El calor y el frío pueden ser la próxima novedad de PlayStation Move

Sony se saca de la manga una patente con la que le dará una nueva función al mando PlayStation Move de PlayStation 3.

Calor y frío en el mando PlayStation Move

En el año 1997 nos quedábamos impresionados con el Rumble Pak de Nintendo 64, un dispositivo que se colocaba en el mando y que hacía que este vibrara mientras jugábamos. Por aquel entonces la vibración era algo nuevo y alucinaba a los usuarios, aunque su espectacularidad fue pasando de moda y al final terminó como algo que prácticamente ya no se usa.

Ahora Sony quiere que tengamos también algo nuevo en las manos con lo que nos sorprendamos. Su nueva idea, esta vez inventada por ellos, pasa por conseguir que un mando nos proporcione frío o calor dependiendo de la situación.

Un reciente documento de patente publicado por Sony y encontrado por Kotaku, muestra un mando de PlayStation Move con una banda dentro que es capaz de producir efectos de calor o frío en las manos de los usuarios. Un ejemplo de cómo puede usarse esto, según la patente, es cuando el jugador dispara continuamente una pistola automática. En ese momento la pistola se calienta, algo que quedaría representado por el calentamiento del propio mando. Cuando el jugador se ve forzado a esperar para que la pistola se enfrie, esto puede replicarse al enfriarse el mando. Al ocurrir esto también cambiaría de color la luz del orbe del mando, pasando de forma dinámica de rojo (calor) a azul (frío).

También se menciona una situación en la que el usuario es golpeado con una bola de fuego o cuando usa la función de calentamiento del mando para detectar un objeto que no está visible en pantalla, como un sistema similar a un detector térmico de metales. Pensando de forma muy básica podemos imaginar en que si buscamos un objeto en una habitación, el mando replicaría las expresiones de «frío, frío, frío, caliente, caliente, más caliente, te quemas» pero mediante los sentimientos que se producirían en nuestra mano.

Además de esto, Sony sugiere una función no vinculada con los juegos: la habilidad para enfriar las palmas de un jugador especialmente acalorado que tenga costumbre de sudar. Son ideas viables que podrían usarse de multitud de maneras y que podrían ayudar a que la próxima generación de consolas plante batalla a la realidad virtual y otras tecnologías que se acercan. Incluso podría ser una nueva idea para que los sistemas de inmersión virtual sean todavía más avanzados. Dado que nos encontramos en los últimos años de PlayStation 3, es posible que esta idea, de llevarse a cabo, se quede en el cajón hasta la próxima consola de Sony.

Vía | Kotaku

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...