Gears of War versión PC

Después de haber hecho felices a más de tres millones de propietarios de consolas Xbox, Gears of War llega hasta nuestros PCs un año después. Un videojuego magnífico al que los muchachos de Epic se han encargado de añadir bastantes cositas. Un título excepcional cuya intensidad puede llegar a traumatizar, señores vayan quitándose el sombrero porque estamos ante un nuevo clásico.

Gears of WarNo se muy bien porqué los Locust piensan que la extinción de la raza humana es la solución. El caso es que con un guión digno de una película de serie B nos enfrentamos a un videojuego que nos hará pasar miedo, disfrutaremos y nos sorprenderemos en la eterna y antológica confrontación a la invasión extraterrestre. Por suerte, su equipo de desarrollo ha hecho explotar alguna idea nueva y una puesta en escena que quita el hipo a los más valientes. Y es que Gears of War es un título inevitable, un regalo que ningún gamer podría rechazar. ¿Me estoy pasando? ¿Nos pagarán comisión los chicos de Microsoft? Hombre, pues a primera vista no tiene nada de excepcional: controlamos a un marine que parece un tubo de esteroides que es acompañado de unos compañeros 90% musculatura denominación de origen Texas. En otras palabras, máquinas de guerra, nuestra última esperanza contra la invasión extraterrestre. ¿El objetivo del juego? ¡Sobrevivir y combatir! ¡Sí, señor!

Gears of WarLa luz se apaga y el marine se despierta en pleno combate. El primer punto fuerte de Gears of War, además de su excelente apartado gráfico lo constituye no tener un prólogo demasiado largo. Casi sin explicaciones nos vemos metidos en el infierno de la guerra. La ventaje de esto es que desorienta a un jugador que no tiene ni idea de qué es a lo que se va a enfrentar. El primer encuentro con nuestros enemigos se convierte en mucho más explícito y necesariamente violento. Una especie de tutorial nos explica las bases del juego y nos enfrenta a un primer grupo de extraterrestres.

Gears of WarLa jugabilidad de Gears of War se caracteriza por tener más de una vuelta de tuera. La interacción con el escenario de juego está presente todo el tiempo, es posible ocultarse detrás de casi cualquier cosa. Pulsando la barra espaciadora nuestro personaje se pondrá en cuclillas detrás de un bloque de hormigón o de un sillón. Si dejamos de pulsarlo se irá a esconder al hueco más cercano. Esto es diferente a la versión para Xbox 360, donde uno podía esconderse en cualquier rincón mientras buscaba lo más rápido posible escondrijo. La versión PC permite separar ambas maniobras en dos teclas o asociarlas a la barra espaciadora. Este detalle es bastante curioso y mejora un poquito la jugabilidad general del juego. La recarga de las armas puede hacerse de una manera más o menos eficaz. Tenemos pistolas, metralletas, fusiles, granadas, un arco futurista dotado de fechas explosivas y un aparato que conectado a un satélite envía un rayo láser al enemigo. Lástima que no se pueda usar tanto como a nosotros nos gustaría. La aventura principal puede jugarse sólo o en un modo cooperativo con un amigo, un trabajo muy fino por parte de los desarrolladores del juego, que han conseguido un modo de juego muy completo. De vez en cuando, los jugadores deberán recorrer caminos diferentes e intentar al mismo tiempo hacer frente a las amenazas inmediatas ayudando al colega de turno.

Gears of WarConstantemente somos escoltados por varios miembros de nuestra escuadra que parecen medio “bolos”, se ponen en primera línea de batalla o permanecen de manera estúpida delante de un enemigo con la esperanza de que lo funda. Armados de caridad no nos queda más remedio que acercarnos a estas criaturas para ayudarlas y que se pongan a cubierto. La inmersión es total, los tiroteos se suceden a gran velocidad, los cuerpos estallan, los Locust gritan y aunque el bestiario no es muy variado hay algún que otro bicho que podríamos calificar como de acojonante utilizando el castellano antiguo. Epic ha intentado conservar ese punto caótico dándole un poco de retroceso a las armas. El control sigue siendo preciso, pero pasar por delante de un obstáculo sin saber que se esconde detrás es tan peligroso como en la consola. Este tipo de situaciones nos hacen buscar la proximidad con el enemigo, eliminando la posibilidad del disparo a la cabeza propia de la puntería con el ratón. En este sentido, Gears of War para PC es muy jugable con un mando de control.

Gears of WarPor si os parece poco, el juego incluye cinco misiones inéditas en la campaña. Estas nuevas secuencias aparecen en el último capítulo y sirven para tapar ciertos agujeros argumentales del precipitado final de la versión Xbox. Nos enfrentaremos al monstruoso Brumak, ese al que los usuarios de la consola no le pudieron plantar cara. Sin ser el responsable de todo esto, nos ofrecerá algunos momentos memorables. Berserker ha sido animado como nunca y habrá que tener la sincronización necesaria para evitar sus ataques.

Gears of WarLa sensación de inmersión también pasa por esos pequeños detalles que hacen que te quedes con el ojo pegado a la pantalla. Algunas escenas te harán sentir como sube la adrenalina a la vez que no dejan de sorprenderte. Uno de los problemas sigue estando relacionado con su corta duración, igual es que queremos más. La guinda de la tarta llega de la mano de un multijugador que permite hasta ocho jugadores simultáneos a través de varios modos de juegos entre los que destaca el Deathmatch. Si le añadís todo el contenido aparecido en el servicio Xbox Live desde su salida para la 360 tenemos un nuevo modo de juego, tres niveles inéditos y un editor de niveles (el rumor era totalmente cierto). Para muchos nunca tendrá el estatus de juego de culto, para nosotros es uno de los mejores videojuegos de acción de los últimos años. Con eso es más que suficiente.

Gráficos: 90/100
Es posible que los diseños no sean del agrado de todo el mundo pero una de las patas sobre las que se apoya el título es una calidad inimitable. Unos escenarios impresionantes y una ambientación muy conseguida que supera lo visto en la versión consolera. El bestiario tiene un poco de Alien, Predator, Doom… (de una homogeneidad que sorprende)

Sonido: 80/100
El doblaje es perfecto. Los temas musicales son muy del gusto de los chicos de Epic y aportan una manera diferente de entender la ambientación sonora en los videojuegos de acción.

Jugabilidad: 85/100
Ocultarse, recargar, mirar a donde ir… El control ha sido mejorado para satisfacer a los usuarios de PC sin que se altere la sensación de estar jugando a un clásico moderno. Hay algunos problemas con la Inteligencia Artificial (amiga y enemiga) que nos ha hecho reiniciar la partida en más de una ocasión. Un poquito más de variedad no le hubiera venido mal.

Duración: 75/100
El modo aventura se termina en una docena de horas, se han incluido mejoras con respecto a lo visto en el original. El multijugador, tal y como ocurría en el Xbox Live alarga la vida del juego de manera considerable. El completo editor de mapas permitirá a los seguidores ponerse en la cabeza de los desarrolladores de niveles.

Valoración General: 90/100
El resultado final de la adaptación de Gears of War a PC es difícilmente criticable. Todo un placer para cualquier jugador que se acerque al mismo. Sin cambiar los ingredientes básicos de la receta, eliminando algunos defectos vistos en la versión para Xbox y añadiendo nuevos detalles que se integran a la perfección es imposible no invitaros a que lo probéis. Excepcional.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...