Análisis: Adventure Island: The Beginning

Adventure Island

Título: Adventure Island: The Beginning
Género: Plataformas
Plataforma: Wii
Desarrollador: Hudson Soft
Editor / Distribuidor: Hudson Soft / WiiWare
Idioma: Castellano
Precio: 1000 Puntos Wii (10 euros)
Fecha de lanzamiento: 24 Abril 2009
Clasificación: Mayores de 7 años

Exactamente no sabemos muy bien qué dirección están tomando los juegos originales del servicio WiiWare. En muchos de los casos se nos están ofreciendo versiones actualizadas de clásicos que, por una u otra razón, no alcanzan la calidad de los remakes vistos en otros sistemas de descargas. Y es una pena, porque están volviendo títulos de lo más conocidos. Uno de los últimos en volver al mercado mediante WiiWare ha sido Adventure Island, el clásico plataformas de Hudson Soft que en sus orígenes se presentó como una versión modificada del mítico Wonder Boy. Si echamos cuentas, la saga no había tenido ningún juego, al margen de un remake para GameCube, desde hace 15 años. Cifra suficiente como para que recibamos éste Adventure Island: The Beginning con los brazos abiertos. Por desgracia, nos hemos quedado ligeramente decepcionados.

Adventure Island

JUGABILIDAD

La historia es la de siempre, secuestran a nuestra novia y tenemos que ir en su búsqueda. Hasta ahí nada nuevo. La base jugable del mismo tampoco incorpora novedades radicales: continúa siendo un adictivo juego de plataformas 2D donde avanzamos horizontalmente saltando y eliminando enemigos. Hay jefes de nivel, objetos ocultos y enemigos muy variados intentando derrotarnos para que nuestra novia se quede en manos de los villanos.

El juego está formado por 4 mundos, teniendo cada mundo cuatro niveles. Al final de cada mundo nos espera un jefe, al cual derrotaremos buscando un clarísimo punto débil que deberemos explotar. La dificultad no sólo se ha reducido a la hora de luchar contra los jefes, sino también en el desarrollo de los niveles. Por ejemplo, ahora si nos toca un enemigo no perdemos la vida, en lugar de ello se reduce la energía y, salvo que comamos fruta, estaremos cerca de la muerte. Sólo el fuego (y caernos al vacío) acabarán directamente con nuestra vida. Aunque si esto ocurre, tampoco hay que lamentarse, ya que contamos con tres vidas y continúes infinitos. Eso sí, si se nos acaban las vidas y continuamos, deberemos comenzar el nivel en el que estuviéramos desde el principio. Si perdimos en un jefe de nivel, nos tocará recorrer esa pantalla de nuevo desde el principio.

Aunque comenzamos corriendo y saltando, a medida que encontremos huevos obtendremos items. El primero será el arma, normalmente el hacha. Más adelante conseguiremos una lanza y un poderoso bumerang capaz de romper hasta las piedras del camino (y las fogatas). Cada vez que perdamos una vida comenzaremos sin arma, así que conviene no dejar pasar los huevos que encontremos. Eso sí, algunos tienen escondidas brujas malvadas que nos molestarán durante unos minutos. Otros, sin embargo, contendrán brujas buenas que nos darán inmunidad. Además de leche y otros alimentos que iremos recolectando, los huevos también esconderán el mítico monopatín. Con él avanzaremos con mayor velocidad y nos moveremos de manera automática, teniendo que ocuparnos sólo de saltar y de frenar cuando sea necesario.

Adenture Island

Otro elemento vital del juego es la búsqueda de melones dorados. En total hay 100 y aunque pueda parecer que sólo sirven para acumular puntos, en realidad son la moneda de cambio para adquirir nuevos objetos en la tienda. Desde mejoras para el arma, hasta mayor capacidad de energía, o movimientos adicionales que nos permitirán rejugar niveles con el objetivo de obtener más melones (a la hora de jugar no tienen mayor función).

Junto al modo principal se encuentra bloqueada una opción para dos jugadores en la que disfrutaremos del título por turnos, a la vieja usanza. Al margen de esto ni versión clásica ni extras importantes, nada. Pero lo que más molesta del producto es que no permita usar el mando clásico de Wii, obligándonos a jugar con el wiimote en posición horizontal. Esto resulta muy incómodo, sobre todo si somos de los que van con el botón de correr siempre pulsado para dar mayores saltos. Teniendo opción de hacerlo compatible con el mando clásico no entendemos qué le ha ocurrido a Hudson.

GRÁFICOS

Lo decimos rápidamente para que duela menos: no tiene visualización en widescreen. ¿Qué quiere decir?, que si tenemos una buena televisión, o al menos una con pantalla widescreen, nos vamos a encontrar franjas negras a los dos lados de la imagen. Y lo cierto es que resulta bastante molesto. En términos generales, los gráficos son normales, con buenos escenarios y jefes de nivel, pero animaciones ligeramente torpes para el protagonista. Además, le falta personalidad y encanto, el sprite del juego original era mucho más simpaticón.

Adventure Island

MÚSICA & SONIDO

Efectos de sonido retro que aunque se repiten no molestan, y una banda sonora que repite constantemente no más de tres temas una y otra vez. Un apartado que podría haber sido más cuidado, pero que tampoco resta puntos a la nota final del producto.

CONCLUSIÓN

Nos esperábamos más de éste remake, o al menos de su presentación. Después de hacernos pagar 1000 puntos Wii lo menos que podría hacer Hudson era darnos el remake y la versión original del juego. O al menos compatibilidad con el mando clásico de Wii, una mayor cantidad de extras, y algo que justificara su adquisición entre usuarios que no sienten cariño especial por el protagonista del juego.

Adventure Island

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...