Análisis: Halo Wars

Halo Wars

Título: Halo Wars
Género: Estrategia
Plataforma: Xbox 360
Desarrollador: Ensemble Studios
Editor / Distribuidor: Microsoft / Microsoft
Idioma: Castellano
Precio: 64,95€
Fecha de lanzamiento: 27 Febrero 2009
Clasificación: Mayores de 16 años

Los seguidores de la franquicia ya se cuentan por miles, con lo que no sorprende para nada que sus responsables busquen proyectos varios con los que aprovechar las posibilidades de su universo. En 2006 se anunció el desarrollo de un título que acaba de aterrizar en nuestras tiendas: Halo Wars. No es otro juego de acción en primera persona, sino una precuela del mundo Halo donde se nos invita a disfrutar de un RTS (estrategia en tiempo real). El cambio de género es bastante radical, pero va a permitir que más de un seguidor de Halo cambie de aires y que más de un amante de la estrategia se anime a descubrir las bondades de ésta famosa saga de FPS.

Su desarrollo ha sido responsabilidad de Ensemble Studios, compañía en la que Microsoft ha depositado una gran confianza con éste proyecto. No es para menos, puesto que los chicos de Ensemble han estado detrás de la franquicia Age of Empires desde hace más de 10 años. Por otro lado, no es su primer acercamiento al mundo de Halo, dado que tiempo atrás trabajaron en un MMO cancelado basado en éste universo. Con Halo Wars demuestran dos cosas: que la historia de la franquicia se amolda perfectamente a otros géneros, y que tienen el talento para mantener el espíritu de una saga ya consolidada en su terreno. Dos cosas que, sin duda, tranquilizarán a los seguidores más acérrimos de Halo.

Halo se desarrolla en uno de esos universos ricos en historia que sólo pueden exprimirse con precuelas, novelas, películas de animación o proyectos del estilo que permitan llenar huecos previos. Halo Wars es, indudablemente, una precuela. Se sitúa 20 años antes de lo acontecido en el primer juego. Comenzamos en el año 2531, seis años después de la invasión de la Covenant. Las tropas humanas continúan combatiendo, pero nosotros nos desplazaremos hasta la nave Spirit of Fire. En ella el respetado capitán James Cutter y el sargento John Forge comparten viaje con Ellen Anders, científica especialista en la investigación de las antiguas ruinas. Juntos participarán en varias batallas con los Covenant y descubrirán que los invasores están preparando planes secretos que podrían acabar con la resistencia opuesta por parte de la humanidad.

Halo Wars

JUGABILIDAD

Ensemble Studios, empresa muy acostumbrada a la estrategia en tiempo real en PC, ha querido que Halo Wars sea, especialmente, accesible para todo tipo de usuarios. Esto implica que los controles se encuentran simplificados al máximo. Para hacernos a ello y no tener problemas en el campo de batalla el título cuenta con dos tutoriales (básico y avanzado). Si bien son realmente básicos, en algunos casos demasiado, recomendamos su realización para no tener dudas a la hora de jugar. Principalmente, el juego se fundamente en el uso del stick y de dos botones: X y A. Con el botón X señalamos el lugar al cual queremos que se desplacen las unidades seleccionadas. Por su parte, con A elegimos una unidad, mientras que si lo mantenemos pulsado unos segundos aparecerá un campo que seleccionará a un grupo de unidades cercanas. Para elegir a todas las unidades de forma simultánea pulsaremos LB, lo cual nos permitirá acelerar las cosas. En base es un sistema de movimiento sencillo y cómodo, pero a la hora de las batallas resulta insuficiente. Sobre todo porque nos dará más de un problema a la hora de seleccionar unidades específicas o en enviar tropas a dos lugares distintos de la pantalla. Debería haberse implementado un filtro para la elección de unidades o un sistema más completo que permitiera dar órdenes más precisas. Con el botón X también ordenamos a las unidades atacar, pero si pulsamos Y mandaremos a nuestras tropas que hagan uso de un ataque especial. Por ejemplo, los soldados rasos lanzarán granadas, mientras que los warthogs atropellarán a los enemigos. Es importante tener cuidado y no elegir que todas las unidades utilicen Y en los ataques, puesto que esto nos puede llevar a perder warthogs de manera alarmante (su ataque especial contra unidades pesadas enemigas es más bien inútil).

Halo Wars

Y con esto entramos en el sistema de combate. Se basa en una mecánica de piedra-papel-tijera tradicional. Es decir, que vehículos terrestres acaban con soldados rasos, y que los aéreos son más eficaces contra los terrestres. El problema del sistema es que no hay pistas claras sobre las ventajas y desventajas de cada unidad, por lo que será tarea nuestra hacer uso de la prueba y error para descubrir qué estrategias de combate nos convienen más. También será vital aprender a determinar qué ejército encaja mejor con cada misión en la que nos encontremos. La variedad de unidades es amplia (en cierta medida), conteniendo un buen número de tropas terrestres (infantería que puede “evolucionar”, soldados con lanzallamas…), vehículos (tanques, warthogs, cobras…), máquinas aéreas variadas y elementos que ayudarán a proteger nuestras bases (como las clásicas torretas). El límite de unidades que podremos tener simultáneamente en batalla siempre estará llamando a nuestra puerta, con lo que es vital no invertir todo nuestro espacio en infantería y planificarlo todo al último pelo (aunque siempre podemos sacrificar y empezar de nuevo). El sistema de juego se basa en la utilización de bases en las que construiremos complejos y todos los edificios necesarios en un juego del género. Una vez tenemos la base (construida con un mínimo de recursos) construiremos fábricas de combustible, barracones para tropas y demás piezas clave. La mayoría pueden subir de nivel con una pequeña inversión, lo que nos dará mayores posibilidades de seguir explotando nuestros recursos.

Halo Wars

Además de esto hay que tener en cuenta otras características importantes del sistema de juego. Por ejemplo, una serie de habilidades especiales a las que accederemos pulsando la flecha direccional arriba de la cruceta. Al inicio de una batalla normalmente nos ofrece un espectro limitado de opciones, como curar una construcción o un grupo de unidades, pero poco a poco va desbloqueando otras suculentas ventajas. Entre ellas, un poderoso rayo de energía que podremos mover a placer para dañar la base enemiga de nuestro agrado o eliminar a un grupo específico de oponentes. Éstas herramientas consumen recursos, pero son indispensables a la hora de “salvar el día” cuando las cosas se están poniendo complicadas para los humanos. Y no olvidemos la figura del héroe, unidades específicas con una habilidad especial que les aportan una importancia enorme (y que pueden ser revividos, al igual que los spartans, al pasar cerca de ellos).

El modo campaña no es demasiado extenso, y a la historia le cuesta arrancar, pero satisfará a los aficionados de Halo que estén deseando descubrir el pasado de la serie. Además, puede ser disfrutado de manera cooperativa con un segundo jugador (compartiendo recursos, así que cuidado no haya peleas tontas). Si pasamos al lado multijugador del producto vamos a encontrarnos con partidas de hasta seis usuarios simultáneos donde podremos elegir controlar a los covenant o a los humanos. En general, las opciones online y multijugador en general deberían ser más profundas, sobre todo teniendo en cuenta lo que han aportado otros RTS recientes al catálogo de Xbox 360.

Halo Wars

GRÁFICOS

El apartado visual es de primera fila, destacando de manera brillante las escenas de vídeo incorporadas entre misiones. Su calidad es enorme y realizan un excelente trabajo a la hora de adentrarnos en la historia presentada por los desarrolladores. Durante las batallas apreciaremos escenarios de amplio tamaño, con un buen diseño general y animaciones muy cuidadas para las unidades. La variedad de estas es amplísima y sus animaciones de aspecto muy real. Su inteligencia artificial falla más de la cuenta, sobre todo a la hora de realizar recorridos, pero no es un error alarmante. Donde se podría haber realizado un trabajo más cuidado es en las bases y, sobre todo, en el surtido de efectos visuales utilizados para disparos y explosiones. En contraposición a esto, todo lo relacionado con la Covenant está normalmente aderezado con el uso de transparencias y otros detalles visuales bastante remarcables.

MÚSICA & SONIDO

A Stephen Rippy le ha tocado la responsabilidad de componer la banda sonora de éste nuevo Halo. Tarea complicada, puesto que debía mantener el espíritu sonoro de la franquicia, pero innovando de alguna manera para sorprender a los fans. Rippy, que anteriormente trabajó en entregas de Age of Empires, escuchó los CDs de los anteriores Halo repetidas veces para sumergirse en su ambientación. También contó con el apoyo de los compositores habituales de la saga, demostrando que aspiraba a realizar un trabajo que encandilara a los fans. Tras disfrutar del juego, podemos asegurar que ha obtenido un resultado más que satisfactorio. La banda sonora acompaña a la perfección, toma tintes épicos cuando la ocasión lo requiere y, sin darle más vueltas, cumple con su cometido sin despeinarse. Los efectos de sonido también están a la altura de las circunstancias, mientras que el doblaje raya a gran nivel. No obstante, las voces que oiremos cuando nuestras unidades respondan a las órdenes, como suele ocurrir en el género, tienden a repetirse en exceso.

Halo Wars

CONCLUSIÓN

Un punto de vista muy distinto para el universo de Halo que le sienta como un guante. El cambio de registro permite adentrarse en la historia de una manera diferente, aportando aire fresco así a un mundo que ya nos ha dado muchas alegrías en el pasado. El guión, aunque no está desarrollado tan bien como nos gustaría, aporta luz al pasado de la serie y continúa expandiendo un rico mundo que seguirá dando de hablar en el futuro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...