Daggerfall: Un juego que marcó época dentro de los juegos de rol

Daggerfall es un juego de rol realmente increíble, ya que dispone de muchas misiones, personajes y diversos lugares por visitar. No olvide que puede adquirir diversos hechizos mágicos y diversas habilidades que lo harán cada vez más fuertes.

The Elder Scrolls II: Daggerfall es un juego de rol que a todos los fanáticos de este género les ha encantado por su innovadora propuesta. Es más, muchos lo consideran como el mejor título de la saga, llegando a superar a The Elder Scrolls IV: Oblivion.

Tenga en cuenta que en The Elder Scrolls II: Daggerfall dispondremos de total libertad de acción, ya que existen más de quince mil lugares que podremos visitar. Eso sí, no olvide que para poder completar el juego deberemos superar la misión principal que se nos encomienda. Vale señalar, que entre los sitios que podremos visitar encontramos a las mazmorras, a las ciudades y a los pueblos. En sí, algunos destinos son tan grandes que nos demoraremos varias horas para explorarlos por completo.

Asimismo, recuerde que se puede interactuar con los más de setenta y cinco mil personajes no jugadores que aparecen a lo largo de toda la historia. Por otra parte, como en cualquier juego de rol, tenemos la posibilidad de equipar a nuestro protagonista con diversos tipos de ropas y armaduras. También podremos aprender hechizos mágicos y otras habilidades que nos serán de mucha utilidad para pasar ciertas fases del juego. Vale precisar, que las misiones pueden ser interminables, ya que las de carácter secundario aparecerán de manera aleatoria cada vez que ingresemos en una ciudad e intercambiemos un par de palabras con un NPC.


De otro lado, podremos ser parte de cualquier de los gremios que existen, convirtiéndonos en magos, guerreros o ladrones. Para ascender internamente, debemos realizar encargos o adquirir nuevas habilidades. Cabe acotar, que seremos recompensados muy bien a lo largo de la aventura. Por ejemplo, si uno elige ser mago, podrá desbloquear hechizos cada vez más fuertes.

Respecto al aspecto técnico, The Elder Scrolls II: Daggerfall tiene un motor 2D que se caracteriza por tener cosas interesantes como los cambios de clima y la transición del día a la noche.

Para finalizar, The Elder Scrolls II: Daggerfall es un juego indispensable para cualquier fanático de los títulos de rol o para quienes hayan disfrutado de joyas como Morrowind y Oblivion. Como dato añadido, podemos decir que para jugarlo, es más que probable que necesite de un emulador de DOS, como podría ser DOSBox. Ahora que ya sabe más detalles sobre lo que ofrece The Elder Scrolls II: Daggerfall, anímese a probarlo cuando disponga de tiempo libre, ya sea en la casa o en el trabajo. Aproveche la oportunidad y disfrútela al máximo.  

Descárguelo desde el siguiente link: http://www.elderscrolls.com/downloads/downloads_games.htm

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...