Farm Simulator, o cómo ser granjero de forma divertida

En los juegos de la franquicia Farm Simulator tendremos la oportunidad de vivir experiencias que solo podrían ser posibles en la vida de los granjeros.

El simulador de granja Farm Simulator

Hace unos meses tuvimos la oportunidad de ver el juego Farm Simulator en consolas y PC. Nos chocó bastante. Pensábamos que era uno de esos simuladores que se quedaba en ordenadores para que fuera disfrutado por parte de jugadores muy «pillados» con este tipo de juegos. No veíamos a los usuarios visitando las tiendas para pedirle al dependiente de turno «dame un Farm Simulator». Sonaba bastante ridículo. Luego probamos el juego en consola y nos sorprendimos por tener que tragarnos, sin masticar siquiera, todas las palabras en las que habíamos pensado.

¿Cómo un juego de simulación de granja podía ser tan divertido? Y no hablamos de un punto de vista como el de Harvest Moon, donde lo cierto es que tienes una forma de interactuar con el escenario, el entorno y las personas muy adictivo. Sino de una forma de trabajar en la granja más metódica, pausada, realista, prestando atención solo a los detalles relacionados con la administración de la granja.

Tampoco penséis que poneros a jugar a Farm Simulator es como iniciar una partida multijugador de Just Dance, porque no es así. Se necesita estar un poco mentalizados de que aquí lo que vamos a hacer es administrar una granja de la manera en la que lo haríamos en la realidad. Y trabajaremos el campo de la misma forma.

Quizá os sorprendáis montados en un tractor que tiene que recorrer una gran distancia y que lo hace a la velocidad real a la que iría el vehículo en la realidad. Es posible que se os quede la cara un poco sorprendida cuando veáis que el juego quiere ser más simulación que juego, así que si no os va lo de ser granjeros o lo de disfrutar de simuladores realistas, os recomendamos propuestas como FarmVille o similares.

Farm Simulator, que se ha lanzado hace poco en Nintendo 3DS y PlayStation Vita, es un juego de nicho claramente. Y eso nos gusta, porque cubrir las necesidades de los nichos de mercado se ha transformado en la manera en la que pequeñas distribuidoras como BadLand Games tienen la oportunidad de conseguir ingresos y progresar para ser cada vez más grandes. Desde nuestra opinión personal no podemos hacer otra cosa sino aplaudir el trabajo de esta compañía en cuanto a abrirnos las miras de los tipos de juegos a los que podemos acceder en las tiendas. Y si os interesa o tenéis curiosidad por las granjas, no os perdáis Farm Simulator.

Vía: BadLand Games

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...