Atelier Shallie: Alchemists of the Dusk Sea, el final de la saga Dusk

En Atelier Shallie: Alchemists of the Dusk Sea nos introducimos en un mundo donde los recursos se están agotando.

La saga Atelier ha llegado a contar con decenas de juegos desde que comenzara en los tiempos de la primera PlayStation. Seguimos homenajeando a la franquicia con reviews de algunos de los títulos recientes más interesantes, como es el caso de Atelier Shallie: Alchemists of the Dusk Sea. Este juego se lanzó primero en PlayStation 3 en 2014, después saltó a PlayStation Vita en 2016 y en 2019-2020 lo vimos tanto en PlayStation 4 como en Nintendo Switch y PC. Como de costumbre, con este juego tenemos nuevo grupo de personajes principales, aunque el mundo en el que nos movemos será reconocible para los seguidores. Bienvenidos a la historia de Shallistera Argo y Shallotte Elminus.

Las intrépidas más intrépidas

Hemos optado por saltarnos los prolegómenos argumentales, en los que luego profundizaremos como manda la tradición, para dedicarle nuestra primera atención a los personajes. Porque está muy claro que la franquicia Atelier deposita una gran relevancia en los protagonistas, normalmente las protagonistas, tanto en los juegos más recientes como en los clásicos primeros episodios aparecidos en la primera consola PlayStation.

Esta vez el papel protagonista lo ocupa Shallistera, una chica de 16 años que tiene sangre de tipo A (ya sabemos que es uno de esos detalles fundamentales entre los japoneses), 155 centímetros de altura y cuya voz la pone Kotori Koiwai, que ha sido varios personajes en Fantasista Doll, Tioni en Mugen Souls Z y Minori en Day Break Illusion, entre otros papeles.

Shallistera es la hija del líder de una familia importante que se ha encargado de proteger el territorio en el que viven. La tradición por la cual su familia se encarga, generación tras generación, de este trabajo, viene de muy lejos, y está relacionada con la herencia de una reliquia vinculada con los alquimistas. Cuando su padre enferma, Shallistera se convierte en la elegida para salvar la aldea, que se encuentra en un momento delicado que podría significar su renacimiento o su caída en picado hacia el olvido. Para poder cumplir con éxito su misión Shallistera decide ir a Strard con la intención de buscar ayuda. Su camino será profundo y emotivo, rodeado por un desarrollo que nos llevará a descubrir los misterios del mundo en el que nos encontramos.

La otra protagonista, Shallotte Elminus, tiene 18 años y también es alquimista, aunque su historial de éxitos no es tan grande como el que desearía tener. Su tipo de sangre es B y tiene una altura de 162 centímetros. En cuanto a la voz, se la pone la seiyu Sumire Uesaka, a quien hemos podido oír como varios personajes en Girls und Panzer, como Reia Sento en Z/X Ignition y en el papel de Anastasia en el juego The Idolmaster Cinderella Girls.

Shallotte es un poco más mayor, en años, que Shallistera, pero tampoco lo aparenta. Esta chica ha heredado de su padre un negocio desde el cual realiza trabajos de alquimia. Recibe muy pocos encargos y no es precisamente la más popular de la región. Se duda mucho de sus habilidades, aunque le pone mucho empeño y siempre está probando nuevas fórmulas combinando todos los objetos e ingredientes que encuentra. Su carácter suele ser agradable, pero hay ocasiones en las que no se controla y acaba perdiendo los nervios de una manera escandalosa. En cualquier caso, Shallotte hará lo que sea necesario para ser una gran alquimista y para ello tendrá que descubrirse asímisma y madurar en el proceso.

El mundo por el que nos movemos

¿En qué situación nos introduce exactamente Atelier Shallie: Alchemists of the Dusk Sea? La historia nos cuenta que el agua se está agotando, lo que está provocando problemas con las plantas y que los animales no puedan vivir como lo hacían antaño. Algunos de los mares se han secado y se han convertido en grandes espacios de arena amarilla, mientras que otros están en declive provocando que las sociedades de habitantes se desmoronen debido a la falta de agua. Los rayos del sol son cada vez más asfixiantes y los ciudadanos de este mundo se preguntan cómo será la situación a medida que pase el tiempo. Muchos han perdido las esperanzas de vivir, otros esperan que la alquimia les salve de un final casi inevitable. Las dos jóvenes alquimistas que protagonizan la historia tienen sus propios pensamientos y preocupaciones, y aunque hay momentos en los que no se llevan bien, está muy claro que en ellas reside parte de la esperanza del mundo.

Tanto Shallistera como Shallotte tienen una gran relevancia argumental. Tanta que al principio de la aventura estamos en posición de seleccionar con quién queremos jugar, lo que recuerda al antes mencionado Atelier Escha & Logy Alchemists of the Dusk Sky. Aunque el grueso de la historia va a ser el mismo, hablando en términos sobre el mundo que nos rodea, cada una de las chicas tiene sus propias ambiciones, problemas y necesidades. Esto llevará a que las secuencias, los eventos, los momentos de clímax argumental, se personalicen y nos inciten a jugar dos veces la historia. El punto de vista de Shallistera es más profundo, serio y emotivo, mientras que el de Shallotte adopta un estilo más juguetón y divertido.

Los gráficos nos permiten ver un mundo que cuenta con más variedad de escenarios y zonas diversas donde la estética cambia de forma sensible. Los diseños se han cuidado no solo a nivel de personajes, sino también en lo referente a los edificios y la vegetación, para que el juego pueda lucir un poco más en este aspecto. Una vez más, en todo el apartado visual va a destacar mucho la expresividad de cada uno de los personajes principales.

Así es la jugabilidad

Como buen episodio de la saga, Atelier Shallie: Alchemists of the Dusk Sea deposita una especial atención en la mezcla de ingredientes y en el proceso de la búsqueda de los mismos. Nuestro recorrido a través de mazmorras y campos abiertos estará dotado del incentivo claro de reunir materiales e ingredientes que nos permitan ir al caldero para crear diferentes objetos. En ocasiones serán objetos de búsqueda obligatoria y en otros casos simplemente recogeremos todo lo que veamos y que nos pueda ayudar. Es la máxima habitual en la saga Atelier. Las combinaciones de objetos e ingredientes podrán llevar a que podamos reforzar nuestro equipamiento y a que también obtengamos pociones muy valiosas.

Por si las muchas opciones disponibles en el juego nos abruman, una de las novedades de este episodio radica en que contaremos con un indicador que nos irá diciendo cuáles son los deseos de cada una de las protagonistas en todo momento. Esto nos ayudará a tener una pauta sobre la cual avanzar cuando nos veamos superados y no sepamos qué hacer a partir de entonces. Por ejemplo, la propia Shallistera nos podrá pedir que por favor dejemos de hacer búsquedas de objetos y que avancemos en el hilo argumental de la historia. O nos dirá que es buen momento para buscar los ingredientes para la construcción de un arma porque quizá la acabamos necesitando. Aunque no se trata de un sistema exigente y asfixiante, sí es un punto de guía al cual se podrá sacar mucho provecho.

Otros rasgos interesantes incluyen el uso de cámara manual optimizada, modo en primera persona para momentos determinados y sistema para desplazarnos rápidamente y sin límites entre distintos lugares que ya hayamos visitado. A esto se suma el sistema de combate que vimos con anterioridad en la franquicia con algunas particularidades.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...