Dead Rising 2: Off the Record, Frank West recupera el protagonismo

En Dead Rising 2: Off the Record, Frank West, el protagonista original, es de nuevo el héroe de la historia.

Los fans de Dead Rising echaron de menos algo en Dead Rising 2 aunque el juego dejara unas excelentes impresiones: la presencia de Frank West. Sorprende que, con solo una entrega de la saga, el personaje, un tipo bastante burraco, frondón, y de personalidad que se aleja de la del típico héroe, se convirtiera en una pieza clave en el juego. Pero tras el lanzamiento de Dead Rising, Frank consiguió ganar carisma y fama entre los usuarios, incluso apareciendo en el juego de lucha Tatsunoko vs. Capcom: Ultimate All-Stars de Wii. Al final, Capcom dio su brazo a torcer y relanzó Dead Rising 2 en una versión con Frank West como protagonista: Off the Record.

La historia de Frank

El intrépido Frank West, con sus kilitos de más y su cámara de fotos a cuestas, es el auténtico protagonista del juego. No se trata de una secuela propiamente dicha, sino de una reinterpretación de los acontecimientos que se vieron en el juego anterior, el que estuvo protagonizado por Chuck Greene. Esto abre un nuevo surtido de posibilidades y aporta un toque particular a la jugabilidad, dado que los objetivos, aunque similares, son un poco distintos al mando de Frank West.

De la primera entrega de la saga se recuperó el uso de la cámara de fotos, que como de costumbre, tiene una utilización que resulta desternillante. La podemos usar de forma intuitiva, sacándola en cualquier momento, haciendo zoom hacia adelante y hacia atrás, para fotografiar todo tipo de cosas que veamos. La computadora nos recompensa con puntos PP dependiendo de las fotos que realicemos. En este aspecto las fotografías se clasifican dependiendo de los elementos que aparezcan en la imagen y se clasifican bajo distintos temas, como horror, drama, erotismo, humor o brutalidad.

Si bien se pueden recibir puntos por hacer fotos similares unas a otras, la mayor puntuación se obtendrá por las imágenes más espectaculares y sorprendentes. Por ejemplo, para obtener una buena cantidad de puntos PP en la categoría de erotismo, podremos hacer una foto a alguna de las camareras que encontraremos por los escenarios (Capcom y sus “japonesadas”). Además, las fotografías se pueden almacenar e incluso compartir con otros jugadores en el modo cooperativo.

La oportunidad de introducir novedades

Dead Rising 2: Off the Record es un juego que partió de todo lo que vimos en la anterior entrega, la de Chuck, pero incorporó novedades para que los usuarios y fans no tuvieran la sensación de estar jugando a una repetición de lo mismo. Nos vamos a encontrar con el punto de vista argumental de Frank West, enemigos adicionales, nuevas misiones preparadas para el fotógrafo, más vehículos, escenarios añadidos, y como no podía ser de otra manera, armas combo que acompañan a las que ya conocemos. Siguiendo la tradición, Frank usará las mesas de trabajo para combinar objetos y dar forma a un surtido de armamento con el que derrotar a cualquier enemigo con el que se encuentre.

Otra de las novedades es el Uranus Zone, un parque temático de decoración espacial y de ciencia ficción, en el cual nos vamos a ver cara a cara con una variedad adicional de enemigos y armas. Tener este trozo de decorado a nuestra disposición ayuda a darle más intensidad a la partida.

Y aquí viene el modo Sandbox

Es lo que los jugadores querían tener a su disposición en Dead Rising 2: un modo de caja de arena en el que dedicarse a hacer lo que más destaca de la saga de Capcom: matar zombis y matar más zombis. En esta modalidad vamos a jugar sin las limitaciones del modo historia, manteniendo la progresión del personaje y pudiendo acceder a todos los recursos de una forma más directa. Además, para que el modo sandbox sea más interesante, nos iremos encontrando con misiones de las que hacer uso con el objetivo de ganar puntos PP y de aportar frescura al desarrollo. Los tipos de misión son variados y van aumentando en cuanto a exigencias a medida que avanzamos, con lo que se trata de un modo que tiene profundidad suficiente para que hagamos lo que queramos. Gracias a la ausencia del tiempo límite, podremos pasarnos, casi sin darnos cuenta, horas y horas acabando con los zombis y enemigos que vayamos encontrando.

Una entrega para fans de Frank West

Dead Rising 2: Off the Record no solo aportó novedades, sino que además optimizó Dead Rising 2 y mejoró, por ejemplo, los tiempos de carga. Pero, por supuesto, su principal incentivo era recuperar a Frank West y permitirle brillar de nuevo en primer plano. Junto a él se incorporaron muchos elementos de jugabilidad, como el sistema de fotos, lo que acaba haciendo que se trate de un juego muy distinto. Incluso si has jugado Dead Rising 2, esta versión Off the Record tiene muchas posibilidades de hacerte pasar un buen rato.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...