Dead Rising 3, el exclusivo de la saga de zombis

En Dead Rising 3 hay nuevo personaje y una mayor potencia gráfica para esta versión exclusiva de Xbox y PC.

Dead Rising 3 se lanzó en Xbox One y fue una de las grandes bazas de Microsoft cuando su consola se puso a la venta. Al fin y al cabo, tuvo en exclusiva una de las secuelas más esperadas del género. Con el tiempo también se lanzó en PC, pero a nivel de consolas, no ha dejado de ser exclusivo y eso es algo que le ha dado muchos puntos a Microsoft.

Zombis por todas partes

Comenzamos a jugar Dead Rising 3 y en un momento, ante nosotros, ya hay decenas de zombis. Nos movemos un poco, con las armas preparadas para abrirnos camino y vemos que lo que parecían decenas de zombis son, en realidad, cientos de zombis. Y cuando decimos cientos, no estamos exagerando. Una visión panorámica del escenario desde un punto elevado y en una calle abierta nos permitirá ver que no estamos precisamente solos. ¿Queríamos poner a prueba el motor gráfico del juego en comparación a los Dead Rising de la generación anterior?

Esta era nuestra oportunidad para comprobar que, sin duda, el equipo de Capcom Vancouver había afinado la maquinaria al máximo para no tener que arrepentirse de incluir cientos de enemigos en pantalla de forma simultánea. El juego sorprende y satisface a partes iguales por el potencial gráfico del que hace gala. Es cierto que se le ha dado una capa de sobriedad a la paleta de colores, siendo más oscura que la de juegos anteriores, pero el humor sigue presente de la misma manera en la que lo estuvo en el pasado.

El cambio de estilo gráfico es algo de lo cual, sorprendentemente, nos olvidamos a los pocos minutos de partida. Lo cierto es que este tipo de oscuridad y de ambientación sombría es más propia de un juego de zombis, lo que hace que resulte muy natural verla introducida en Dead Rising 3. Todo se parece más a lo que esperamos de un episodio de The Walking Dead, aunque no hay ningún tipo de limitación en relación a las cosas que puede hacer el usuario al control del nuevo protagonista, el intrépido superviviente Nick Ramos.

Comenzamos con un inventario que se va llenando cada vez de más gadgets, desde armas hasta consumibles, que utilizamos en forma de rueda y al que accedemos con facilidad. Llegamos a tener el apoyo de un lanzallamas, que siempre viene muy bien, de una escopeta doble con la cual se puede realizar un movimiento de ataque giratorio, y de un martillo electrificado que ya le gustaría tener al mismísimo Thor. Una vez exprimidas estas armas el escenario pone a nuestra disposición decenas de otras posibilidades, desde las más básicas, como armas de fuego variadas o bates de béisbol, cuchillos y demás útiles, hasta las más tontas.

Esto es Dead Rising 3, así que no podemos esperar otra cosa que tener la oportunidad de usar una pistola de agua contra los zombis, poder ponerles conos en la cabeza a los enemigos o tirarles comida que, obviamente, también nos podemos comer. Las posibilidades son cuantiosas y uno de los divertimentos se encuentra en explorar el mundo que tenemos a nuestro alrededor para ver qué encontramos y qué podemos hacer con ello.

Combo con todo lo que te imagines

La combinación de armas para crear combinaciones locas es algo a lo cual los fans de Dead Rising ya se han acostumbrado y que puede dar como fruto todo tipo de resultados locos. Si no tenemos suficiente con usar los objetos que encontremos, la combinación de algunos de ellos podrá ser realmente efectiva. Al mismo tiempo, el mundo de Dead Rising 3 está lleno de vehículos que podemos utilizar, y con los que también es posible llevar a cabo combinaciones. Podéis imaginar que los efectos de estas son tremendamente delirantes. Es recomendable buscar coches y disfrutar tanto atropellando a los zombis como llevándonoslos por delante de forma salvaje con vehículos un poco más imponentes, como distintas máquinas relacionadas con la construcción.

Lo bonito de eliminar zombis sin ton ni son es que no se parecen entre sí. Sorprende el grado de dedicación que le ha puesto el equipo de desarrollo a lo relacionado con hacer que cada uno de los zombis resulte distinto a los demás. Si llegado un momento dado nos quedamos parados y empezamos a mirarlos notaremos patrones de movimiento distintos, pero también multitud de detalles que los diferencian unos de otros.

Otro punto de partida para Dead Rising

Dead Rising 3 marcó otro punto importante en la trayectoria de la saga. Es cierto que llegó a menos usuarios de lo habitual por no estar disponible en todas las consolas, pero también es verdad que incorporó muchas novedades interesantes. Se aprovechó de forma notable del potencial de Xbox One, introdujo modo cooperativo en Xbox Live y compatibilidad con SmartGlass y Kinect, entre otras cosas. Es una entrega que merece la pena probar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...