Combate contra las ratas y recupera tu honor en Dishonored

Dishonored destaca por su calidad técnica y jugable en una aventura donde vamos a tener que enfrentarnos contra peligrosos enemigos.

Dishonored destaca entre las novedades de final de 2012

Estos meses del año están plagados de lanzamientos importantes en el mercado de las consolas, títulos que dan continuidad a las sagas más conocidas y que vuelven a entusiasmar a los usuarios. Bajo tal panorama es difícil que juegos totalmente nuevos se hagan notar, pero siempre hay ocasión de que esto ocurra. Dishonored es una de las pocas excepciones que nos vienen a la cabeza de los últimos lanzamientos y se gana esta mención de una forma más que merecida.

El juego ha contado con un largo proceso de desarrollo que ya hacía imaginar la calidad que terminaría teniendo. Nos introduce en una aventura rolera con mucha acción y un punto de vista en primera persona, algo que no es del todo habitual en el género. Tras un inicio de historia en el que vemos cómo un grupo traiciona a la líder de la región, de quien obedecíamos órdenes, todo se complica.

El mundo de Dishonored es oscuro y está marchito, las traiciones, la muerte y las ratas se multiplican no sólo en las cloacas, sino también en las calles. Nosotros, como habilidoso asesino, podemos atacar desde las sombras, pero también hacerlo sin ningún tipo de cobertura. Eso queda en las manos de los jugadores, que podrán decidir la manera en la que quieren jugar. Si hay alguien que no quiera matar a nadie en su aventura, podrá simplemente dejar inconscientes a sus enemigos y avanzar mientras estos duermen plácidamente tras recibir el golpe de turno.

Dishonored es un título de contrastes donde comenzamos usando dos armas de mano pero en el cual no tardamos en recibir habilidades mágicas y distintos poderes. La posibilidad de mejorar estas técnicas hace que no tardemos en perfilar un modelo del protagonista según nuestros propios intereses. Le podemos hacer más habilidoso y ágil en cuanto a movimientos, o simplemente potenciar sus técnicas ofensivas más poderosas. Realmente no hay límites en este aspecto.

La magia lleva a que las escenas de combate sean espectaculares al máximo. Podemos ralentizar el tiempo, una técnica ya vista en muchos otros juegos, y acabar con los enemigos con precisión, rodearles y atacarles por la espalda o usar a las ratas para terminar con sus vidas. El juego tiene muchos momentos de toma de decisiones, de libertad y de flexibilidad. Es una de esas aventuras inmersivas donde siempre tenemos mucho que hacer y en la cual descubrimos más y más elementos cada vez que jugamos. Un detector de objetos en forma de corazón nos permite encontrar runas escondidas, que a su vez las utilizaremos para adquirir más habilidades y potenciar las que ya tenemos. El progreso del juego, gracias a estas características, lo convierte en uno de los más sólidos que se han visto en el mercado reciente.

También hay que decir que el apartado técnico está muy a la altura de lo que se nos brinda en cuanto a sistema de juego. La oscuridad y la ambientación oscura propia de la época en la que se desarrolla el juego se ve enfatizada por la variedad de enemigos, por lo salvajes que son los enfrentamientos y por las técnicas que usaremos durante la partida. Poder convertirnos en rata es algo que nos vendrá bien y que variará el ritmo de las escenas, pero son muchos pequeños detalles como este los que se pueden resaltar del juego.

La pena es que Dishonored no tenga más fama de la que ha contado en su lanzamiento, lo que es muy probable que le deje por detrás de las principales secuelas que llegan al mercado antes de terminar el presente año 2012. Eso sí, llega a España en grandes condiciones, con un doblaje de una elevada calidad.

Vía | Dishonored Web Oficial

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...