Análisis: Crusaders Thy Kingdom Come

Crusaders Thy

Nombre: Crusaders: Thy Kingdom Come
Género: Estrategia
Plataforma: PC
Desarrollador: Neocore
Distribuidor: Virgin Play
Idioma: Castellano
Multijugador: Sí
Precio: 49,95 Euros
Recomendación: Mayores de 12 años
Fecha de lanzamiento en España:27/03/08
Web Oficial: http://www.crusadersthegame.com
Valoración: 6/10

Crusaders: Thy Kingdom Come es un juego desarrollado por  Neocore y ambientado en la primera Cruzada. El juego se enmarca dentro de la estrategia militar, al puro estilo Medieval: Total War. O lo que es igual a muchas batallas masivas, y mucho espacio a la táctica en tiempo real.

De entrada Crusaders parte con una fidelidad histórica fuera de discusión. La primera cruzada dio inicio cuando el Papa de turno proclamó a los cuatros vientos que todos los fieles fueran a recuperar Jerusalén de manos musulmanas. De esa llamada surgieron varios guerreros y nobles cristianos dispuestos a aventurarse en la causa. Ya fuera por fe, ambición, poder o riquezas, gente de todo Occidente se apuntó a las Cruzadas para recuperar la Tierra Santa. Es ahí mismo dónde empieza la propia historia de Crusaders. El juego te deja escoger entre 5 señores feudales de distintos lugares de Europa para iniciar el modo historia. A partir de ahí el juego se construye, en su modo campaña, en un avance hacia Jerusalén a partir de los objetivos marcados en cada fase (y algunos de secundarios que dan un poco más de vida al juego). En general la sensación que deja el juego tras jugarlo es que se sigue un esquema muy lineal en el desarrollo de fases y misiones. Pero también se aprecia un especial esmero en el rigor histórico. En ese sentido Neocore ha querido ser fiel a los acontecimientos, y todo es retratado con exactitud, prueba de ello, es que el título viene recomendado por el Canal Historia.

Gráficos

Uno de los puntos más apreciables del título distribuido por Virgin Play son los gráficos y el aspecto técnico. Sin llegar a establecer cotas muy altas dentro del género, sí que mantiene un envidiable aspecto gráfico, con escenarios bien representados, texturas medianamente resueltas,  con unidades diseñadas de forma realista, y con animaciones decentes. Sin embargo se echa en falta mayor variedad de movimientos de las propias unidades (todas realizan los mismos movimientos de ataque), así como la recreación de diferentes unidades. Por ejemplo, observamos que todos los arqueros se han diseñado bajo un mismo patrón, y no hay diferencia entre ellos. Lo mismo ocurre con todas las unidades. Sin embargo el resultado global a nivel técnico es bastante resultón, observar el fragor de la batalla en una perspectiva cercana tiene su encanto.

Crusaders thy kingdom come

Sonido

Otro aspecto bastante cuidado es el sonido y la banda sonora. La banda sonora tiene un marcado carácter épico que le va perfecto al tipo de batallas masivas con las que tendremos que lidiar a lo largo del juego. En ese sentido se ha respetado el rigor histórico con una BSO basada en instrumentos de orquesta, pero que tiene sus altibajos, y que a veces resulta repetitiva. Otro aspecto logrado ha sido la inclusión de sonidos y efectos de sonido que dotan de mayor realismo a las batallas del juego.

Jugabilidad

¿Y entonces que es lo que falla?. Pues, principalmente falla la parte más importante, su jugabilidad. El juego carece de opciones tanto a nivel global como dentro de las propias batallas. No se nos permite personalizar en detalle a nuestro ejercito. Éste vendrá bastante marcado por el tipo de unidades. Entre fase y fase tenemos la oportunidad de comprar nuevas unidades, pero el dinero para ello será limitado. La IA de los enemigos no ayuda a dotar de más profundidad las batallas. La táctica militar es el punto clave del juego, y en ese sentido, dudo que deje insatisfechos a los fans del juego. El jugador puede articular su táctica con las unidades que crea conveniente, disponerlas en la formación que quiera, y aprovechar el escenario a su medida. Ese es uno de los puntos más trabajados en Crusaders, no sólo porque permite hacer emboscadas en bosques, sino porque habrá que tener muy en cuenta la topografía a la hora de llevar a cabo nuestras estrategias de combate. Hay otros elementos que influyen a la hora de decantar la batalla a favor de unos o de otros, como por ejemplo el cansancio y la moral de nuestras tropas. Entre fase y fase se podrán adquirir mejoras para nuestras unidades, o añadirles un capitán para que aumente su fuerza y moral. También hay que tener en cuenta que las flechas de nuestros arqueros se pueden convertir en fuego amigo. Estos pequeños detalles están enfocados a aumentar el realismo, y con eso la sensación que se lleva el jugador es más satisfactoria. Sin embargo, la plasmación de estas opciones  en las batallas queda algo desdibujado, con lo cuál, la sensación es algo agridulce. Un aspecto que no juega demasiado a favor de su jugabilidad en su sistema de control. El movimiento de unidades y acciones de ataque es sencillo, pero el control de las cámaras jugará bastantes malas pasadas a los jugadores más inexpertos. En ocasiones es lioso, y acabas perdiendo la orientación y la posición de tus tropas. La diplomacia es otro elemento que se ha dejado en banda. Tan sólo dan una pequeña muestra en las misiones secundarias del juego, que servirán para afianzar o enfriar las relaciones con otros cruzados que se dirigen a Tierra Santa.

Crusaders kingdom come

Fuera del modo campaña, el juego incide en su limitación de opciones. Con un modo multijugador que sólo permite partidas de uno contra uno a través de Internet o por LAN. Y unos cuantos escenarios en dónde poder controlar a cristianos o musulmanes. Y en esto, se reduce la oferta del juego. Pese a eso, sus cuatro niveles de dificultad y su modo campaña aseguran horas de juego.

Valoración

La sensación que deja Crusaders es de insatisfacción, ya que el juego apunta buenas maneras y no consigue llegar a un resultado óptimo. Presenta una buena carcasa, pero la concepción y la profundidad de la propuesta salen desviadas. La gente de Neocore tenían un referente muy claro (Medieval), y se han quedado a medio camino, con lo cuál, es posible que sólo deje algo satisfechos a los muy fans del género y de la historia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...