Dead Space 2, el terror y la acción más salvaje

Ahora que suenan rumores sobre el posible retorno de la saga Dead Space, hablamos de la segunda entrega y de su excelente jugabilidad.

El retorno de Dead Space está cada vez más cerca. Los rumores hablan de ello y, teniendo en cuenta el tiempo que ha pasado desde la última entrega, está claro que nos encontramos con ganas de más. Por ello, vamos a hacer un repaso por varios de los episodios y, con ello, recordar las impresiones que nos proporcionó cuando lo jugamos en su momento.

Electronic Arts hizo un gran trabajo con la saga, elaboró un buen recorrido en distintas consolas y, sobre todo, no saturó la marca. En términos cronológicos todo comenzó en Dead Space: Extraction, juego de Wii que también tuvo una adaptación a PlayStation 3 a la que incluso se le incorporó compatibilidad con el uso del mando PlayStation Move. El siguiente juego siguiendo la historia es el primer Dead Space, disponible en PC, PlayStation 3 y Xbox 360, al que sigue Dead Space Ignition, descargable desde PlayStation Store y Xbox Live Arcade. Dead Space 2 para PC, PlayStation 3 y Xbox 360 continuó la historia posteriormente, volviendo a poner al jugador al control de Isaac Clarke, el protagonista de la franquicia.

En esta review hablamos de Dead Space 2 porque, entre todos los episodios de la saga, es el juego que más nos gustó y el que creemos que ofrece una jugabilidad más equilibrada en cuanto a la combinación de acción y dosis de terror.

Isaac está muy enfermo

Los jugadores que conozcan la saga de Dead Space sabrán que a su protagonista le ha pasado de todo y que, antes de Dead Space 2, las había pasado canutas. El pobre tiene una enfermedad mental que aparentemente parecía no ser permanente, pero que al final lo ha sido, así que seguirá teniendo un efecto constante en la salud y el equilibrio mental del protagonista. La historia vuelve a ser profunda y de lo más interesante, pero será algo que sin duda os invitamos a descubrir por vosotros mismos. Por si acaso no la conocéis, o no sabéis de qué va todo el universo Dead Space, el juego os hará una introducción para poneros al día. Comenzaremos en un hospital dentro de la Sprawl, donde Isaac tendrá que seguir afrontando las consecuencias de la infección necromórfica que se ha desatado en el lugar. Eso implicará luchar para sobrevivir e intentar conseguir cada vez mejores armaduras con las que seguir destrozando enemigos.

Jugabilidad contundente

Este es el mejor adjetivo que cuadra con el sistema de combate y los movimientos de Dead Space 2, porque el juego tiene un aspecto de enorme realismo. De primeras, los movimientos de Clarke son fluidos y naturales, ofreciéndonos un control sobre su cuerpo que da gusto llevar a cabo. Sus acciones son intuitivas y nos sentimos muy cómodos poniéndonos a su mando, notándose una gran mejora respecto a lo visto en el primer Dead Space.

Clarke podrá disparar con diferentes armas, cambiando de ellas con la cruceta, usar la energía para soltar impulsos con los que ralentizar a sus enemigos, dar fuertes puñetazos, o incluso patadas en el suelo para rematar a los infectados. El juego en general invita a tomar distintas estrategias, a cuidar la munición y a saber cuándo es el mejor momento para darle un puñetazo a un rival o activar el impulso de energía. Si nos apetece, aunque será altamente recomendable, podremos dar golpes a los cadáveres de nuestros oponentes para conseguir objetos y potenciadores varios.

Dead Space 2 ofrece una ambientación de primer nivel, con escenarios terroríficos, inestables e inquietantes, que se apoya en el efecto de gravedad cero para ofrecernos situaciones en las que literalmente flotaremos. Además, no hay que olvidar los puzles, pequeños minijuegos de habilidad, y el combate contra montones de enemigos que nos lo harán pasar mal si nos descuidamos.

Por no olvidar la estética del juego, que va más allá de solo destacar por su estupenda ambientación. En lugar de ello, los chicos de Visceral Games utilizan toda su experiencia y nos colocan delante de enemigos de ultratumba y oponentes que de verdad impactan visualmente. Estos monstruos, algunos ya conocidos, otros totalmente rediseñados, saltarán desde cualquier esquina para tomarnos de imprevisto y nos perseguirán con intensidad, sin darnos tiempo a abrir el menú de inventario (que no paraliza el juego) o pensar qué arma utilizar.

Algunos enemigos, como los niños infectados, que recuerdan ligeramente a los bebés del infierno que también diseñó Visceral Games, también aportarán frescura al desarrollo. Sin mencionar que el nivel de gore, explicitud visual y salvajismo es de primera línea, con algunas de las muertes más bestias que hemos visto en mucho tiempo dentro del género. Casi a veces nos gustará dejarnos matar para ver cómo los enemigos acaban con el protagonista haciéndole mil y una barbaridades.

Una excelente demostración del potencial de la saga

Dead Space 2 también tuvo modo multijugador, con varios modos, como uno de cuatro contra cuatro, donde dos equipos (humanos e infectados) tienen que luchar para o eliminarse las máximas veces posibles o frenarse en el camino de alcanzar su objetivo. Tuvo distintos personajes seleccionables y un buen número de armas y objetos que variarán en función de con quién estuviéramos jugando. Todo ello le ayudó a convertirse en uno de los mejores juegos de su generación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...