Dead Space 3, impactante y completo, pero insuficiente para EA

Dead Space 3 fue el último juego lanzado de la franquicia, la cual quedó «cancelada» después de que este título vendiera menos de lo previsto.

Visceral Games se hizo un nombre de peso en el mercado gracias a Dead Space y cada una de sus entregas era, en la época, muy esperada entre los usuarios. Su combinación de acción de shooter en tercera persona y de survival horror ha dado pie a que sean muchos jugadores los que disfruten disparando a todo tipo de criaturas mientras se llevan algún que otro susto. La tercera entrega, que da continuidad a la secuela, incorporó jugosas novedades, como juego cooperativo y un sistema con el cual podemos fabricar todo tipo de armas y objetos.

En nuestro repaso a la saga, el cual estamos haciendo a la vista de los rumores cada vez más tangibles del posible regreso de la franquicia, hablamos hoy de la tercera entrega. Cabe destacar que Dead Space fue una serie que tuvo más entregas al margen de las numeradas tal y como ya os contamos en nuestra review de Dead Space 2. Aunque el nivel de calidad fue elevado en todas ellas, no hay ninguna duda de que fueron los tres episodios principales los que más destacaron.

No obstante, estamos valorando el hacer reviews de todos para darle, de nuevo, visibilidad a Dead Space y que así, si vuelve de verdad, que estemos bien preparados.

Una campaña de lo más intensa

Lo que descubrimos al jugar a Dead Space 3 en su campaña monojugador es que la combinación de inquietud y de acción vuelve a ser un elemento fundamental de la jugabilidad. Comenzamos en un entorno frío y nevado, complicado por lo poco que vemos del escenario y por las elevadas posibilidades de que, en cualquier momento, algo nos ataque sin que nos lo esperemos. El sonido ayuda a discernir si hay algo que nos acosa entre la nieblina, siendo necesario plantar cara a todos los peligros con dos tipos de arma distintas entre las que podemos cambiar con la cruceta.

Avanzamos a través de un entorno hostil y muy complicado, lleno de necromorfos que poseen los cuerpos humanos de personas caídas para atacarnos de manera incansable. En el momento en el que nos enfrentamos con estos oponentes tenemos que tener muy en cuenta el desmembramiento de los enemigos. No es fácil acabar con los necromorfos si no tenemos cuidado. Uno de estos seres reanima el cadáver de un humano y este nos ataca con su cuerpo entero. Si lo partimos en dos, el necromorfo tomará control de las piernas, y seguirá atacándonos, todavía con más rabia.

Esto hace que tengamos que desmembrar a los oponentes en su totalidad, eliminando el espacio en el que el necromorfo se pueda esconder. Una vez el necromorfo no tenga sitio, saldrá del cuerpo e intentará buscar uno distinto. Si no tenemos cuidado, el necromorfo irá saltando de cadáver en cadáver dándonos problemas constantes hasta que lo eliminemos.

A la hora de combatir tenemos el peligro de soldados enemigos que nos atacarán y los propios necromorfos. Hay que prestar atención a ambos bandos, dado que ni siquiera cuando se tenga que imponer lo de el “el enemigo de mi enemigo es mi amigo” la computadora nos apoyará. El reto será constante y el escenario no ayudará, dado que se encuentra lleno de desafíos permanentes, como situaciones en las que estaremos a punto de caernos al vacío. Pulsaciones de botones y del stick digital nos sacarán del apuro, y también el uso de las armas. La campaña resulta muy interesante y la ambientación ayuda mucho, implementándose nuevas acciones, como la posibilidad de cubrirnos en los tiroteos y un desarrollo más fluido de los enfrentamientos.

Acción cooperativa para mayor intensidad

Esto fue algo que podría haber redefinido el futuro de una franquicia como Dead Space, y Visceral Games quiso depositar en el modo cooperativo una atención especial (aunque hoy día ya sabemos que la saga no continuó). Para la ocasión tenemos la oportunidad de conectarnos a los servicios online y compartir la campaña con un segundo jugador que puede entrar y salir según sus intereses. Un usuario se pone al control del protagonista y el otro toma el papel de John Carver, el nuevo personaje.

Lo interesante es que se da lugar a situaciones un poco distintas dependiendo de con quién estemos jugando, especialmente en lo referente al apartado visual y a lo que veremos en pantalla. El modo cooperativo es más completo y dinámico que simplemente tener dos personajes disparando al mismo tiempo contra la computadora. Se nos hace partícipes de retos especiales y de momentos en los que la colaboración será imprescindible.

El banco

La tercera gran característica de Dead Space 3 se encuentra en el banco, el apartado donde vamos a poder sacar provecho a todas las piezas y materiales que hayamos reunido a lo largo de los niveles. El equipo de desarrollo ha implementado una forma eficiente y, sobre todo, sencilla de crear armas, mejorarlas y personalizar el equipamiento de manera sencilla. Podemos utilizar planos que hayamos encontrado de armas prefijadas, o crear nuevas desde la base utilizando las piezas que tengamos en nuestra posición. La profundidad del banco, a largo plazo, es muy elevada, dado que vamos a tener a nuestra disposición todo tipo de piezas y resultados distintos.

Se enfatiza su uso a lo largo del juego para que se convierta en algo fundamental que pueda determinar la potencia de las armas que utilicemos contra la computadora. No obstante, si lo jugasteis en su momento ya recordaréis todo el tema de las microtransacciones que tenía el juego y que no habrían sido necesarias en ninguno de los aspectos. Lo que hizo Electronic Arts fue estropear la imagen de un título sobresaliente que no necesitaba la polémica para nada.

Conclusiones

Con estas características:  forma, modo cooperativo y el acceso a la creación y personalización de armas, Dead Space 3 fue uno de los títulos más completos de su género y de más posibilidades de la época. Tuvo capacidad para satisfacer a los seguidores y a los amantes de la acción en general a partes iguales, y si lo rejugamos, la sigue teniendo.

Tuvo un contenido DLC titulado Dead Space 3: Awakened que dejó la historia en un punto en el que, con cliffhanger incluido, podría haber continuado perfectamente. Y, en realidad, estuvo previsto que lo hiciera. La cuarta entrega de la franquicia se canceló porque las ventas del tercer episodio no alcanzaron los niveles que debería haber tenido un juego de su presupuesto. La pena es que había ideas realmente atractivas para la siguiente entrega, como un escenario de mundo abierto en el cual hubiera sido posible viajar entre distintos destinos espaciales.

Además, se comentó que la posible protagonista del juego sería Ellie, lo que ayudaría a darle un nuevo toque y a conseguir sorprender a la audiencia. Por desgracia, Electronic Arts pensó que era mejor dejar la saga dormida a la vista de que las ventas no acompañaban las previsiones. No solo eso, sino que, además, posteriormente la compañía tomó la decisión de cerrar el estudio Visceral Games. Eso dejó a Dead Space en tierra de nadie, en especial porque, en ese periodo de tiempo, EA estaba más interesada en producir juegos multijugador que en continuar invirtiendo grandes cantidades de dinero en producciones enfocadas a la campaña como fue el caso de la saga Dead Space.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...