dar forma a un producto tan bien pensado, tan bien desarrollado y tan exitoso, que resulta envidiable ver todo lo que están consiguiendo con esfuerzo y buen hacer. Se están colocando al nivel de las grandes sagas infantiles, y aunque de momento su mayor mercado de éxito se encuentra en España, también están dejando huella en el extranjero, a lo cual podría seguir una mayor fama fuera de nuestras fronteras si todo sale bien.

Esta navidad ha sido un lujo para los fans de Invizimals, que han tenido tres novedades de las que sacar partido y que vamos a unificar en este triple-combo-análisis. La primera fue un evento divertido y original que se desarrolló en Madrid, en la estación del Norte, bajo el nombre de Alianza de Cazadores Invizimals. Al mismo acudieron miles de niños a fin de realizar una ruta y aprender todo lo necesario para transformarse en cazadores de invizimals autorizados. Dado que la entrada era gratuita el nivel de asistencia resultó elevado e incluso hubo acto benéfico de por medio, donándose un euro por cada uno de los cazadores invizimal que terminaban su entrenamiento y pasaban a tocar una pantalla táctil (a beneficio de Juegaterapia). Este evento sirvió, no solo para devolverle la vida a la clásica estación donde se realizó, sino también para compartir con el público el rico y detallado mundo de los invizimals.

Los invizimals, por otro lado, y no nos olvidamos de ello, han tenido su reciente debut en televisión con varias películas de animación producidas para la pequeña pantalla. Son todos los pasos habituales que suelen seguir los videojuegos de éxito si se quieren expandir cada vez entre más usuarios. Aunque lógicamente lo más relevante son los juegos que se han puesto a la venta, en total dos distintos, uno de PlayStation 3 y otro de PlayStation Vita: Invizimals: El Reino Escondido y Invizimals: La Alianza respectivamente.

Vamos a hablar primero de Invizimals: La Alianza para la consola PlayStation Vita, que sin duda se trata del plato fuerte de la navidad. Este juego ha sido desarrollado por Novarama, la creadora original de la saga, lo que sin duda es un aspecto positivo. Su jugabilidad, aunque con muchas mejoras y novedades, sigue los estándares que hemos visto anteriormente. Usamos la cámara de la consola, ahora sí, integrada y no como accesorio de PSP, para unificar nuestro mundo con los invizimals, a los que vemos en realidad aumentada. Lo hacemos con el uso de una tarjeta especial y con la espectacularidad de ver al monstruo en nuestro propio mundo.

PS Vita tiene su propio Invizimals

Los enfrentamientos son siempre llevando a cabo tareas determinadas. Podemos tener que escuchar para saber dónde se encuentra el invizimal y así tratar de atraparlo, o ser necesario que esquivemos con la consola a fin de esquivar los ataques del rival. Hay distintas mecánicas implementadas a modo de minijuegos para que los usuarios se lo pasen bien haciendo dos cosas: avanzando en la historia y desbloqueando toneladas de invizimals. El juego tiene una potencia gráfica más que correcta y aprovecha todos los recursos de PlayStation Vita, incluso el micrófono, lo que a veces nos obliga a hablar o gritar. Este juego es, de todas todas, una compra segura para los fans de Invizimals.

El otro juego, el de PlayStation 3, es Invizimals: El Reino Escondido y se nota mucho que su creación ha pasado por las manos de una empresa que no le tiene tanto cariño a la marca como Novarama. Es un juego distinto, de acción y aventura, donde saltamos y golpeamos. Aunque hay un importante avance en lo vinculado con manejar a los personajes de forma directa, saltando y luchando, así como moviéndose por el mundo invizimal, el juego no acaba de funcionar. Tiene muchos fallos técnicos y es aburrido. Aburrido porque la dificultad es ridícula. Y es ridícula incluso pensando en el punto de vista del niño y comparándolo con otros juegos similares para este público que se han puesto a la venta. No hay reto ninguno y para cuando el juego se pone más difícil al pasar varias horas, el usuario ya está hastiado de repetir todo el rato los mismos movimientos con personajes sosos en cuanto a técnicas y control.

Hay que ser muy fan de Invizimals para jugar a este Invizimals: El Reino Escondido, resultando un tropiezo que suponemos que no afectará demasiado a la imagen de la saga, pero que no resulta un buen estreno para la marca en un género distinto al que ha utilizado desde sus orígenes. En definitiva, una compra que, a diferencia de lo dicho en el juego de PlayStation Vita, no recomendamos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...