Forza Motorsport 5, el realismo de la nueva generación de carreras

El juego Forza Motorsport 5 se ha convertido en el abanderado de la nueva generación de Xbox, haciendo gala de unos gráficos de alta categoría.

Los amantes de los juegos de conducción encontrarán en las tiendas, dentro de solo unas pocas horas, el lanzamiento de Forza Motorsport 5. Esta nueva entrega de la famosa saga de Microsoft se quiere convertir en el líder de la conducción en la próxima generación de consolas. Acompaña a Xbox One en su debut mundial y cuenta con una combinación de jugabilidad y gráficos totalmente sorprendente. Desde el primer momento la nueva consola de Microsoft ofrece un alto nivel de potencia y esto es gracias, en parte, a la calidad de Forza Motorsport 5.

Hay varios elementos totalmente identificativos en relación a los puntos fuertes de Forza Motorsport 5. Se trata de un título que saca el máximo partido posible a las virtudes de Xbox One. Y no solo hablamos de potencia gráfica, sino también de funciones y posibilidades en jugabilidad. Así, por ejemplo, Forza 5 aprovecha el poder de la nube. Este es un concepto que Microsoft tiene muy en cuenta y que quiere aplicar a todos sus juegos.

En Forza Motorsport 5 nos encontramos con el sistema Drivatar. Esta tecnología ha sido creada a fin de complacer a los usuarios de forma que siempre estén entretenidos al contar con rivales de peso a los que plantar cara. Drivatar nos analiza, examina cómo jugamos, nos observa y llega a colocar en los circuitos los rivales que más reto supondrán para nosotros.

El modo multijugador de Forza Motorsport 5 también se ve reforzado gracias a la forma en la que Xbox One ha replanteado todas las exigencias de la forma en la que jugar a través de la red. Con este título es fácil encontrarnos compitiendo con rivales que encajan en nuestra forma de jugar y que no se encuentran ni más arriba ni más abajo que nosotros. Xbox One trata de ofrecer un sistema de matchmaking que no hemos visto en ninguna otra consola y que ya en Forza Motorsport 5 va a lucir de forma muy llamativa.

Para el final, como no podía ser distinto, hemos dejado la oportunidad de hablar de los coches, del realismo que destilan los circuitos y de la sensación de velocidad que proponen los vehículos. Decir que conducir en Forza Motorsport 5 es tan real como hacerlo en vivo es quedarnos en un tópico. La verdad es que el trabajo de texturas, de animaciones, de físicas y de sensación de realismo está muy por encima de todo lo que hemos visto en las consolas.

Post patrocinado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...