Catherine Full Body: la edición definitiva del clásico

Puzles y aventura con una dosis de locura en la versión definitiva del ya clásico Catherine creado por Atlus.

Catherine: Full Body es la versión definitiva del famoso juego de Atlus que revolucionó los títulos de puzles con una historia alocada y surrealista, así como unos diseños irresistibles. Para nosotros, se ha convertido en uno de los juegos de Nintendo Switch más recomendables y únicos. Que Atlus no le haya dado continuidad con una secuela es algo que le aporta incluso más valor al juego, convirtiéndose en un imprescindible entre los juegos que hay en la consola de Nintendo.

Vincent y las dos protagonistas

El barrio donde vive Vincent, el héroe, está presenciando la muerte de muchas personas mientras duermen, de forma muy extraña. Cuando la policía encuentra los cadáveres se los encuentra con una extraña expresión en sus caras, tal y como si hubieran visto un fantasma, o algo peor. Por lo que dice la prensa, donde el misterio de las muertes se extiende rápidamente, todos los que mueren son hombres jóvenes. También se dice que mueres en la cama con esa cara si tienes una pesadilla en la que sueñes con caerte y te caes. Si consigues no caerte, sobrevives. El caso es que Vincent, que tiene una vida amorosa complicada, va a convertirse en una de las posibles víctimas de esa maldición.

A Vincent le preocupan muchas cosas en su vida. Por ejemplo, preparar la boda con Katherine, la chica con la que lleva saliendo desde hace cinco años, y que, cansada de esperar a recibir el anillo, está metiéndole cada vez más prisa al protagonista. Este, una noche que se ha quedado un poco hecho polvo en el bar que frecuenta, conoce a una joven de lo más atractiva y de aspecto irresistible. Se trata de Catherine, con quien termina pasando la noche. Es después de éste encuentro bajo las sábanas cuando Vincent se convierte en uno de los hombres que tienen pesadillas en las que sueñan que se caen. En esos sueños, se cruza con otros hombres que tienen la forma de ovejas, y a quienes, de una manera u otra, quieren asesinar. Si sobrevives a las pesadillas, seguirás viviendo, y tendrás la ocasión de decidir si en la vida real buscas la felicidad con Katherine o con Catherine.

Escalando sin parar

El jugador toma el control de Vincent en varias situaciones. En el mundo real le manejaremos en tercera persona para movernos por escenarios reales, interactuar con las dos chicas y con sus amigos, o visitar todo tipo de lugares. Por las noches, en las pesadillas, el sistema de control cambia, y se convierte en el de un juego de puzles donde tendremos que escalar y escalar por baldosas y peldaños hasta llegar a la cima de cada nivel. El problema es que contamos con tiempo, dado que algún peligro nos perseguirá de manera constante, normalmente relacionados con los eventos que hemos vivido en el modo de día.

Escalar será complejo, dado que no podremos ir hacia arriba simplemente. Habrá que dar vueltas a los bloques, sacarlos y organizarlos para hacernos un camino, escalar, esquivar trampas, como pinchos o truenos, y recoger objetos que nos darán una pequeña ayuda en nuestro camino. A esto hay que añadir la posibilidad de recoger monedas con las que comprar objetos posteriormente en las tiendas, así como almohadas que aumentarán el número de vidas (los intentos) que tendremos durante la partida. Las escaladas son largas, pero hay puntos de salvado que nos permiten retomar el progreso desde ese lugar cuando perdemos una vida. En el modo fácil, además, tenemos la posibilidad de retroceder un movimiento por si hemos colocado un bloque de manera errónea y nos hemos tapado el camino. Al principio puede parecer que no es necesario, pero el nivel de dificultad de Catherine es más que respetable, y hay pantallas que nos vemos obligados a repetirlas en más de una ocasión para terminarlas.

Un imprescindible

La combinación entre el componente de aventura, donde contamos con múltiples opciones de interacción, siendo posible enviar y recibir mensajes con el móvil, visitar lugares en los que cruzarnos con personajes secundarios, o buscar pistas sobre el misterio de nuestras pesadillas, con los puzles, dotados de un aspecto muy bizarro, le dan a Catherine un toque muy especial. En lo referente a los gráficos es un juego que choca, con un diseño de personajes impactante, que no solo reafirma el atractivo de las dos protagonistas, sino que le da al héroe principal un aspecto de lo más extraño, con unos rasgos faciales que destacan de manera irremediable.

En los niveles de puzles la ambientación juega un papel determinante para sentirnos dentro de la angustia de Vincent, mientras que las muertes por las que pasaremos al fallar serán de lo más gore y violentas. Sangre, tripas y huesos aparecerán cada vez que una de nuestras pesadillas logre acabar con nosotros, mientras Vincent, inocente a su modo, avanza escalando en calzoncillos con una almohada en sus brazos. Catherine tendrá un buen número de finales, dependiendo de cómo hayamos desarrollado nuestra relación con las chicas a lo largo de la partida, lo que además garantizará la rejugabilidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...