Far Cry 3: Blood Dragon, un FPS al puro estilo VHS

De la mano de Ubisoft nos encontramos con una entrega de la saga Far Cry que sorprende por la elevada cantidad de humor que ofrece.

Far Cry 3 Blood Dragon ofrece el auténtico estilo de los 80

¿Demasiadas siglas para el título del análisis?: decididamente no. El lanzamiento de Far Cry 3: Blood Dragon se ha convertido en uno que la generación que disfrutó del entretenimiento de los años 80 no debe dejar pasar. Creado por Ubisoft en una demostración de pasión, ganas por hacer cosas distintas y locura, este título de origen digital también se puede adquirir en formato físico en su versión de PC. Combinamos siglas porque es un FPS (First Person Shooter para simplificar) y tiene la filosofía casposa de los ochenta de un VHS (siglas de Video Home System).

Lo primero que hay que decir y algo que la propia Ubisoft remarca de forma especial, es que para jugar a Far Cry 3: Blood Dragon no necesitamos tener el juego Far Cry 3. La única similitud que tienen se encuentra en el nombre y en que ambos se juegan en primera persona. Si dejamos eso al margen podemos asegurar que Far Cry 3: Blood Dragon es una locura constante, por su humor, por sus excentricidades y por los ingredientes que pone de manifiesto combinados para dar como forma un FPS que pasa a la historia por lo diferente que es a todo lo que se comercializa en la actualidad.

La historia, con dragones futuristas, con invasores, con soldados tecnológico, con robots cutres y con armas tecnológicamente muy avanzadas, recuerda a esas películas de los 80 protagonizadas por el héroe de marras que ocupaba su tiempo corriendo, marcando paquete y rescatando a la chica o chicas en apuros. Eso es algo que Far Cry 3: Blood Dragon hace y representa muy bien. Al mismo tiempo, también es tan divertido y descabezado como aquellas películas, y todo se combina con una forma de jugar más propia de la década a la que hace homenaje. ¿Tutoriales? si, pero ridículos, humorísticos, para que nos riamos por ser tan malos que tengamos que hacer un tutorial o simplemente para demostrar que los jugadores de hoy están demasiado acomodados a que se lo enseñen todo.

Far Cry 3: Blood Dragon es, como decíamos, un homenaje a los viejos tiempos, a la forma de jugar del pasado y a un tipo de producto difícil, pero adictivo. Nos vamos a meter de lleno en una aventura con tiros y tiros, con un escenario abierto digno de llamarse Far Cry, aunque con muchas particularidades que lo alejan de la experiencia para todos que simboliza la saga madre de Ubisoft. Que sea un título digital o de bajo precio en su versión de PC es una buena confirmación de que al mismo tiempo es un juego para un público muy determinado.

Los gráficos sorprenden, porque están mejor de lo que podríamos esperar. Se parte del concepto de mostrarlo todo lo más ochentero posible, incluso con errores de visualización propios de las cintas de vídeo de la época. La música y los efectos sonoros también suenan sumamente casposos, e incluso se ha contratado a un actor de fama en los 80 que apareció como coprotagonista de la película Terminator y que está considerado como una de esas leyendas de otra época. El resultado de tal esmero para representar los elementos de los 80 en el juego es un título que merece mucho la pena que sigamos de cerca y que tengamos la oportunidad de probar en su totalidad.

Es tan eficiente el reflejo que sólo le hubiera faltado una pantalla de carga de media hora para que pensáramos en los clásicos juegos distribuidos en cinta para ordenadores como Spectrum y Amstrad. Dicho esto, recomendamos Far Cry 3: Blood Dragon para los entusiastas del género FPS y para todos aquellos amantes de títulos distintos a todo lo que podamos esperar.

Vía: Far Cry 3: Blood Dragon Official Site

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...