Análisis: The Orange Box: Half-Life 2

Hl2 logo

Nombre: Half Life 2 (The Orange Box)
Género: FPS
Plataforma PC (analizado), Xbox 360 y PS3
Desarrollador: Valve
Distribuidor: Electronic Arts
Idioma: Castellano
Precio recomendado: 39,95 euros
Edad recomendada: Mayores de 16 años
Fecha de lanzamiento: 19/12/2007
Valoración: 9.5/10

Han pasado ya 4 años desde que Half-Life 2 viera por primera vez la luz de la estantería comercial. Ajena a esto Valve quiso dar otra oportunidad a los que no pudieron disfrutar de él y lanzó, hace unos meses,  el Orange Box. Un pack de 5 juegos al precio de 1 (actualmente a 40 euros) que te permite sumergirte de nuevo en la piel de Gordon Freeman en HL2, y su Episodio 1 y 2. Así como la posibilidad de disfrutar de otros dos juegos: Portal y Team Fortress 2. El envoltorio perfecto para una obra maestra como es HL2.

Un gran juego está hecho de pequeños y grandes detalles, y de eso HL2, está más que servido. Los grandes detalles (que con su revisión he vuelto a disfrutar) van desde una ambientación alucinante, una calidad gráfica asombrosa (aún a día de hoy), una física espectacular y una historia que te sumerge de lleno en el juego. Los pequeños detalles son muy importantes para que el juego deje una huella en el jugador difícil de borrar, y de esos el juego va repleto. Desde el mismo momento que iniciamos el juego, los inputs que le llegan al jugador están llenos de pequeños grandes detalles. Como esa llegada en tren que se abre paso, al igual que el jugador, entre un mundo nuevo y fascinante, que a medida que se avanza por él, nos vamos introduciendo en su contexto,  en la historia, y en los controles del juego. En una de las mejores pantallas de tutorial que haya tenido el placer de jugar un servidor, sobretodo por el hecho de que no deja la sensación de que uno está aprendiendo los controles, sino que parece que uno está descubriendo un mundo nuevo para él, con infinidad de detalles que ya remarcan lo horrible de la situación. Yo no les propongo un viaje tan fascinante como el de Freeman, pero sí un pequeño recorrido por las claves que hacen que HL2 sea, a 4 años de su salida, uno de los mejores juegos con los que se puedan topar en una tienda.

Gráficos

Empecemos por su acabado gráfico. A su salida HL2 fue la referencia técnica y gráfica de todos los juegos de PC. Valve desarrolló un motor gráfico especial para el juego, y utilizó el asombrante motor físico Havok. Havok recreaba las interacciones con objetos y escenarios de una forma muy realista. Detectaba colisiones, gravedad, masa y velocidad. A día de hoy me siguen pareciendo alucinantes las caídas de cuerpos en este juego, que a la medida que caen al vacío se van girando en si mismos, para luego chocar de forma espeluznante con el suelo, y quedar de la forma que la física en el mundo real los hubiera dejado. En ese apartado sigue estando al máximo nivel a día de hoy. A nivel gráfico el juego presenta unas condiciones perfectas, los diseños de escenarios y personajes resultan muy laboriosos. Las animaciones y los modelados están bien logrados. Las texturas de los personajes y de ciertos elementos del escenario tienen un acabado casi perfecto. El único inconveniente aparece con las texturas extensas, me refiero a las texturas del suelo, aguas, territorio contaminado y superficies parecidas, las cuáles están un poco desfasadas, sobretodo si las comparamos con la potencia gráfica de un reciente Crysis.

HL2

Guión y ambientación

Uno de los apartados más trabajados y que mejor sabor de boca me han dejado en su segunda incursión es la ambientación y la historia, dos elementos que los agrupo por beber de las mismas fuentes. La historia del juego transcurre 10 años después de donde lo dejo la primera parte. Después de un largo letargo en un estado de inconsciencia Gordon Freeman es despertado por un misterioso personaje y llega a Ciudad 17, a partir de ahí se reencuentra con antiguos amigo y compañeros. Su misión, con la ayuda de la Resistencia, será la de hacer frente al imperio Combine e intentar sacar a la humanidad de la situación en que está metida. La historia tiene todos los ingredientes de un argumento de ciencia-ficción, y la premisa básica es la lucha de una minoría para cambiar un status quo injusto (algo muy visto en el género), sin embargo lo más admirable de todo, es ver la capacidad de los diseñadores y programadores para plasmar en un videojuego ese mundo tan oscuro, aterrador y a la vez fascinante para el jugador. La primera vez que te sumerges en este videojuego el jugador tiene una sensación como la que debieron tener nuestros padres al entrar en un cine y ver Blade Runner por primera vez. En HL2 te sumerges de lleno en un mundo nuevo pero a la vez reconocible, ya que se inspira en cantidad de obras literarias de la cultura occidental. Hay claras referencias a 1984 de George Orwell; el líder que lo controla todo (Gran Hermano) y que propaga sus ideas a partir de las pantallas que hay en Ciudad 17, toda la sociedad oprimida, y el hecho de estar siempre vigilado por el imperio son ideas que conectan con la obra de Orwell pero también con otro grande en la materia, como fue Philip K. Dick. De Dick sobretodo recoge el ambiente policial y de control férreo, y esa sociedad gris y triste. Incluso las máquinas que fotografían tu situación, emitiendo un flash para ello, o los robots cortantes, son inventos que recuerdan a Dick y cuyas formas ya inspiraran a Spielberg (precisamente en un relato de K. Dick) cuándo realizó Minority Report. El diseño de las bestias-insecto parece sacado del Starship Troopers de Robert A. Heinlein, o de la versión en cine que hizo Paul Verhoveen. También se podría buscar una referencia a los uniformes de los humanos y la alineación que busca de ellos el imperio. Son muchos los detalles que engrandecen esta propuesta, y que tan bien construidos están con el fin de potenciar la jugabilidad y tocar los sentimientos del jugador. La ambientación mete de lleno al jugador en la historia, y en ese mar de pesimismo, injusticia, y opresión debe nacer un líder para darle la vuelta, y éste es precisamente el papel del jugador, que a través de la historia, los personajes y la ambientación se implicará emocionalmente en el juego.

Half-Life

Jugabilidad

La jugabilidad de HL2 está al nivel de los otros apartados. El juego es un FPS con buenas dosis de acción, y con algún pequeño momento en donde las plataformas cobraran protagonismo. También hay momentos para la conducción de vehículos. El control de personajes es muy intuitivo y el jugador se pone en situación de manera rápida. En sus primeros compases nos tendremos que desenvolver con una herramienta de mano, pero poco a poco iremos sofisticando nuestro armamento, con arsenal balístico y con una original pistola antigravedad que nos permitirá absorber cualquier objeto que se encuentre en el escenario para lanzarlo como arma contra los enemigos. Otro de los puntos que aporta mucha vidilla al juego, y en especial a su jugabilidad, es la variedad y el gran diseño de sus enemigos. De los simples agentes de protección civil, hasta los bichos más asquerosos y aterradores. Hay una gran variedad de mutantes-bichos y de enemigos mecánicos que demuestran una imaginación desbordante por parte de los diseñadores. Los robots voladores con hojas de afeitar son uno de los enemigos más efectivos a la hora de erizar el vello por la dificultad de acabar con ellos, y por el penetrante ruido de metal que realizan.

También es un gran aporte las misiones en los que debemos tripular un comando de la resistencia, al cuál podemos guiar con un simple comando de teclas. Si hay algún «pero» que se le pueda poner a su jugabilidad, y como único del juego, es el planteamiento lineal. A simple vista se perciben grandes escenarios y muchos sitios por los que moverse, pero a la hora de la verdad el camino a seguir viene muy marcado, con lo que nuestra libertad de acción se ve cortada como la libertad de los habitantes de ciudad 17.

Half-Life-2

Valoración

En definitiva Half-Life 2 sigue siendo a día de hoy uno de los mejores juegos que ha dado el mundo de los videojuegos. Es asombroso como sigue manteniendo todas su cualidades pese al tiempo transcurrido. Y sin duda, el lanzamiento de Orange Box (y a ese precio) es una ocasión excepcional para que los que no jugaron puedan adentrarse en las hazañas de Gordon en esta gran obra a todos los niveles. No sólo en jugabilidad, sino por guión, ambientación, gráficos y sonido.  ¿Alguién da más?  

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...