Análisis de Mirror’s Edge. PlayStation 3

Mirror's Edge PAL cover PS3

Título: Mirror’s Edge
Género: Acción, Plataformas
Plataforma: PS3 (analizado), Xbox 360 y PC
Desarrollador: DICE
Editor / Distribuidor: Electronic Arts
Precio: 29,95 euros // 19,95 libras
Clasificación: Mayores de 16 años (PEGI 16+)

El año pasado hablamos largo y tendido sobre Mirror’s Edge un título rompedor desarrollado por los locos suecos de DICE y que sorpresivamente EA estaba detrás de su publicación, en una de sus apuestas para nuevas IPs que finalmente no resultaron ser tan lucrativas, aunque quien sabe con los descuentos actuales…

Lo primero, nada mas iniciar el juego nos damos cuenta de que estamos ante algo familiar, ya que tras las largas promociones y vídeos destriparon gran parte las sorpresas del principio lo cual nos lleva a la conclusión de la desesperación interna de la compañía norteamericana por acercar su arriesgada apuesta al mayor número de jugadores.

photo_1_a54eca72062aff593b3a219ae0c2b879-1

Historia

En cuanto, al argumento es bastante simplón pero efectivo, en un mundo como el actual (sobre el año 2012 se supone) las cosas se torcieron hacia una tecno-dictadura de calles ultra limpias, alienantes ciudades y ciudadanos lobomotizados por la propaganda de los medios y compañías, mientras los pocos disidentes que quedan se comunican de forma clandestina gracias a los free runners, que se juegan el pellejo salvado todo tipo de obstáculos, físicos y humanos.

En lo relación con esta idea, pese a sus muchos disparos y soldados-policías que nos encontramos en cada tejazo, azotea o canal, estamos ante un plataformas mas que ante un juego de acción.

Las animaciones que desarrollan el argumento resultan llamativas al principio, ya que no se pueden encuadrar dentro de un estilo determinado, incluso, al menos en mi opinión, recuerdan ligeramente a Fear Effect.

mirrors-edge

Jugabilidad

El manejo de Faith se puede decir que es bastante intuitivo y demuestra que la elección de la perspectiva en primera persona fue todo un acierto, más allá del impacto estético que tuvo en su momento. De hecho pese a su dificultad casi inexistente, si habrá momentos en los que el jugador es retado con saltos imposibles, sacados practicamente de Matrix o alguna película de John Woo, lo que supone utilizar combinaciones de botones que no siempre salen a la primera. Aun así, resulta un tanto ridículo no poder empezar el modo historia en «difícil», ya que para disputarlo en el mismo hay que acabar primero el juego.

En lo relativo, al manejo de las escasas armas que podremos utilizar, destacan por sensación de irrealidad, ya que se exageran los retrocesos, al menos en la escopeta, y el modo de apuntar a los objetivos es bastante ortopédico.

Apartado sonoro

La banda sonora sin ser excesivamente llamativa aporta ese aire de ciudad falsamente perfecta, en cuanto a la ambientación de los escenarios se refiere. Igualmente, correctas son las frenéticas melodías que nos acompañan en nuestras muchas rutas de escape.

photo_1_a54eca72062aff593b3a219ae0c2b879

Conclusión

Mirror’s Edge fue y sigue siendo una declaración de intenciones de cómo innovar y arriesgar con nuevas propuestas donde brillen el realismo y originalidad. Sin embargo, resulta decepcionante las escasas horas de juego, debido a las limitadas opciones, en cuanto a modos de juego que impiden su rejugabilidad, mas allá de conseguir los trofeos y encontrar los paquetes ocultos.

Si se quiere ampliar las horas de juego se puede optar por descargar el DLC, que luce unos escenarios romcabolescos y visualmente atractivos, pero no deja de ser un «parche» del modo contrarreloj.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...