Análisis: Igor: The Game

The Game

Título: Igor: The Game
Género: Acción
Plataforma: Wii
Desarrollador: Santa Cruz Games
Editor / Distribuidor: Deep Silver / Koch Media
Idioma: Castellano
Precio:
Fecha de lanzamiento:
Clasificación: Mayores de 7 años

La tradición es la tradición: cuando una nueva película de animación se estrena, no tarda en llegar su videojuego oficial con múltiples versiones. En ocasiones, el juego se lanza antes, como incentivo para que los usuarios puedan disfrutar de él tras ver la película sin esperar más tiempo. Otras veces, el juego llega mucho antes, como es el caso de Igor: The Game. Por alguna misteriosa razón el estreno de la película se ha retrasado y la editora del juego no ha podido esperar más. Lógico, puesto que a diferencia de las películas, los juegos se desfasan y medio año para un título como Igor: The Game podría simbolizar una bajada de ventas considerable. El aspecto negativo de esto es que al tratarse de una licencia tan desconocida, los más pequeños le prestarán menos atención de la que merece. No obstante, la película se estrenará definitivamente el día 5 de junio.

El juego nos sitúa en Malaria, un tenebroso lugar donde cientos de científicos locos dan rienda suelta a su ingenio creando monstruos y criaturas extrañas. Igor es el protagonista, un ayudante de tres al cuarto que tiene una vida muy aburrida y desesperante. Su existencia cambia cuando su maestro fallece, y queda libre para hacer lo que quiera. Su meta es demostrar que, aún siendo un igor, puede crear un monstruo a la altura de las mayores obras de los científicos locos. ¿Su objetivo? Ganar el primer premio de la Feria de la Ciencia Malvada. El problema de ésta historia y de la aventura de Igor se encuentra en que su mejor creación, Eva, un monstruo enorme, no es malvada y detesta pelear. Así que Igor, junto a sus creaciones previas, deberá embarcarse en una aventura para que Eva sea como necesita, ni más ni menos.

The Game

JUGABILIDAD

Igor: The Game recupera el sistema de juego clásico de aventura y acción con dosis de plataformas. La mecánica es de lo más simple que podamos encontrar en el catálogo de Wii y divertirá a todo tipo de usuarios. Su sencillez radica especialmente en un sistema de controles muy intuitivos. Podemos utilizar tanto un wiimote en solitario como en combinación con un nunchuk. Si sólo tenemos un wiimote, lo colocaremos en posición horizontal para mover al personaje protagonista con las direcciones de la cruceta. Bajo ésta configuración, los botones 1 y 2 nos servirán para atacar y saltar, respectivamente. Además, manteniendo el botón de ataque pulsado unos segundos realizaremos un movimiento especial y con + cambiaremos de personaje.

The Game

El juego consiste en una sucesión de zonas limitadas por barreras que abriremos recolectando objetos en las que destruiremos cofres, nos enfrentaremos con enemigos, y superaremos pequeños puzzles. Las plataformas también están presentes, pero en menor medida, y por lo general no suelen ser un gran problema, ya que uno de los cuatro personajes tiene la habilidad de dar grandes saltos. En todo momento podemos cambiar de personaje, para aprovechar las características personales de cada uno. Igor repara engranajes, lo cual nos permitirá activar artefactos para seguir avanzando. Además, es un personaje equilibrado en cuanto a golpes y salto. La primera creación del protagonista, Scamper, salta como ninguno y puede atacar con electricidad. Por si esto fuera poco, tiene la habilidad de encender turbinas y recupera su vida rápidamente (es inmortal). Brain es muy pequeñito y salta muy poco, pero lanza cohetes y su arma es la única capaz de activar algunos interruptores. En último lugar, Eva es la más fuerte de todos, tiene gran resistencia, y puede destruir zonas del escenario con su ataque en carrera. A lo largo del juego la computadora nos enseñará a aprovechar las distintas cualidades de cada héroe, por lo que no será raro que cambiemos entre ellos habitualmente. A los personajes que no estemos manejando nosotros los controlará la computadora, y lo cierto es que su IA es superior de lo que imaginábamos. Por otro lado, si tenemos tres amigos, cada uno podrá ponerse al mando de un héroe para compartir la aventura en modo cooperativo (lo mejor del título, sin duda alguna).

Su duración no es demasiado elevada y el sistema de juego termina siendo repetitivo, pero hay que reconocer que, gracias a su sencillez y estilo retro, Igor: The Game engancha. La posibilidad de cambiar entre cuatro personajes tan distintos de manera inmediata y que el juego sea tan intuitivo ayuda a que gane puntos en su nota final. No obstante, se podría haber incluido el modo de fabricar nuestro propio monstruo presente en la versión de Nintendo DS.

The Game

GRÁFICOS

No podemos compararlo con títulos de consolas como PS3 y Xbox 360 de estilo similar, entre ellos el popular Monster Madness, pero el apartado visual de Igor: The Game no es para tirar cohetes, ni siquiera en Wii. La estética se mantiene respecto a la de la película, imitando en cierta medida un estilo de monstruos oscuros y deformes que parece intentar recrear la magia de clásicas producciones como Pesadilla antes de Navidad. Los escenarios también hacen gala de una estética similar, pero les falta chispa y una dosis de variedad que ayude a que la consecución de niveles de idéntica jugabilidad resulte más amena. Afortunadamente, los cuatro personajes principales están dotados de animaciones propias, movimientos característicos y, en base, de gran personalidad.

MÚSICA & SONIDO

La versión original del juego no contó con las voces de la película (como suele ocurrir muchas veces), pero la edición española al menos podría contar con sus dobladores. En lugar de esto el producto se presenta con uno de los peores doblajes que hemos oído en mucho tiempo. Ni la voz del protagonista consigue darle al trabajo la consistencia suficiente, siendo en realidad una de las peores. No parece haberse realizado en nuestras fronteras, por lo que quizá ha venido impuesto desde Deep Silver en el extranjero. Es una pena, puesto que las voces afectan muchísimo a la imagen que pueden hacerse del juego los usuarios al primer vistazo. Por su parte, a la banda sonora le ocurre tres cuartos de lo mismo. En algunos momentos no se oye ninguna canción, y en otras ocasiones suenan temas vocales con vocecillas insoportables entonando un continuado “lalala” que termina sacando de quicio. Por lo demás, nada remarcable, los efectos de sonido son los suficientes y necesarios para un título de éstas características.

The Game

CONCLUSIÓN

Si dejamos de lado su apartado sonoro y que los gráficos no aprovechan el potencial de Wii, Igor: The Game es un juego divertido. Sobre todo si podemos compartir su aventura con tres amigos, y es que en cooperativo, la diversión suele aumentar de manera indudable. El sistema de juego no es muy profundo, pero si buscamos algo clásico, donde sólo tengamos que eliminar enemigos, recoger objetos y avanzar nivel tras nivel, nos satisfará.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...