Dead Island, de isla paradisíaca a pesadilla llena de zombis

Dead Island fue un juego de zombis que causó gran impacto, pero que todavía no ha protagonizado una secuela.

¿Quién recuerda Dead Island? En 2011 se lanzó este juego de zombis que vino precedido por una excelente campaña de marketing, un trailer ya legendario y un concepto que dejó muy buenas sensaciones. La saga se encontró con problemas en el desarrollo de su secuela, que ha pasado por incontables manos hasta que, por fin, al menos aparentemente, parece que se encuentra en desarrollo firme. Pero hasta el lanzamiento de la secuela, nos queda rejugar el episodio original.

Y como sabéis que estamos con ganas de zombis, vamos a hablar un poco de Dead Island y así contaros qué es lo que podéis esperar de este juego si nunca habéis tenido la oportunidad de probarlo. Una de las cosas que más nos gustó de Dead Island es que había distintos personajes y que cada uno tenía sus propias características y diseño, si bien en la práctica las diferencias entre los personajes son reducidas. Uno de los protagonistas es Logan, un jugador de fútbol americano, antiguo hombre sexy acosado por mujeres, y superviviente de pelo en pecho. Su especialidad son los ataques a distancia, pero puede utilizar, como sus compañeros, cualquier arma y objeto que encuentre por el camino.

En el caso de Xian Mei, es una empleada del hotel, mientras que Purna es la otra chica del juego, una mujer de armas tomar. En último lugar se encuentra Sam B, especialistas en armas pesadas, y conocido rapero. Purna parece ser una nativa de la isla, mientras que los dos hombres parecían estar en el complejo turístico por motivos personales varios. Pero todos se van a encontrar con la misma historia principal: sobrevivir en un ambiente de constante tensión donde no será sencillo seguir respirando noche tras noche, dado que los zombis acosan sin descanso.

La diferencia entre personajes se encuentra en la clase de cada uno, que proporciona efectividad adicional en determinadas características. Las habilidades que se irán desbloqueando a lo largo de la aventura también proporcionarán personalización especial a los personajes, siendo posible gastar los puntos obtenidos de forma intuitiva desde el menú general del juego. Desarrollar a los personajes es fundamental para aprovechar su potencia y características a largo plazo, algo que resultará relevante para poder combatir contra los distintos enemigos que irán apareciendo a lo largo del juego.

El ataque de los zombis

Comenzamos tras una noche un poco movida en el complejo turístico, donde todo fue fiesta y desenfreno, y nos encontramos con que el hotel ha sido invadido por los zombis. Al control del personaje que hayamos elegido daremos nuestros primeros pasos por el lugar y nos comenzarán a perseguir. Poco después ya estaremos rodeados de otros supervivientes, y empezaremos a descubrir que Dead Island tiene mucho por ofrecer.

El juego, que se plantea como un enorme escenario abierto con diversos lugares cercanos al hotel donde comenzamos, nos permite llevar a cabo misiones que obtengamos de los personajes que encontremos por el camino. El sistema de juego es dinámico en este sentido, lo que permite ganar experiencia e ir profundizando cada vez más en el universo de Dead Island, donde apreciaremos que hay muchos supervivientes con problemas que tendremos la ocasión de resolver. Para ello tendremos que usar armas que vayamos recolectando, y que se dañarán tras los golpes, como escobas, tuberías o remos, pero también armamento más apropiado, como armas de fuego.

La recolección de objetos es una parte clave en Dead Island, dado que, para sobrevivir en este mundo, habrá que tener moneda de cambio, y prácticamente no hay nada que no tenga precio. Esto hará que nos tengamos que fijar bien en los indicadores que aparecerán en pantalla, y que nos indicarán dónde se encuentra algún objeto de relevancia, desde bebidas energéticas, hasta munición, o incluso dinero. Los zombis, aunque parezca un poco cruel, podrán dejarnos dinero si los examinamos una vez los hemos derrotado, ya que, al fin y al cabo, eran humanos como nosotros hasta hace poco tiempo. En este aspecto el juego es muy abierto y nos tiene entretenidos recolectando objetos de forma constante, para que se aprecie con más intensidad que se trata de un mundo real y auténtico. A esto también ayuda el amplio tamaño de los decorados, aunque afortunadamente el mapa del juego es dinámico y nos irá marcando el recorrido ideal para dirigirnos hacia el lugar de destino estemos donde estemos, lo que ayudará, a quienes peor sentido de la orientación tengan, que encuentren el camino adecuado.

Zombis para diversión sin límites

Dead Island deja una impresión excelente. Es un juego para echarle horas y profundizar en su mundo, llevando a cabo misiones secundarias, mejorando a los personajes, y en la medida de lo posible interactuando con otros jugadores. Aunque el modo individual engancha y destaca con su sistema de combate, muy directo y sencillo, y de aspecto más real que el de, por ejemplo, Dead Rising, lo más llamativo, sin duda, es su modo cooperativo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...