Hoy el tráfico lo controlas tú

Traffic Commander 2 nos pone en la situación de controlar los semáforos de la ciudad. Nuestra habilidad para coordinar y alternar las luces de los semáforos será clave para que todos los coches lleguen a su destino sin sufrir accidentes.

Hoy os traemos un nuevo juego en el que tendréis que demostrar vuestra habilidad controlando el tráfico. Hace unos meses os comentamos un juego similar, pero más limitado. En esta ocasión vais a poder disfrutar de un completísimo juego de habilidad y estrategia que requerirá de toda vuestra atención y concentración.

Controla los semáforos de la ciudad

Traffic Commander 2 no es un juego de esos que utilizamos para pasar el rato y desconectar. Este juego te va a poner a prueba y va a sacar lo mejor de ti. Diseñado en un detallista entorno isométrico, muy al estilo “píxel”, Traffic Commander 2 presenta las calles de una ciudad imaginaria, concretamente los cruces de calles. Nuestra misión será la de controlar los semáforos y atender a los vehículos accidentados.

Cada semáforo de los que aparecen en la escena tiene un número asociado, que se corresponde con un número del teclado del ordenador. Cada vez que pulsemos ese número, el semáforo cambiará de estado: si estaba en rojo, pasará a verde y a la inversa. Un semáforo en verde dejará pasar a los coches que vayan en esa dirección y en ese sentido. Es en ese momento cuando tenemos que demostrar nuestra coordinación para ir alternando el paso de unos y otros coches mediante los semáforos.

Para pasar de pantalla, tendremos que conseguir que el número indicado de vehículos transite de un lado al otro de la pantalla sin que se produzca ningún accidente. Además, tendremos que hacerlo dentro del tiempo estipulado. Al principio parece fácil, pero no va a ser tan sencillo controlar el tráfico de esta ciudad. Vamos a encontrar algunos elementos que van a complicar nuestra misión, como el hecho de que de vez en cuando se averían coches o que los conductores que esperan mucho tiempo a que su semáforo se ponga en verde acaban enfadándose un poco y al final se pueden molestar tanto que arruinarán nuestra partida. El tema de las averías se soluciona solicitando la intervención de un helicóptero. Éste se encarga de reparar los vehículos detenidos en un tiempo récord y ponerlos de nuevo en circulación para que no generen ningún tipo de atasco.

Podemos empezar una partida nueva cada vez que queramos con el botón “START”, pero si tenemos activas las cookies del navegador, éste recordará en qué pantalla nos hemos quedado y podremos cargar las pantallas que ya hemos superado y la última en la que nos hayamos quedado (para ello hay que pulsar en “LOAD”). De este juego nos ha gustado el estilo gráfico, muy cuidado y un poco “retro”, pero sobre todo la jugabilidad, ya que todo el movimiento es fluido, se puede controlar con el teclado (necesitaremos el ratón sólo para llamar al helicóptero) y la música que nos acompaña es tranquila y acorde a la tensión que estamos viviendo. Además, los accidentes, los iconos y los efectos (luces, sirenas, etc.) son muy graciosos y acordes al estilo del juego. Por otro lado, nos gusta de vez en cuando tener que pensar un poco.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...