Head Over Heels

headoverheels-b.jpgEn 1987, salió a la venta Head Over Heels, uno de los videojuegos más emblemáticos de Ocean Software para las plataformas de ordenador de ocho bits de entonces. El juego, programado por Jon Ritman, cuenta con un apartado gráfico a cargo de Bernie Drummond. Guy Stephens, por su parte, fue el encargado de la música y los efectos de sonido.

Head Over Heels utiliza la perspectiva isométrica en todo el juego, gracias a la técnica llamada Filmation, desarrollada por Ultimate. Ya habíamos visto en otras ocasiones esta técnica gráfica en juegos como Knight Lore y Alien 8, ambos de la mencionada compañía Ultimate, y posteriormente en Batman, título creado también por Jon Ritman y Bernie Drummond. Aún así, en Head Over Heels se aprovecharon al máximo no sólo las características de dicha técnica, sino la capacidad de cualquier ordenador de la época, ya que debíamos controlar a dos personajes a la vez– al principio del juego, en pantallas separadas; más tarde, combinando las habilidades de ambos en una misma pantalla-, cooperando uno con el otro para salir bien parados de cada uno de los niveles del juego, llenos de puzzles de gran dificultad, en cinco mundos de longitud considerable.

head-over-heels-1.bmpEn el juego, nos meteremos en la piel de Headus Mouthion y Footus Underium, más conocidos como Head y Heels, dos espías del Planeta Libertad, cuya misión consiste en recuperar las coronas robadas de los planetas esclavizados de Penitentiary, Safari, Book World y Egyptus, para después liberarlos de las garras del maligno Emperador Blacktooth, al cual deberemos de derrotar. Al inicio de su misión, los espías son capturados y encerrados en dos celdas separadas dentro del cuartel general enemigo, el Castillo de Blacktooth. Así, primero deberemos de escapar de nuestro encierro para después llegar a la Estación Lunar, donde podremos utilizar el tele-transporte para acceder a los diferentes planetas, en los cuales deberemos de recuperar cada una de las coronas robadas.

head-over-heels-2.bmpControlaremos a cada uno de los personajes por separado, apretando la tecla de Intercambio para pasar de un personaje a otro. Al principio del juego, Head y Heels se moverán por estancias diferentes, pero en estadios avanzados del juego, ambos jugadores se encontrarán juntos en la misma estancia, y podremos poner uno sobre el otro para desplazarnos. Aún así, sólo podremos controlar un personaje a la vez, habiendo de combinar las habilidades de ambos para resolver cada uno de los puzzles que nos plantee el juego.

head-over-heels-3.bmpAmbos personajes tienen características muy diferenciadas uno de otro. Head puede saltar a mayor altura, a la vez que puede planear y controlar el lugar de caída después de cada salto. También podrá utilizar un lanzador de rosquillas, el cual nos servirá para paralizar a los diferentes enemigos que nos encontremos durante el juego. Para ello, deberemos de conseguir la munición que encontraremos esparcida por las diferentes estancias. Heels, por su parte, podrá correr más rápido, aunque tendrá un salto de mucho menor alcance. Por otro lado, contará con un bolso en el cual podrá guardar diferentes objetos, para utilizarlos en el momento que resulte necesario.

Head Over Heels es uno de los juegos más difíciles contra los que os hayáis podido enfrentar. La gran cantidad de puzzles, y la dificultad de los mismos, os dará más de un quebradero de cabeza. Por otra parte, el excelente diseño gráfico del juego y la ambientación sonora del mismo, además de una más que notable jugabilidad, harán que disfrutéis de lo lindo con él. Sin duda, una apuesta originalidad y divertida que no podéis dejar de probar.


Gráficos: 90/100
El diseño de los personajes y escenarios es una maravilla. Parece mentira que con las limitaciones de las plataformas de la época se consiguieran juegos de este calibre. Los personajes se mueven fluidamente por todo el escenario, y los enemigos y objetos que nos encontremos serán originales y variopintos. Todo tiene un toque bastante surrealista, así los escenarios como los diferentes personajes del juego. Encontraremos robots con una efigie extrañamente parecida a la del príncipe Carlos de Inglaterra, conejos que nos darán bonificaciones y peces abisales que iluminarán algunas de las estancias. Sin duda, Head Over Heels fue uno de los mejores títulos a nivel gráfico que se crearon para los ordenadores de aquél entonces.

Sonido: 85/100
El juego cuenta con una buena banda sonora que nos acompañará al inicio del juego, así como también la oiremos al entrar en algunas de las estancias. Durante la aventura, no dejaremos de escuchar diversos ruidos y sonidos que acompañarán en todo momento la acción del juego, tanto por parte de nuestros héroes como por parte de los enemigos, así como de algunos objetos de nuestro entorno. En conjunto, el juego disfruta de un apartado sonoro muy digno y adecuado perfectamente a las circunstancias.

Jugabilidad: 80/100
No nos será en absoluto complicado habituarnos al movimiento de los dos personajes, así como a las peculiaridades de cada uno de ellos. Los puzzles con los que nos encontraremos requerirán de toda nuestra habilidad y pericia, pero fácilmente descubriremos el modo de utilizar a nuestros personajes para resolverlos. Un aspecto que puede considerarse como negativo en lo que al manejo de los personajes respecta es el control de los saltos, ya que, en ocasiones, no tendremos muy claro dónde aterrizar con nuestro personaje debido a la perspectiva isométrica, sobretodo al controlar a Head. Por otro lado, en los casos en los que debamos sortear obstáculos que puedan resultar mortales para nuestros personajes al tocarlos, deberemos calcular con precisión tanto el inicio del salto como el aterrizaje de nuestros personajes, ya que el contacto con aquéllos significaría la pérdida de una vida. Esta necesidad de control exhaustivo de cada salto puede llegar a exasperar al jugador, ya que perderemos varias vidas antes de hacernos con el control de los saltos de cada personaje en las diferentes estancias.

Duración: 100/100
Head Over Heels, con sus cinco mundos repletos de puzzles y poblados por un sinfín de enemigos, es uno de los juegos más largos y difíciles a los que os podáis enfrentar. Sin duda, acabar el juego con únicamente las ocho vidas que tendremos para cada uno de los personajes resultará ser un reto hasta para los jugadores más experimentados.

Valoración General: 95/100
El título que hemos analizado es, sin duda, uno de los juegos mejor realizados de los que poblaban el catálogo de las plataformas de ordenador de ocho bits de antaño. Sin duda, aún hoy es un título excelente, y cualquier jugador quedará atrapado tanto por su original manejo como por la sobresaliente ambientación gráfica de la que hace gala. Recomendado para todos los públicos, especialmente para todos aquellos jugadores que deseen enfrentarse a un auténtico reto.

Os dejo un enlace directo al juego aquí. Para disfrutarlo, deberéis de contar con el correspondiente emulador. Además, os dejo el enlace a la página de un genial remake del juego realizado para PC.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...