Crysis, el videojuego de acción definitivo

Crysis carga a alta velocidad. El personaje que controlamos está encima de una pequeña carretera que cruza la selva con mayor calidad de detalle que hemos visto en nuestra vida en un videojuego. Todo el escenario es perfecto y no solamente la vegetación. Cazas a reacción sobrevuelan nuestras cabezas a toda velocidad, descargando bombas sin dar un segundo de respiro. Estamos en la guerra. Nuestro comandante nos da las instrucciones con total precisión, tenemos que destruir dos cañones antiaéreos que impiden a los pájaros de metal acercarse a sus objetivos.

No tardará mucho tiempo en darse el primer contacto con el enemigo, los soldados coreanos se esconden detrás de las piedras en mitad del bosque. Se concentran y discuten entre ellos. El escuadrón americano abrirá fuego a discreción, aunque curiosamente nos habremos quedado solos en cuestión de segundos. El primer objetivo está cerca de un puente, una pena que no tengamos explosivos. Por suerte tenemos latas de gasolina cerca que lanzar con todas nuestras fuerzas contra los tanques y disparar. En Crysis se alternan momentos de reflexión y resolución de problemas. El enemigo no es tonto y un helicóptero no tarda en abrir fuego, menos mal que por aquí cerca tenemos un lanzacohetes. Ni Rambo en sus mejores películas.

Crysis

Los niveles son muy abiertos y nos permiten demostrar todas nuestras habilidades. Una pena que nuestra mala puntería nos lleve a tener que escondernos lejos del camino… El hecho de que los creadores de Far Cry hayan programado Crysis es sinónimo de la omnipresencia de la selva. En esta ocasión, la ambientación es mucho más violenta y la presencia militar es prueba de ello. El ordenador en el que lo hemos probado la demo ha sufrido lo indecible, en la escena del helicóptero hemos sufrido dos paradas. Algunas texturas iban con cierto retraso sobre nuestro movimiento y algunos polígonos parecen demasiado simples. Un poco más adelante, hemos subido en un Hummer para recorrer parte del camino y todo se ha vuelto a parar. Son detalles que esperamos que el mes que viene estén del todo pulidos, eso o nos compramos otro PC.

“Power Struggle” es el modo multijugador en el que se hacen dos grupos: americanos y coreanos. Tanto en Internet como vía LAN tendremos la posibilidad de jugar en uno de los dos bandos. Cada equipo tiene una fábrica de armas y en función de los puntos que consigan los jugadores durante la partida podrán mejorar las mismas. También hemos tenido la oportunidad de probar un modo Deathmatch en el interior de un portaaviones de lo más impactante, aunque hemos de decir que nuestros corazones ya no están para estos sustos. De todas maneras, el motor gráfico del multijugador es bastante menos fino que en el modo para un jugador. Aún así, da la sensación de estar en plena batalla.

Crysis

Cevat Yerli, máximo gerifalte de Crytek ha anunciado las configuraciones necesarias para que el juego arranque (aunque sea a empujones):

Configuración mínima:
2,8 GHz en Windows XP – 3,2 GHz en Windows Vista
1 Giga de Ram – 1,5 Gigas de Ram en Windows Vista
Tarjeta Gráfica de 256 Megas

Configuración recomendada:
Intel Core 2 Duo 2,2 GHz – AMD Ahlon 64 X2 4400
2 Gigas de Ram
Nvidia Geforce 8800 GTS 640 o equivalente

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...