Análisis: LittleBigPlanet

LittleBigPlanet

Título: LittleBigPlanet
Género: Plataformas
Plataforma: PlayStation 3
Desarrollador: Media Molecule
Editor / Distribuidor: Sony / Sony
Idioma: Castellano
Precio: 49,95€
Fecha de lanzamiento: 5 Noviembre 2008
Clasificación: Mayores de 7 años

Si hay un juego con el que Sony haya afrontado la pasada campaña navideña esperando triunfar, ese es LittleBigPlanet. Comercializado en noviembre, se ha convertido rápidamente en el nuevo fenómeno de Playstation 3, asombrando a propios y extraños con un planteamiento muy original. Tiene todo lo necesario para ser un superventas y para, como le ocurre a muchos juegos persistentes y susceptibles a ser ampliados (véase Los Sims o Animal Crossing, por citar sólo dos ejemplos), mantenerse en lo más alto de las listas de ventas durante años. Su desarrollo ha sido obra de Media Molecule, una compañía inglesa fundada en 2006 por antiguos empleados de Lionhead Studios. Si bien anteriormente los principales cabezas de la compañía trabajaron en Rag Doll Kung Fu (para Lionhead Studios), LittleBigPlanet es en realidad su primera obra dentro de Media Molecule. Y parece ser que va a dejar huella.

LittleBigPlanet nos pone a los mandos de un sack, un ser similar a un muñeco de trapo altamente personalizable, y quien está dispuesto a vivir mil y una aventuras. Las primeras emociones en las que se adentre vendrán dadas por niveles predefinidos de la computadora, pero tampoco se desarrolla un hilo argumental a tener en cuenta. Simplemente el sack que hayamos creado irá viajando mundo tras mundo ayudando a distintos personajes a recuperar sus creaciones.

LittleBigPlanet

JUGABILIDAD

En base, LittleBigPlanet es un enorme juego de plataformas y puzzles de aspecto bastante tradicional, pero de enorme complejidad (según el nivel, todo sea dicho). Controlamos a nuestro sack bajo una serie de acciones intuitivas que no costará nada aprender. Con el stick izquierdo movemos el personaje, pulsando X saltamos o confirmamos acción, círculo nos sirve para cancelar, y el cuadrado abre nuestro menú Popit (ahora hablaremos de él). El botón R1, por su parte, nos permitirá agarrar cosas o agarrarnos a objetos (e incluso a otros jugadores). Como podemos ver, el reparto de botones y acciones a nuestra disposición está reducido de manera que aprendamos a usarlo desde el primer momento. El mencionado sistema Popit es un menú de acciones que se abre pulsando cuadrado. Desde él tenemos la oportunidad de configurar el aspecto de nuestro personaje (con miles de objetos y elementos), reiniciar un nivel, colocar pegatinas en el escenario, o incluso hacernos fotos.

Durante los niveles deberemos esquivar obstáculos (de todo tipo y algunos muy peligrosos), recolectar objetos, colocar pegatinas y alcanzar la salida del nivel por todos los medios posibles. El sistema de juego alterna la dificultad a razón del nivel en el que nos encontremos, por lo que no se puede decir que sea más o menos sencillo. Por suerte, y aunque en muchas ocasiones nos veremos obligados a repetir el nivel por perder todas las vidas que teníamos, las fases cuentan con un buen número de checkpoints. Cada vez que pasemos por uno de estos el número de vidas que tenemos se recargará al máximo, con la consecuente tranquilidad que supondrá cruzar uno. Pero no os relajéis, porque morir en LittleBigPlanet es muy fácil: si nos caemos en unos pinchos, si nos electrocutamos o entre otras cosas, nos ahogamos, volveremos al último checkpoint que hayamos cruzado con una vida menos. El sistema de juego realiza un gran énfasis no sólo en saltar y superar obstáculos plataformeros, sino también en los puzzles. Los amantes de los retos mentales se encontrarán con grandes dificultades para avanzar. Por lo general la solución se encontrará en analizar el escenario todo lo posible. En algunos casos resolver un puzzle se basará en la utilización de pegatinas. Éstas las recolectamos durante el juego y, una vez las tenemos, podemos pegarlas en cualquier parte para intentar conseguir alguna reacción. Por ejemplo, si encontramos un gran grupo de jirafas, y a una de ellas le falta la cola, sólo tendremos que colocarle la pegatina de la cola de jirafa y ocurrirá algo que nos permitirá avanzar (o que nos abrirá un camino hacia un objeto especial). Gracias a éste sistema la rejugabilidad crece de manera muy considerable, ya que habrá muchas ocasiones en las que volvamos a niveles previos con las últimas pegatinas que hayamos conseguido. En otras palabras, LittleBigPlanet es un mundo totalmente interactivo.

LittleBigPlanet

El modo principal es adictivo y nos permite familiarizarnos con el sistema de juego, pero ni mucho menos es lo más importante del producto. Sin duda alguna, lo más destacable del título es su modo multijugador y las enormes opciones que se ponen a nuestra disposición una vez conectamos nuestra consola a la red. Al entrar en el modo online podremos acceder a un planeta en el cual se encuentran desperdigados los niveles creados por otros usuarios como nosotros. Cada uno cuenta con información sobre el mismo, la puntuación que le han dado los usuarios y las palabras clave que lo describen hasta la fecha. Si encontramos uno que nos atraiga sólo deberemos elegir si jugar solos o en compañía. Si jugamos en compañía hay que tener en cuenta que el primer usuario en unirse a la partida es el anfitrión, así que el juego se centrará en él. Si optamos por disfrutar de los niveles en solitario, será posible compartirlos con otro jugador en una misma consola y aventurarnos en la pantalla tranquilamente. La variedad de fases que nos podemos encontrar no tiene límite, y no estamos exagerando. Al fin y al cabo, al estar creados por usuarios, pueden tomarse libertades artísticas y dar rienda suelta a todos sus intereses sin preocuparse de aspectos comerciales. Por poner sólo unos ejemplos, entre los niveles ya disponibles hay versiones de juegos ya conocidos, como Super Mario Bros., Mirror´s Edge, Space Invaders o incluso Buzz!, el juego de preguntas de Sony. Tampoco faltan homenajes a películas, entre ellas Spider-Man, Batman Begins, Saw o alguna de las muchas aventuras del famoso Indiana Jones. También hay pantallas sin tema específico y niveles musicales que nos harán presenciar parte de la magia que aporta LittleBigPlanet a la hora de expresar nuestra creatividad. Una vez nos hemos terminado el modo historia, que no es demasiado largo, podemos afirmar que tenemos juego para días, semanas, meses e incluso años. Resulta complicado imaginar que en algún momento pueda lanzarse una secuela, porque con las opciones de edición del juego, no parece, a priori, demasiado necesaria. Por otro lado, y aunque no lo habíamos mencionado aún, destacar que los niveles creados por los usuarios no sólo nos permitirán entrar en records de cada uno de ellos, sino también conseguir puntos, objetos y pegatinas especiales. Todo un detalle y una forma de seguir probando las pantallas creadas por otros usuarios.

Y si creemos que es el momento de contribuir al desarrollo de la comunidad con nuestras propias creaciones, el modo Mi Luna nos espera impacientes. En él un extenso, pero necesario, tutorial nos explica todos los secretos para dar forma a niveles personalizados. Podremos usar todos los objetos y pegatinas conseguidas a lo largo de la partida y moldear el decorado a nuestro gusto. Las opciones son amplísimas, ya que podemos deformar y manejarlo todo de cabo a rabo, sintiéndonos un auténtico dios gracias al sistema Popit. Además, si tenemos una cámara PlayStation Eye, podremos hacer nuestras propias fotos e insertarlas en el juego. Una vez tengamos el nivel construido lo podremos enviar a la red y esperar a que los jugadores lo valoren. Cada vez que alguien juegue le dará una valoración en estrellas y una palabra clave que lo describa. Atención, porque si hacéis algún nivel con contenidos ofensivos, los demás usuarios se encargarán de avisar a Sony para que sea eliminado.

LittleBigPlanet

GRÁFICOS

Sony ha adoptado un estilo visual adorable, encantador y colorido en la línea de muchas de las películas de animación que en los últimos años han demostrado que todo tipo de públicos pueden disfrutar de ellas, no sólo los más pequeños. El diseño de los escenarios tiene un aire de haber sido fabricado a mano que encandila, y el aspecto de los personajes secundarios se encuentra a caballo entre lo animado y lo más underground. El resultado es una fórmula que funciona y que, sobre todo, puede ser alterada como más nos guste a lo largo de toda la partida. Si creemos que un nivel es un poco soso, le pondremos todas las pegatinas que queramos y a seguir jugando tranquilamente. Los sacks han sido una genialidad por parte de Sony, de esas que sólo se obtienen cada diez años. Su carisma, aún sin personalidad, como les ocurre a los rabbids de Ubisoft, les ha llevado a convertirse en iconos del mercado. Sus peluches y merchandising variado ya se venden a montones y son reconocibles por todo tipo de personas.

MÚSICA & SONIDO

La banda sonora acompaña de manera estupenda y ofrece algunas canciones muy animadas, perfectas para el tipo de juego con el que nos encontramos. Además, la variedad es notable, incluyéndose melodías muy distintas entre sí y de estilos bien diferenciados. Destaca, así mismo, el repertorio de canciones que se pone a nuestra disposición en el editor de niveles. Los efectos cumplen con su trabajo, con sonidos y efectos que realizan un muy buen trabajo. En último lugar, mencionar que el juego cuenta con un comentarista doblado al castellano que nos acompañará a lo largo de la partida hasta que seamos unos expertos. Lo cierto es que aunque es útil, resulta bastante cansino. Como dato, destacar que en la versión original pone voz al comentarista el actor Stephen Fry.

LittleBigPlanet

CONCLUSIÓN

LittleBigPlanet es un juego prácticamente interminable, con opciones suficientes para la creación de niveles y una comunidad que nos mantendrá ocupados durante muchísimo tiempo. Claro está, para que sea tu juego perfecto en éstas navidades, tienen que gustarte las plataformas y los puzzles, además de tener interés en conectarte online y mantenerte pendiente de las actualizaciones. Es un juego redondo, pero no por ello debe gustar a todos los usuarios, tenedlo en cuenta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...