El Shaddai: Ascension of the Metatron llega a PC

El Shaddai: Ascension of the Metatron vuelve al mercado 10 años de su lanzamiento original en consolas.

Uno de los must have más olvidados de la generación de Xbox 360 y PlayStation 3, vuelve por petición de unos pocos que no han olvidado el título. Se trata de El Shaddai: Ascension of the Metatron, uno de los juegos que, con los ojos cerrados, habríamos pedido recuperar si alguien nos hubiera dado a elegir los 10 títulos de su generación que querríamos jugar de nuevo. Su lanzamiento inminente en PC este mes de septiembre pone de nuevo de actualidad un juego que fue tachado de blasfemo y que causó interés por su estética, por su historia y por su apartado musical.

Desde que se conocieran los primeros detalles de El Shaddai: Ascension of the Metatron, se convirtió en uno de esos juegos que causó curiosidad e interés a partes iguales. Sus desarrolladores intentaron convertir al juego en una nueva pequeña revolución artística dentro del género de la acción. Las técnicas visuales de las que hace uso resultan de lo más chocantes y llamativas, consiguiendo ese efecto sorpresa que los desarrolladores intentan aportar a todas sus creaciones.

Tintes bíblicos

El juego, ya por su título, nos deja claro que tiene largas referencias a la historia de la Biblia y a la de la religión católica. No debe sorprender ni llamar al pánico, dado que la historia se adapta de forma que resulta interesante para cualquier tipo de jugador, planteada de manera amena y adictiva, y no como si estuviéramos leyendo un libro. En el juego tomamos el control de Enoch (también escrito como Enoc o Henoc en nuestro idioma), descendiente de Adán, y al mismo tiempo bisabuelo de Noé (entre otros vínculos importantes con conocidos personajes bíblicos). Dentro de este contexto, el argumento se inspira, de manera libre y con licencias artísticas y jugables, en el libro de Enoch. En él, un sacerdote está buscando siete ángeles caídos para evitar el gran diluvio que destruiría a la humanidad. En su camino cuenta con el apoyo de Lucifer, un ángel guardián, y cuatro arcángeles, Rafael, Uriel, Gabriel, y Michael.

Enoch

Como protagonista nos encontramos con Enoch, que tiene una larga y compleja misión delante de él, implicando que deberá luchar contra demonios y seres de la oscuridad que intentarán llenar su alma de oscuridad. Enoch es un personaje joven, muy ágil, que puede dar largos saltos en el aire (con función de doble salto) y realizar movimientos de batalla rápidos y espectaculares. Inicialmente no cuenta con ningún arma al margen de sus puñetazos y patadas, pero no tardará en desarmar a sus enemigos y conseguir herramientas de ataque muy poderosas. Por ejemplo, una cuchilla sagrada conocida como el arca, con la que podemos golpear a los enemigos cuerpo a cuerpo e incluso lanzarlos hacia el aire para realizar combinaciones aéreas. A medida que nos crucemos con otros oponentes también será posible conseguir sus armas, como una serie de espolones que lanzaremos a distancia de manera rápida y precisa.

La particularidad de las armas es que tienden a llenarse de oscuridad, por lo que será necesario o cambiarlas por unas nuevas o purificarlas con una tecla. Para cambiarla con otra solo habrá que purificar a un oponente. Lo conseguiremos atacándole con un arma que no haya sido contaminada por la oscuridad. Si por su parte atacamos con un arma oscura, no podemos quitarles las armas a los enemigos, sino que los destruiremos de forma automática y nos infectaremos un poco más por la maldad que reina en el mundo.

Combate de último nivel

Los controles son de lo más sencillos, denotándose que los desarrolladores han buscado un sistema que permita realizar potentes combinaciones, pero sin dar demasiadas dificultades. Podemos golpear con un combo pulsando repetidamente el botón de ataque, mantenerlo pulsado para lanzar otro golpe (también en el aire), o mantener una de las teclas con el objetivo de llevar a cabo técnicas distintas. Dada la gran velocidad de los enfrentamientos, resulta fundamental saltar a menudo y poder cambiar de técnicas para sorprender a los adversarios cuando menos se lo esperen. También habrá que ser cautos, dado que, como es tradición, Enoch sufrirá daños cada vez que sea golpeado. No habrá un indicador de vida en pantalla, sino que cada vez que reciba un golpe veremos cómo se le va rompiendo la ropa hasta quedarse con el pecho al aire. Cuando llegue a este estado y veamos que la pantalla se cambia a un color más oscuro, significará que estamos cerca de perder el combate.

El Shaddai: Ascension of the Metatron combina las batallas con secuencias de plataformas en las que aprovechar la función de doble salto del protagonista. También se prometen algunos obstáculos, pero por lo que hemos podido ver, los enfrentamientos serán una constante.

Un juego artístico

Tras El Shaddai: Ascension of the Metatron se esconde uno de los videojuegos más sorprendentes a nivel visual de los que hemos visto desde hace mucho tiempo. Su diseñador principal, Takeyasu Sawaki, que ya participó en Okami, nos introduce en un mundo de luces y sombras donde se rompe totalmente con lo establecido. La simplicidad se combina con efectos variados, reflejos, engaños visuales, y técnicas que sorprenden por su particularidad y lo extrañas que resultan, pero que le confieren al producto un aspecto irresistible. En parte por el tono religioso que tiene el juego, en parte por las localizaciones en las que se nos introducirá, donde podemos esperar cualquier cosa, El Shaddai: Ascension of the Metatron consigue llamar la atención sin necesidad de recurrir a elementos comerciales ni manidos. Es un juego al que las imágenes no hacen justicia, y que de verdad merece la pena ver en movimiento.

El sonido está en consonancia con todo esto y va reproduciendo melodías de tipo religioso, con temas que, nos encontremos en la situación que nos encontremos, cuadran perfectamente con el desarrollo de la partida.

Años de espera hasta su lanzamiento en PC

Diez años han pasado para que El Shaddai: Ascension of the Metatron llegue desde las consolas al PC. Se lanzó inicialmente en Xbox 360 y PlayStation 3, pasó del mercado japonés al occidental y recibió unas impresiones positivas entre prensa y público. No obstante, es cierto que su volumen de ventas no lo acabó convirtiendo en un súper ventas, sino que pasó desapercibido y se convirtió en uno de esos sleeper hit que terminó como uno de los juegos más cotizados en el catálogo de ambas consolas.

La versión de Steam se recibe con los brazos abiertos, como un oasis en medio del desierto en estos momentos en los que se aprecia bastante sequia entre los desarrolladores japoneses. De esta versión se ha ocupado el estudio crin Co, pero no hay que olvidar que el desarrollo original corrió a manos de Ignition Tokyo, empresa que cerró sus puertas cuando cayó el conglomerado de UTV Ignition Games.

Para el lanzamiento en Steam se han mejorado los gráficos y adaptado algunos elementos de la jugabilidad. También se ha garantizado que las voces estarán en inglés y que contará con subtítulos en distintos idiomas, incluido el español. Con eso tenemos la garantía de contar con un juego que, muy posiblemente, en esta ocasión sí conseguirá llegar lejos y presentarse ante una nueva generación de jugadores con ganas de buenos juegos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...